The Fireman (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
The Fireman
The Fireman (poster).jpg
Cartel de la película.
Título Charlot, bombero
Carlitos bombero
Ficha técnica
Dirección
Producción Henry P. Caulfield
Guion Charles Chaplin
Vincent Bryan
Maverick Terrell
Fotografía William C. Foster y Roland Totheroh
Montaje William C. Foster
Roland H. Totheroh
Protagonistas Charles Chaplin
Edna Purviance
Lloyd Bacon
Eric Campbell
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 1916
Género Comedia
Mediometraje
Duración 32 minutos
Compañías
Productora Mutual Film Corporation
Ficha en IMDb

The Fireman (Charlot, bombero o Carlitos bombero) es un mediometraje estadounidense con dirección de Charles Chaplin y Edward Brewer (dirección técnica) y actuación del mismo Chaplin, Edna Purviance, Lloyd Bacon y Eric Campbell. Fue estrenado el 12 de junio de 1916.

Charlie Chaplin actúa como bombero, y Edna Purviance como la hija de un hombre, interpretado por Lloyd Bacon, que intenta que se queme su casa para cobrar el seguro. La película muestra algunas escenas en las calles de los alrededores de Los Ángeles.

Sinopsis[editar]

Charlie es la oveja negra de la brigada de incendios a la que llegan Edna y su padre; este último viene a pedirle al jefe de la brigada que deje que su casa se queme para poder cobrar así el seguro a cambio de concederle la mano de Edna. Poco después se desata un incendio pero al advertir el padre que Edna se había quedado dormida en su cuarto corre a pedir ayuda. Charlie conduce la autobomba a toda velocidad y afrontando el peligro sube los dos pisos para salvar a Edna, de la que había quedado prendado, llegándose así a un final abierto a todas las esperanzas.

Reparto[editar]

Anuncio de la película en The Moving Picture World.
Anuncio de la película en
The Moving Picture World.
Purviance y Chaplin.
Purviance y Chaplin.

Crítica[editar]

Esta película se cuenta entre las escritas por Chaplin rápidamente, pero ya hay un esbozo de los personajes que estarán dentro del elenco permanente de trabajos posteriores. Chaplin busca el gag original: saluda militarmente a cada puntapié que le envía su jefe, pero reacciona con vigor cuando su subalterno lo trata de la misma manera. Se queda en el molde cuando es sorprendido en falta, se engrasa el cuello con la aceitadora, abraza una planta mientras su jefe hace lo mismo con Edna, etc. Por otra parte se dibujan dos vertientes: una, la sentimental (escena del cortejo a Edna y del beso a escondidas); y la otra, hacia el drama (la víctima del incendio llorando sobre su hombro, los simulacros de desmayos en el curso de un alboroto con Campbell y después del rescate de Edna). La expresión de la cara cobra importancia, y con ella el actor representa y muestra el encanto, la malicia, el sufrimiento. El monigote se humaniza, el vagabundo se anuncia.

Se encuentra lo que aparecerá en todas las películas de la serie: las intrigas que se intercambian en el dúo de Chaplin y Campbell, en las que los personajes bajo sus distintos aspectos cobran un valor simbólico: el de la fuerza bruta es el poder con el que se daña al débil, pero éste se salva porque lucha de igual a igual con sus habilidades, sus trucos, su inteligencia.

Referencias[editar]

  • Leprohon, Pierre (1957). Charles Chaplin. París: Nouvelles Éditions Debresse. 
  • G. Pérez Sevilla (director general) (1994). Historia del Cine. Euroliber S.A..  ISBN (Tomo 5) 84-7905-261-9 ISBN (Obra completa) 84-7905-262-7
  • Historia Universal del Cine. Madrid: F. Planeta S.A.. 1982.  ISBN (Tomo 5) 84-7551-095-7 ISBN (Obra completa) 84-85753-82-8

Enlaces externos[editar]