Tetro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Tetro es una película de drama-suspenso de 2009 escrita, producida y dirigida por Francis Ford Coppola. El film, una coproducción estadounidense-argentina-española, narra el reencuentro de dos hermanos de origen americano-italiano en Argentina, donde fue filmada.

Fotografiada por Mihai Malaimare Jr. en blanco y negro (alternando con color),[5] es el primer guion de Coppola desde La conversación (1974). En este film el cineasta desarrolla una historia ficticia con ribetes autobiográficos, dentro de un marco surrealista y operístico, visualmente ambivalente y rico.

Sinopsis[editar]

Benjamin "Bennie" Tetrocini (Alden Ehrenreich) un inexperto de 18 años impulsado a viajar como camarero de un crucero a Buenos Aires para reencontrarse con su hermano mayor Angelo Tetrocini (Vincent Gallo), un escritor prometedor que se ha desvanecido en Sudamérica, donde vive con su actual pareja (Maribel Verdú) quien lo ha descubierto en un hospital psiquiátrico como misterioso expatriado haciéndose llamar Tetro.

El difícil encuentro desgrana en flashes las vivencias y expectativas de ambos, el pasado va develándose de a poco y la figura de la madre (una cantante de ópera muerta en un accidente de auto donde conducía "Tetro") y de "El Padre", un famoso compositor y director de orquesta (Klaus Maria Brandauer) que pesa terriblemente sobre el pasado de ambos da un imprevisto giro final a la historia.

Paralelamente, Bennie halla la novela inconclusa de Angelo que le dará las pautas de su vida y la posibilidad de insertarse en el mundo artístico y bohemio de Buenos Aires al concursar en un certamen literario presidido por una benefactora e intelectual que se hace llamar "Alone" ("Sola") (Carmen Maura).

Reparto[editar]

Producción[editar]

El presente del personaje está rodado en blanco y negro y sus recuerdos en flashes de color. Son sobresalientes la edición, fotografía, sonido y la música del film, donde Coppola echa mano a su patrimonio lírico usando momentos de Madama Butterfly de Giacomo Puccini, sumando además las sinfonías de Brahms y la música incidental compuesta por Osvaldo Golijov.[6]

Cuenta con un nutrido elenco internacional en español e inglés que reúne a las españolas Carmen Maura (en una caracterización sugerida de la mítica escritora Victoria Ocampo) y la madrileña Maribel Verdú. Entre los argentinos se destacan Rodrigo de la Serna y Leticia Brédice, junto a los protagonistas estadounidenses Vincent Gallo (como Tetro, apócope de Tetrocini) y Alden Ehrenreich y la participación especial del célebre actor austríaco Klaus Maria Brandauer como "Carlo Tetrocini", el padre y director de orquesta, quien aparece como una vaga referencia a Erich Kleiber, el gran director de orquesta alemán que se exilió unos años en Argentina y al patriarca Carmelo Coppola, padre del director y músico.

La obra recuerda en factura a otras de Coppola, como El Padrino II y El Padrino III, y también al clásico El secreto de sus ojos, por la combinación de drama con elementos mínimos de suspenso. Influenciado por Elia Kazan, también guarda un estilo narrativo muy parecido al manejado por el director español Pedro Almodóvar, a Sur (1988) de Pino Solanas y a trabajos del maestro italiano Federico Fellini —de quien se observa una gran influencia en todo el filme, especialmente de 8 1/2 y La dolce vita— arriesgándose a experimentar, con un resultado muy distinto al habitual en sus películas intercalando escenas del film Las zapatillas rojas y Los cuentos de Hoffmann.

Algunas escenas fueron filmadas en estudios de Alicante, España, pero fue mayormente rodada en Buenos Aires, en el barrio de La Boca,[7] con secuencias en el Glaciar Perito Moreno y otras localidades de la Patagonia argentina.

Crítica[editar]

La película fue recibida con críticas mixtas, en su mayoría negativas.[8] [9] [10] [11]

A propósito del trabajo de Coppola, el crítico José Barriga apunta:

Para nadie es nuevo que Francis Ford Coppola, sea un director ambiguamente irregular. A lo largo de su filmografía ha realizado obras tan notables que han sido tildadas de obras maestras del séptimo arte (véase, El Padrino, La Conversación, Apocalypse Now o hasta Drácula). Pero hay títulos en su larga carrera que son duros de mencionar, debido a su baja calidad como lo son Jack, Peggy Sue Got Married o Gardens of Stone, por ello se habla de un Coppola irregular y en descenso. Pero yo tendría mucho cuidado en asumir que el director va en caída libre, cuando ha estrenado el pasado año, una obra tan personal y tan artística como lo es Tetro.

[12]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]