Tetrarquía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Tetrarca»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Los Tetrarcas, escultura en pórfido saqueada del Gran Palacio de Constantinopla en 1204. Actualmente ubicada en el Tesoro de San Marcos, Venecia.

La tetrarquía es una forma de gobierno mediante la cual el poder lo comparten cuatro personas que se autodenominan tetrarcas.

La tetrarquía fue también el sistema de gobierno colegiado instaurado por el emperador romano Diocleciano en el año 284 d. C. ante la necesidad de regular el caos que reinaba en el Imperio tras los años conocidos como crisis del siglo III entre el 235 y el 285. La creación de un sistema tetrárquico de gobierno por parte de Diocleciano se debió más a la coyuntura político-militar que a un plan preestablecido o un designio sobre la mejor forma de gobierno del Imperio. En los inicios se trató de una diarquía, por la cual nombró césar a Maximiano en 285 d. C. con la finalidad de que este reprimiera la rebelión bagauda. Un año más tarde, con el encargo de reprimir el alzamiento de Carausio, era nombrado augusto de Occidente.

Por otro lado, fue el permanente conflicto con el Imperio persa y el fracaso de los intentos de vencer a Carausio lo que llevó a Diocleciano a formar la tetrarquía. Los dos Augustos nombraron simultáneamente a los dos Césares: Galerio y Constancio Cloro. De este modo el Imperio quedaba bajo el mando de dos Césares y dos Augustos. Los Augustos se encargaban de la defensa del Imperio y los Césares (investidos de imperium y diadema) los ayudaban y reemplazaban en caso de impedimento o muerte.

En este sistema, al menos en la primera tetrarquía, no había una división territorial perfectamente delineada sobre las áreas de poder de cada tetrarca. Diocleciano se comportaba como detentor de un poder superior por ser el augusto senior. Dado que esta situación no se dio con la segunda tetrarquía y ya generados algunos conflictos por problemas de supremacía, la división territorial entre los cuatro se consumó en la segunda tetrarquía.

Esta coparticipación del poder no supuso un desmembramiento del Imperio, pues Diocleciano se reservó para sí la Auctoritas Senioris Augusti, conservando así la capacidad de intervención en los demás territorios. Asimismo, Diocleciano dio forma a la nueva tetrarquía determinando que los augustos debían renunciar a los 20 años de gobierno, dejando paso a los dos césares que a su vez debían nombrar a los nuevos. Asimismo, la reforma indicaba las formas de titulación que debían emplearse:

Los títulos comunes de los emperadores romanos —pius, felix, invictus, augustus, pater patriae— así como el fundamental poder proconsular fueron detentados en exclusiva por los dos augustos, Diocleciano y Maximiano. Por su parte los dos césares tenían el mismo número de consulados y potestades tribunicias, pero carecían de salutaciones imperiales.

García Moreno (1979:354)

Bibliografía[editar]

  • Luis A. García Moreno, La antigüedad clásica. El imperio romano en Historia universal, EUNSA, Pamplona 1979
  • William Seston, «Il declino dell'impero romano d'Occidente» en I propilei. Grande storia universale Mondadori, vol. IV: Roma. Il mondo romano, Arnoldo Mondadori Editore, Verona 1975

Enlaces externos[editar]