The Cartridge Family

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
The Cartridge Family
Episodio de Los Simpson
Episodio n.º Temporada 9
Episodio 183
Código de producción 5F01
Guionista(s) John Swartzwelder
Director Pete Michels
Estrellas invitadas Ninguna
Fecha de emisión 2 de noviembre de 1997 en EE. UU.
Gag de la pizarra "Todos están cansados de esa historia de Richard Gere"[1]
Gag del sofá Todos tienen fuego en su parte trasera, y el sofá está cubierto de agua, la cual apaga el fuego.[2]

The Cartridge Family, llamado La familia Cartridge en España y Una familia peligrosa en Hispanoamérica, es el quinto episodio de la novena temporada de la serie animada Los Simpson. Se estrenó originalmente el 2 de noviembre de 1997. Fue escrito por John Swartzwelder y dirigido por Pete Michels.[1] En este episodio, Homer compra una pistola para proteger a la familia, lo cual Marge desaprueba. El episodio pretendía mostrar a las armas en una forma normal, pero tuvo que enfrentar problemas con los censores por su temática. La reacción de los críticos fue desigual.

Sinopsis[editar]

Todo comienza con un partido de fútbol entre México y Portugal. Todos los habitantes de Springfield asisten al partido, pero éste resulta ser muy aburrido. Entonces, los espectadores empiezan a ponerse violentos y a destruir todo. Después del partido, en toda la ciudad se respira un aire de inseguridad, y como la policía no hace nada al respecto, cada familia debe cuidar de sí misma.

Homer, tratando de proteger a su familia, se compra una pistola. Marge está claramente en contra de que Homer la tenga, así que lo presiona para que se deshaga de ella. Homer simula hacerlo, pero en realidad la esconde en el cajón de las verduras, creyendo que nadie se daría cuenta. Pero un día, estando Bart y Milhouse jugando, encuentran el arma. Marge se enoja muchísimo con Homer por haberle mentido y abandona la casa junto con los niños. Se van a un motel barato llamado "Sleeping-Eazy".

A Homer al principio no le importa demasiado la partida de su familia, por lo que organiza una reunión de la Asociación de Armas. Cuando los demás miembros ven que Homer usa su arma para todo (desde para abrir una lata de cerveza hasta para cambiar la televisión), lo expulsan de la Asociación. Homer, desesperado porque ya no tenía nada debido a la pistola, va al hotel en donde estaban Marge y los niños, y trata de convencerla para que vuelva al hogar. Marge le pide que tire el arma, y Homer le dice que ya lo ha hecho. Sin embargo, cuando están en la administración del hotel para pagar la cuenta, repentinamente entra Snake a la habitación apuntándoles con un cuchillo, con el objetivo de asaltar el hotel. Homer, al verse en peligro, saca el arma y le apunta a Snake con ella. Marge se da cuenta de que Homer había vuelto a mentir y se enoja con él, lo que lo hace distraerse. Snake le arrebata el arma y les apunta a todos, pero en ese momento llegan los miembros de la Asociación de Armas apuntándole a Snake, quien escapa con el dinero.

Finalmente, Homer le da el arma a Marge, diciendo que no iba a ser capaz de tirarla ya que cada vez que la tiene en sus manos siente un gran poder. Ella lo comprende muy bien, pero cuando Homer y los niños salen hacia el auto, cuando va a echarla a la basura, cambia de opinión, al verse poderosa con la pistola en su poder, y en secreto decide guardarla en su cartera.[1]

Producción[editar]

Este fue el primer episodio en el cual Mike Scully fue el productor ejecutivo.[3] Sam Simon planeó un episodio para una de las primeras temporadas, en el cual Homer tuviera una pistola contra la voluntad de su familia. El episodio, según esta idea, finalizaba cuando Homer evitaba un asalto, y dejaba como moraleja que, a pesar de que las armas traen destrucción, a veces sirven para evitar problemas.[4] Sin embargo, Scully decidió que el episodio sea emitido en la séptima u octava temporada, aunque terminó siendo emitida en la novena.[3] Simon tuvo la idea inicial, y John Swartzwelder escribió el guion.[3] Muchas partes de este episodio muestran a las armas como un instrumento útil, ya que los creadores opinaron que no podían hacer un episodio en el cual sólo se demostrase lo malas que pueden ser las armas.[3] Muchas personas que se encargan de llevar a cabo la serie son "pro armas" mientras otros, como Matt Groening, son más pacifistas y están completamente en contra de las mismas.[5] Esto deja en claro por qué en algunas partes del episodio se da una buena vista de las armas y, en otras partes, se las muestra como destructoras de hogares.[6] Scully notó que si hay un mensaje en el episodio es que un hombre como Homer jamás debería poseer un arma.[3] Los censores no vieron con buenos ojos algunas partes del episodio, como cuando Homer apunta a Marge en la cara, o Bart a Milhouse, pero finalmente permitieron que permanezcan en el capítulo.[3]

La primera parte del episodio, en donde se muestra que el fútbol es el deporte más aburrido que puede haber, trataba de demostrar en realidad que este deporte es más aburrido cuando se lo ve en televisión que cuando se lo ve en vivo, pero es importante aclarar que tanto Scully como Groening disfrutan del fútbol.[3] [5] El árbitro del partido es una caricatura del conserje de Film Roman, y fue dibujado tras una idea de Pete Michels, quien se encargó de buscar toda la información sobre fútbol que fuera necesaria para crear el episodio.[6] Pelé también aparece en el episodio, a pesar de que su voz la hace Hank Azaria.[3]

El episodio termina con la música de The Avengers. Después de que la música fue grabada, Scully pensó que la letra no representaba al episodio, por lo que era necesario cambiarla. Sin embargo, ya era demasiado tarde para hacer que toda la orquesta cambie la melodía, y las reglas de los programas en Estados Unidos establece que las canciones utilizadas en episodios anteriores no pueden volver a ser usadas.[3]

Referencias culturales[editar]

La tienda de armas está basada en la tienda a la que el Departamento de Policía de Los Ángeles fue durante el asalto al banco de North Hollywood, cuando se quedaron sin municiones.[6] El título del episodio es una parodia al nombre de la serie de televisión de 1970 llamada The Partridge Family.[2] . La música del final del episodio es la música de la serie de los 60's The Avengers.[2] La canción que suena cuando Homer se sienta y mira pasar cosas mientras espera cinco días hasta que le den el arma es The Waiting por Tom Petty. Petty raramente deja que su música sea utilizada en la televisión, pero siendo un fanático de Los Simpson, permitió que se usase.[3] . El vendedor de la tienda de armas se dirige a Homer, a modo de burla, como John Dillinger, famoso asaltante de bancos.

Recepción[editar]

El episodio recibió muchas críticas favorables y fue incluido en la lista de los mejores veinte episodios de Los Simpson según el periódico Herald Sun.[7] También fue nombrado como el quinto mejor episodio de la historia del programa en un artículo del periódico The Florida Times-Union.[8] El Pittsburgh Post-Gazette también halagó el episodio, diciendo que Los Simpson es "la única comedia que puede tratar el tema del control de las armas de manera tan justa".[9]

Por otro lado, el episodio recibió numerosas críticas negativas. Los creadores recibieron muchas quejas de la Asociación Nacional de Armas por la imagen que se le da en el episodio, a pesar del hecho de que le sacan el arma a Homer cuando ven su comportamiento irresponsable.[3] Ian Jones y Steve Williams criticaron al episodio, diciendo que era "desordenado y poco focalizado en su manera de tratar el manejo de las armas".[10] Warren Martyn y Adrian Wood, los autores del libro "I Can't Believe It's a Bigger and Better Updated Unofficial Simpsons Guide" dijeron que el episodio era "uno de los episodios menos ambiguos políticamente de la historia" pero que "le falta contenido y el argumento no está del todo definido".[2]

El episodio fue prohibido en el canal satelital Sky One, del Reino Unido, por las escenas del manejo irresponsable de las armas, a pesar de que en otro canal de la misma región (BBC Two) el episodio sí ha sido emitido.[11] El episodio también fue incluido en el VHS y DVD Too Hot for TV, junto con los episodios "Treehouse of Horror IX", "Natural Born Kissers" y "Grampa vs. Sexual Inadequacy".[12]

Curiosidades[editar]

  • Este episodio tiene una referencia al gag de la pizarra de Secrets of a Successful Marriage, ya que Bart escribe Esperar 5 días por un arma no es mucho tiempo. En este episodio, Homero espera 5 días para conseguir su arma.

Referencias[editar]

  1. a b c Gimple, Scott (1999). ¡Los Simpson por siempre!: La Guía Completa de Nuestra Familia Favorita ...Continúa. Harper Collins Publishers. p. 16. ISBN 0-06-098763-4. 
  2. a b c d Warren Martyn; Adrian Wood (2000). «"The Cartridge Family"». Consultado el 12-06-2007.
  3. a b c d e f g h i j k Scully, Mike (2006). Comentario de DVD de Los Simpson, temporada 9, episodio "The Cartridge Family" (DVD). 20th Century Fox. 
  4. Meyer, George (2006). Comentario de DVD de Los Simpson, temporada 9, episodio "The Cartridge Family" (DVD). 20th Century Fox. 
  5. a b Groening, Matt (2006). Comentario de DVD de Los Simpson, temporada 9, episodio "The Cartridge Family" (DVD). 20th Century Fox. 
  6. a b c Michels, Pete (2006). Comentario de DVD de Los Simpson, temporada 9, episodio "The Cartridge Family" (DVD). 20th Century Fox. 
  7. "The Simpsons Top 20". Herald Sun. 21 de abril de 2007. pg. w09.
  8. Nancy McAlister. "Una celebración 'SIMPSON'; Fox presenta el episodio #300 de la serie esta noche". The Florida Times Union. 16 febrero de 2003. pg. D1.
  9. Jonah Goldberg. "The Simpsons: Bedrock American Values". Pittsburgh Post-Gazette. 14 de mayo de 2000. pg. E1.
  10. Ian Jones, Steve Williams. «"NOW LET US NEVER SPEAK OF IT AGAIN"». Off The Telly. Consultado el 14-08-2007.
  11. Steve Williams, Ian Jones. «"THAT IS SO 1991!"». Consultado el 14-08-2007.
  12. «The Simpsons: Too Hot for TV». Consultado el 25-10-2007.

Enlaces externos[editar]