The Butterfly Effect 3: Revelations

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
The Butterfly Effect 3: Revelations
Ficha técnica
Dirección
Producción A.J. Dix
J.C. Spink
Guion Holly Brix
Música Adam Balazs
Escenografía Dan Stoloff
Protagonistas Chris Carmack
Rachel Miner
Sonya A. Avakian
Melissa Jones
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 2009
Género Ciencia Ficción
Duración 90 min.
Idioma(s) Inglés
Compañías
Distribución Lions Gate
Sucesión de películas
The Butterfly Effect 2 The Butterfly Effect 3: Revelations

The Butterfly Effect 3: Revelations es una película de ciencia ficción estadounidense de 2009. Dirigida por Seth Grossman y es la tercera película de la franquicia The Butterfly Effect.[1]

Argumento[editar]

Sam Reide (Chris Carmack) es testigo del asesinato de una mujer, entonces se despierta en una bañera llena de hielo, donde sus signos vitales están controlados por su hermana Jenna (Rachel Miner). Sam puede viajar de nuevo a cualquier hora y lugar durante su vida (que ocupe el cuerpo de ese momento en su vida), necesitando solamente centrarse en dónde y cuándo quiere llegar. Él ha ayudado a la policía local en la captura de criminales bajo la apariencia de ser un psíquico. Sam paga el alquiler de su hermana y compra sus alimentos, y rara vez deja el apartamento y vive en la miseria.

Esa noche, Elizabeth (Sarah Habel), la hermana de la novia muerta de Sam, Rebecca (Mia Serafino), llega al apartamento de Sam. Ella cree que el hombre que está a punto de ser ejecutado por el asesinato de su hermana, Lonnie Flennonds (Richard Wilkinson), es inocente, y ella se ofrece a pagar a Sam para encontrar al verdadero asesino. Sam la rechaza, pero va a hablar con el hombre que le enseñó sobre viajes en el tiempo, Goldburg (Kevin Yon), quien le recuerda las reglas cardinales: él no puede cambiar su propio pasado personal, ni viajar en el tiempo con su cuerpo sin supervisión. Un incendio que se cobró la vida de los padres de Sam y Jenna en realidad había cobrado la vida de Jenna, pero Sam había alterado el tiempo para que sus padres murieran en su lugar.

Sam cambia de idea y se compromete a ayudar a Elizabeth. Trata de ayudar a Lonnie sin viajer en el tiempo, pero Lonnie le niega la ayuda, creyendo que Sam es el culpable. Frustrado, Sam viaja de nuevo a junio de 1998. Primero se encuentra con una ebria Elizabeth, diciéndole que se quedara en su auto. Él va a la habitación de Rebecca para encontrala ya muerta, mientras que allí, Elizabeth es atacada desde el asiento de atrás. Sam vuelve hasta el presente, donde se entera de que ya no posee un coche, está alquilando su cuarto a un compañero de habitación llamado Paco (Ulises Hernández), y ya no trabaja para la policía, en lugar de ser un sospechoso descartado por el asesinato de Rebecca. En 1998 Lonnie había visto a Rebecca y a Sam hablando, y no se detiene esta vez ya que no estaba en la escena del crimen. Sam visita a Goldburg, quien le sugiere que vuelva a la escena del asesinato y esta vez sólo observe. Sam también visita a Jenna, que está significativamente mejor y vive más limpia. Sin embargo, ella se niega a ayudarlo.

Él regresa al presente para encontrarse en el sofá de Jenna con ella yéndose a trabajar, recordándole que limpie después y que tenga la cena lista para ella. Sam vuelve a la fábrica de automóviles, donde la policía está al acecho para arrestarlo. Sam convence al Detective Glenn de ponerlo en libertad, diciéndole cómo su esposa (Andrea Foster) lo confundió con MC Hammer en su primer encuentro.

Luego, Sam regresa a su casa donde encuentra un racimo de flores con una nota de la cual termina deduciendo que es Goldburg el asesino. Al ver esto, Sam recoge unas bolsas de hielo y las mete en una bañera donde viaja devuelta a la fábrica de automóviles. Allí encuentra a Goldburg masacrado y corre por ayuda, al hacer esto se encuentra con una trampa para osos, y aparece el asesino, Jenna, confesando que ella había matado a todas las mujeres ya que eran mala influencia para Sam. Después de decir esto, Jenna le confiesa su amor a Sam, este lo niega y viaja hacia el incendio de su casa donde impide que Jenna salga de su habitación.

La película se cierra con Sam en su auto, en una nueva línea de tiempo en la que está casado con Elizabeth, con la que tienen una hija llamada Jenna. Ambos van a una fiesta de cumpleaños, donde se encuentran los padres vivos de Nick y un sano Goldburg. Mientras tanto, Jenna, la hija de Sam, coloca su muñeca en la parrilla y sonrie a medida que comienza a derretirse.[2]

Elenco[editar]

Referencias[editar]

  1. imdb. «The Butterfly Effect franquicia» (en inglés). Consultado el 20 de septiembre de 2010.
  2. imdb. «sinopsis» (en inglés). Consultado el 20 de septiembre de 2010.

Enlaces externos[editar]