Théroigne de Méricourt

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Miniatura de marfil de Théroigne de Méricourt

Théroigne de Méricourt, nacida Anne Josèphe Terwagne, más tarde adoptaría en nombre de Lambertine. Fue una política y feminista de origen valón que tuvo importante rol en la Revolución francesa.

Biografía[editar]

Théroigne nació en el principado de Lieja el 13 de agosto de 1762 en Marcourt, en las Ardenas, durante la época de la dominación austríaca; abandonó pronto el seno familiar, de agricultores acomodados, debido a una discusión con su madrastra y se decidió a trabajar como sirvienta[cita requerida]. Esbelta y bonita, "casi tan inteligente como un hombre"[cita requerida], se convierte en una cortesana al servicio de otra cortesana de origen inglés[cita requerida]. Adquiere con rapidez conocimientos de música y literatura, trasformándose en una mujer muy ilustrada para su época.

Tras haber vivido en Londres múltiples aventuras, se incorpora a la Revolución francesa en sus primeras etapas y Théroigne adopta el nombre por el cual será conocida. El 14 de julio de 1789 se presenta en la toma de la Bastilla, empuñando una espada, al frente de un grupo de mujeres. Sus actividades son, no obstante, muy criticadas por los revolucionarios más conservadores.

Hábil con la pistola y el sable, Théroigne, más conocida en París como la Belle Liégeois (la "Bella Liejense"), crea un salón, en la calle Boulay, en el que conoce a Camille Desmoulins, Jerôme Pétion de Villaneuve, Jacques Pierre Brissot, Fabre d'Églantine, Charles-Gilbert Romme, entre otros, y su salón se convierte en un "club revolucionario".

Théroigne crea, asimismo, el Club de los amigos de la ley que se fusiona con el célebre club de los Cordeliers. En 1790, endeudada, acusada de haber tomado parte en los acontecimientos del 5 y 6 de octubre cuando las masas de sans culottes irrumpen violentamente en Versalles, vuelve a su país natal y se instala en Lieja donde será arrestada por las autoridades austriacas en la noche del 15 al 16 de octubre de 1790. Internada en Kufstein, en el Tirol, es acusada de participar en un intento de asesinato contra la reina Maria Antonieta (hija del emperador Leopoldo II de Austria) pero tras gestiones dirigidas por ella misma ante el emperador, logra su libertad y consigue volver a París a últimos del año 1791.

El 26 de enero de 1792, Théroigne es recibida con todos los honores por los jacobinos y se pone a las órdenes de Jacques Pierre Brissot declarándose ferviente republicana. Hace entrega de sus joyas al club de los Cordeliers, que pasaba por dificultades económicas, e impulsa a todas las mujeres a apoyar a los ejércitos revolucionarios. Es proclamada La primera amazona de la Libertad, y defiende, ardorosamente, los derechos de las mujeres al igual que otras "feministas" del momento como Olympe de Gouges o Madame Roland, pero a diferencia de ellas Theróigne apoya también la extrema violencia de los jacobinos.

No obstante, a fines de 1792 Théroigne empieza a perder popularidad debido a su creciente rechazo hacia las matanzas alentadas por los jacobinos radicales como Robespierre o Hébert. En mayo de 1793, en el jardín de las Tullerías, Théroigne es acusada de apoyar a Brissot, devenido líder de los girondinos, luego es apaleada y despojada de sus vestiduras por un grupo de airadas mujeres del partido jacobino, que la azotan semidesnuda en las calles durante horas, tal violencia sólo se detuvo tras una orden del líder jacobino Jean Paul Marat.

Este acto humillante y su opinión de una revolución fracasada precipitan a Théroigne paulatinamente hacia la demencia: empieza a rechazar las vestimentas y a recluirse desnuda en su casa, arrojando sobre su cuerpo baldes de agua helada, poco después es internada en un manicomio. Aunque despreciada por los más extremistas, su locura la salva de la guillotina pero la condena al ostracismo y pone abrupto fin a su participación en la vida social y política, al punto que Théroigne ya no es testigo del fin de la Revolución con la Reacción termidoriana y el encumbramiento del Directorio. Su hermano consigue que en noviembre de 1800, a los 38 años, sea recluida en Salpétriére, el hospital para enfermos mentales de París, donde permanecerá los últimos años de su vida.

Su existencia inspiró a Charles Baudelaire quien le dedicó unas líneas en su obra poética Las flores del mal con los versos son los siguientes: “¿Habéis visto a Théroigne, amante de las matanzas, / excitando al asalto a un pueblo sin calzado, / con las mejillas y los ojos de fuego, representando a su personaje, / y subiendo, con el sable en la mano, las escaleras reales?”[1]

Murió el 9 de junio de 1817 en el Hospital de la Salpétriére de París, tras veinticuatro años de ostracismo y sin haber recuperado la razón.

Obra[editar]

  • Discours prononcé à la Société fraternelle des minimes, le 25 mars 1792, l'an quatrième de la liberté, par M. Théroigne, en présentant un drapeau aux citoyennes du faubourg S. Antoine (1791) Texto en francés
  • Aux 48 sections (179?) Texto en francés

Referencias[editar]

  1. Baudelaire, Charles (s/f). Obras selectas. Edimat. p. 114. 

Bibliografía[editar]

  • Condorcet, De Gouges, De Lambert y otros (1993). La ilustración olvidada. La polémica de los sexos en el siglo XVIII. Madrid: Editorial Anthropos. ISBN 84-7658-408-3. 
  • Jackie Pigeaud (ed.), Théroigne de Méricourt, La Lettre-mélancolie, Lettre adressée en 1801 à Danton (mort en... 1794), transcripte par Jean-Pierre Ghersenzon, Verdier / L’Éther Vague, 2005.

Enlaces externos[editar]