The Descent

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
No se confunda esta película con otra de título parecido: Descent.
The Descent
Título The Descent
El descenso
Ficha técnica
Dirección
Ayudante de dirección Jack Ravenscroft
Joanna Crow
Dan Winch
Dirección artística Jason Knox-Johnston
Producción Christian Colson
Diseño de producción Simon Bowles
Guion Neil Marshall
Música David Julyan
Sonido Nick Thermes
Danny Sheehan
Maquillaje Tanya Lodge
Fotografía Sam McCurdy
Montaje Jon Harris
Vestuario Nancy Thompson
Efectos especiales Nick Smith
Mark Vanstone
Protagonistas Alex Reid
Shauna MacDonald
Natalie Mendoza
Saskia Mulder
Craig Conway
MyAnna Buring
Nora-Jane Noone
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Reino Unido
Año 2005
Género Terror
Suspenso
Drama
Duración 100 min.
Compañías
Productora Celador Films
Northmen Productions
Pathé
Distribución Lions Gate Films
Presupuesto £3.500.000 (estimado)
Recaudación $57.051.053[1]
Sucesión de películas
The Descent The Descent Part 2
Ficha en IMDb

The Descent (El descenso en Hispanoamérica), es una película británica de terror de 2005 escrita y dirigida por Neil Marshall y protagonizada por Shauna MacDonald, Alex Reid, Natalie Mendoza, Nora-Jane Noone, Saskia Mulder, Craig Conway y MyAnna Buring en su film debut. El film es actualmente considerado de culto.[2]

Argumento[editar]

Juno (Natalie Mendoza), Sarah (Shauna Macdonald) y Beth (Alex Reid) están navegando en un río de aguas rápidas en Escocia. El esposo de Sarah, Paul (Oliver Milburn), y su hija, Jessica (Molly Kay), las animan desde la orilla. Conduciendo de vuelta al hotel, Paul se distrae, causando un fortísimo choque. Paul y Jessica mueren al instante, pero Sarah sobrevive.

Un año después, Juno, Sarah, Beth, Sam (MyAnna Buring) y Rebecca (Saskia Mulder) se reúnen en una rústica cabaña en un lugaar remoto de los Montes Apalaches en Carolina del Norte (Estados Unidos). Holly (Nora-Jane Noone), la nueva amiga de Juno, se presenta. A medida que se recuerdan a través de una vieja foto, Juno, Sarah, y Beth, Sarah dice: “Ama cada día”, explicando que era una frase de su difunto esposo.

A la mañana siguiente el grupo se viaja a una zona montañosa a explorar unas cuevas. Cuando el grupo se detiene en una gran cueva para almorzar, Juno, con lágrimas en los ojos, se disculpa con Sarah por no haber estado con ella después del accidente, pero Sarah se muestra indiferente. Mientras el grupo sigue avanzando a través de un nuevo pasaje, este colapsa detrás de ellas, Sarah apenas logra pasar. Después de una acalorada discusión, Juno admite que las ha llevado a través de un sistema de cuevas desconocido, en lugar de las que había planeado originalmente. El problema se agrava cuando se descubre que las únicas personas que sabían de la expedición creen que ellas están en el otro sistema de cuevas, esto hace que esperar a que alguien las localice para rescatarlas sea absurdo. En privado, Juno le confiesa a Sarah que intencionalmente las llevó a esas cuevas para intentar restablecer su relación, pero Sarah la rechaza.

Definitivamente están atrapadas y aparentemente sin salida. Más adelante, el grupo descubre una pintura rupestre así como un equipo de rapel de un visitante anterior, lo que sugiere una segunda salida y permite al grupo seguir siendo optimista.

Más adelante Holly cae dentro de un hoyo y se fractura la pierna. Sam le pone un cabestrillo a la pierna de Holly y las demás la ayudan a cargarla. Mientras las otras chicas ayudan a Holly, Sarah se aleja un poco, y observa a una criatura pálida humanoide bebiendo agua de un charco. Esta se interna en la oscuridad cuando Sarah grita. Cuando Sarah le cuenta al grupo lo que pasó, ellas piensan que Sarah imaginó todo, pero Sarah insiste en que ella vio algo. Más tarde, son atacadas por una de estas criaturas, a las que empiezan a llamarles “los rastreadores”.

En medio del caos el grupo se dispersa, mientras el rastreador rasga la garganta de Holly. Sarah tropieza, cae y se desmaya. Viendo que Holly sigue con vida, Juno intenta salvarla de los rastreadores, pero en la confusión, ella se gira con su pico en la mano y hiere gravemente a Beth en el cuello. Beth se agarra al colgante de Juno mientras se desploma en el suelo, pero Juno se encuentra en estado de shock al ver lo que le ha hecho a Beth y decide dejarla atrás.

Juno finalmente encuentra a Sam y Rebecca y las rescata de un rastreador, sin embargo Sarah permanece desaparecida. Juno les dice que puede encontrar una salida, pero que no dejará a Sarah. Las chicas acceden a regañadientes para ayudar en la búsqueda. Mientras tanto, Sarah despierta y encuentra a Beth a su lado gravemente herida y le dice a Sarah que Juno la hirió y la abandonó allí. Sarah no le cree hasta que Beth le da colgante de Juno con la inscripción “Ama cada día”. Beth le confiesa a Sarah que su esposo tenía una aventura con Juno a sus espaldas. Beth, agonizante, le pide a Sarah que termine con su dolor, a lo cual Sarah accede.

Sarah de pronto se encuentra con tres rastreadores: un joven, una hembra y un macho, a los cuales mata. En otra parte, Juno, Sam y Rebecca son perseguidas por un gran grupo de rastreadores. Los rastreadores matan a Sam y Rebecca, y Juno salta al abismo para escapar. Juno sale del abismo, y Sarah la ayuda y le pregunta que si vio morir a Beth. Juno asiente con la cabeza.

Entonces las dos continúan explorando la cueva con cautela hasta que se encuentran con un grupo de rastreadores y los matan. Entonces Sarah se enfrenta a Juno, y le muestra su colgante, revelando que sabe que ella hirió a Beth. Sarah entonces ataca y hiere a Juno al clavarle un pico en la pierna. Juno retira el pico de su pierna y entonces se gira para ver como un gran grupo de rastreadores van hacia ella, mientras Sarah se aleja hacia abandonándola a su suerte. Finalmente Sarah escucha los gritos de Juno, que cesan de repente.

En ese momento Sarah cae en un agujero y queda inconsciente. Despierta y ve una luz sobre una pila de huesos, empieza a trepar hasta que alcanza dicha luz, entonces se desliza a través de una pequeña abertura hasta la superficie, corre hasta su vehículo y se detiene. Sarah empieza a vomitar conmocionada por la emoción, pero al levantar la cabeza ve a Juno sentada a su lado con la cara manchada de sangre. En ese instante Sarah grita y despierta para descubrir que todo fue una alucinación y que en realidad todavía está dentro de la caverna. Entonces Sarah “ve” a su hija cara a cara muy de cerca junto a un pastel de cumpleaños con una vela encendida. Mientras eso ocurre, el campo de visión se amplía para revelar al espectador que Sarah está de nuevo sufriendo alucinaciones y que realmente lo que está viendo es una antorcha frente a ella. A medida que la cámara se aleja, se hace evidente que Sarah está muy lejos de la superficie y que le será casi imposible escapar. Mientras, los gruñidos de los rastreadores se hacen cada vez más fuertes dando a entender que se aproximan, sin embargo Sarah permanece inmersa en su alucinación sin ser consciente de ello.

Reparto[editar]

Las criaturas[editar]

  • Craig Conway
  • Leslie Simpson
  • Mark Cromfield
  • Steve Lamb
  • Catherine Dyson
  • Julie Ellis
  • Sophie Trott
  • Trista Matthiae
  • Stuart Luis
  • Justin Hackney

Recepción[editar]

Neil Marshall afirmó que las comparaciones de The Descent con su película previa, Dog Soldiers (2002), son inevitables, pues al igual que en aquella, la trama gira alrededor de seis personas atrapadas que deben enfrentarse a un enemigo común.

Secuela[editar]

Una secuela de The Descent fue filmada en Ealing Studios en Londres en 2008 y estrenada el 2 de diciembre de 2009 en el Reino Unido. La misma fue menos exitosa en términos de taquilla y crítica.

Aclaración[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]