The Accused (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
The Accused
Cinemaaustralia.jpg
Solicita una imagen para este artículo.
Título Acusados
Ficha técnica
Dirección
Producción Stanley R. Jaffe
Sherry Lansing
Guion Tom Topor
Música Brad Fiedel
Fotografía Ralf D. Bode
Montaje O. Nicholas Brown
Gerard B. Greenberg
Protagonistas Kelly McGillis
Jodie Foster
Datos y cifras
País(es) Canadá
Estados Unidos
Año 1988
Género película dramática
Duración 111 min.
Idioma(s) Inglés
Compañías
Distribución Paramount Pictures
Presupuesto $6 millones
Recaudación $32,078,318 (USA)

The Accused es una película de 1988 protagonizada por Jodie Foster y Kelly McGillis, dirigida por Jonathan Kaplan y escrita por Tom Topor. Foster fue premiada por el Premio de la Academia por Mejor Actriz y un Premio Globo de Oro por su actuación.

Sinopsis[editar]

Trata de una joven y solitaria mujer llamada Sarah Tobias (Jodie Foster, que con la interpretación de este papel ganó el Primer Oscar de su carrera como Mejor Actriz), quien trabaja como camarera en una cafetería típica de los Estados Unidos. Es una mujer que cada vez que fracasa en su intento por estabilizar su vida con un hombre, vuelve a sus cervezas y a su vida vagabunda. Lamentablemente ella vive con un hombre drogadicto que la golpea cuando quiere, ejerce varios tipos de violencia con ella y no la ayuda en los gastos del hogar. En una de esas tantas peleas con su novio, ella se va a olvidar de sus problemas y a beber cervezas donde una amiga que es camarera de un bar para esperarla cuando acabe su turno y puedan conversar. Estando en el bar, y habiendo bebido un par de cervezas empieza a coquetear con unos chicos que están jugando al billar. Otro hombre del lugar la invita a una cerveza y se sienta junto a ella. Siguen bebiendo y luego la amiga continúa trabajando, mientras que Sarah se va a bailar con este hombre al fondo del bar. Estando muy bebida comienza a bailar provocativamente y muchos hombres comienzan a llegar a verla bailar de esa forma. En cosa de minutos, habiendo mucha gente a su alrededor ella decide irse, pero es en ese instante cuando no le permiten escapar, luego la asaltan y la violan repetidamente (tres hombres la violan sobre un juego electrónico a vista y paciencia de todo el mundo, golpeándola y tapándole la boca, impidiéndole escapar y pedir ayuda). Desesperada, ultrajada, acude a pedir justicia, pero nadie cree en su relato, piensan que ha sido ella quien ha provocado la violación, debido a que es una mujer que tiene antecedentes por mala conducta, consumo de drogas y no tiene apoyo por parte de su familia. Tras acreditar la violación en el hospital y de sentirse totalmente vulnerada por la agresión, aparece una abogada (interpretada por Kelly McGillis) que intentará ayudarla y colocar a los agresores tras las rejas. Sarah pasa de ser una víctima que fácilmente es convertida en acusada, en provocadora, en causante directa de la violencia. Una violencia que es sólo el principio de su odisea. Una odisea que la llevará a enfrentarse a todo un sistema judicial con la única ayuda de su abogada para conseguir que la justicia condene a los criminales y a los que permitieron pasivamente que pudiesen cometer su crimen. Posteriormente, luego de protagonizar un incidente con uno de los hombres que incitaron la violación ese día, deciden llevar a juicio a las personas que animaron e incitaron la violación, ya que según las leyes de ese estado cualquier persona que anime, incite o no haga nada para evitar un crimen es tan culpable como los agresores, desarrollándose un juicio polémico para la justicia norteamericana.

Elenco[editar]

Producción[editar]

Originalmente, Sigourney Weaver y Kelly McGillis iban a protagonizar como Sarah y A.D.A. Jonathan Kaplan temió que Jodie Foster no fuera lo suficientemente atractiva y decidió elegir a Kim Basinger para el papel de Sarah, sin embargo, Basinger declinó.

McGillis fue una víctima de violación en la vida real. En 1982, fue asaltada y violada en su hogar por Leroy Johnson después de regresar a casa del trabajo.[1] Esta experiencia animó a la actriz para continuar su papel en esta película. Jonhson fue sentenciado por otros delitos a 50 años en prisión en 2010. El presupuesto de la película fue de $6 millones.[2]

Taquilla[editar]

La película recaudó $32,078,318.[3]

Referencias[editar]