Testículo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Testículos»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Testículo
Sexualidadvaron.PNG
Imágenes de las estructuras del sistema reproductor masculino.
Testicle-cat.jpg
Testículo, epidídimo y funículo espermático de un gato doméstico:
1. Parte delantera, 2. Parte posterior,
3. Borde del epidídimo, 4. Borde exterior,
5. Mesenterio testicular, 6 Epidídimo,
7. Red de arterias y venas del testículo, 8. Vasos deferentes.
Latín [TA]: testis;
[TA]: orchis
TA A09.3.01.001
Sistema Reproductivo
Arteria Testicular
Vena Testicular, Plexo pampinifome
Nervio Plexo espermático
Linfa Nódulos linfáticos lumbares
Enlaces externos
Gray Tema #258 1236

Los testículos son las gónadas masculinas, coproductoras de los espermatozoides y de las hormonas sexuales (testosterona). Son los órganos glandulares que forman la parte más importante del aparato reproductor masculino.

Anatomía del testículo[editar]

Ubicación

Los testículos, en número de dos, se hallan en la región perineal tras la base del pene, en el interior de la bolsa escrotal. Están envueltos por un conjunto de cubiertas con forma de bolsa, llamada escroto, que los mantiene de 1.3 grados centígrados por debajo de la temperatura corporal. Esto se debe a que los testículos son productores de espermatozoides, a partir de espermatogonias, las cuales no maduran a la temperatura corporal. El escroto no tiene grasa y sus músculos reaccionan al calor extendiendo o contrayendo la piel. Además, existe un mecanismo de regulación de la temperatura dependiente del sistema arterial (que proporciona calor) y el sistema venoso (frío). Las dos gónadas no ocupan el mismo nivel, ya que en la mayoría de los varones el testículo izquierdo baja un poco más que el derecho.[1] Están suspendidos de su extremo inferior por el cordón espermático y están desprovistos de adherencias en la mayor parte de su superficie exterior, por lo que resultan muy móviles en todos los sentidos, pudiendo contraerse y ascender hacia el anillo inguinal.

Migración de los testículos

En el hombre como en el resto de mamíferos, los testículos proceden del interior de la cavidad abdominal, a derecha e izquierda de la columna lumbar, al lado de los riñones. Hacia el tercer mes del desarrollo fetal, los testículos abandonan esta región y descienden por el conducto inguinal, atravesando la pared abdominal, arrastrando consigo las bolsas que los envuelve hasta su posición definitiva. El descenso incompleto del testículo se llama criptorquidia.

Número

Los testículos son dos, uno en el lado derecho y otro en el lado izquierdo. Anormalmente puede existir un solo testículo por ausencia del desarrollo del otro, que cuando también falta epidídimo y conducto deferente, se llama monorquidia. Cuando faltan los dos testículos se llama anorquidia.


Tamaño

En los niños el tamaño de los testículos es relativamente pequeño (de 2 a 3 cm de longitud). En la pubertad crecen hasta alcanzar entre 4 y 8 cm de longitud y entre 2 y 4 cm de ancho. Este tamaño se conserva más o menos similar durante toda la vida, aunque a veces se percibe una ligera atrofia en la vejez o un ligero aumento de tamaño debido al consumo de esteroides. El tamaño desmesurado de los testículos se debe en la mayoría de las ocasiones a una hidrocele (acumulación de líquido en la túnica serosa del testículo).

Color, forma y consistencia

Los testículos son de color blanco azulado, a veces rojo cuando están repletos de sangre. Esta coloración se debe a las bolsas que los envuelven. El testículo tiene forma de ovoide aplanado en sentido transversal. Tiene una consistencia dura y algo elástica debido a la capa fibrosa que lo rodea.

Esquema del aparato reproductor masculino:
A la izquierda:
1. Vejiga urinaria 2. Hueso pubis 3. Pene 4. Cuerpo cavernoso 5. Glande 6. Prepucio 7. Abertura de la uretra
A la derecha:
8. Colon sigmoideo 9. Recto 10. Vesícula seminal 11. Conducto eyaculador 12. Próstata 13. Glándula bulbouretral 14. Ano 15. Conducto deferente 16. Epidídimo 17. Testículo 18. Escroto.

Estructura del testículo[editar]

  • Albugínea: capa fibrosa de tejido conjuntivo blanco, denso y elástico que envuelve al testículo y al epidídimo.
  • Conductos seminíferos: conductos productores del esperma. Se encuentran dentro de unos lóbulos (hay unos 380 por testículo) que han formado los septos testiculares, que parten desde la túnica albugínea y se unen en el mediastinum testis. Estos lóbulos también contienen tejido intersticial. Se estima que cada lóbulo contiene de 1 a 4 túbulos seminíferos. Los túbulos seminíferos desembocan a través de los túbulos rectos en las cavidades denominadas rete testis en el mediastinum testis. Desde allí se comunica con el epidídimo a través de los dúctulos eferentes.
  • Conductos excretorios del esperma: el semen al salir de los conductos seminíferos pasa por:
  1. Red testicular, rete testis o red de Haller: dentro del mediastino testicular. Se compone de tres partes: rete septal o conductos rectos, rete mediastínica y rete extratesticular, de la que nacen los conductillos eferentes.
  2. Conos o conductillos eferentes: comunican la rete testis con el epidídimo.
  3. Epidídimo:tubo estrecho y alargado, situado en la parte posterior superior del testículo; conecta los conductos deferentes al reverso de cada testículo. Está constituido por la reunión y apelotonamiento de los conductos seminíferos.
Vista exterior de un escroto humano, cuya misión es alojar y proteger al resto de estructuras testiculares.

Bolsas de los testículos[editar]

Los testículos están rodeados por 7 capas que de superficie a profundidad son:

  • Escroto: es la piel que envuelve al resto de estructuras testiculares. Suele tener vello con folículos pilosos muy profundos y glándulas sebáceas abundantes.
  • Dartos: es un músculo fino adherido al escroto.
  • Capa celular subcutánea.
  • Fascia espermática externa.
  • Cremáster.
  • Fascia espermática interna.
  • Túnica vaginal del testículo.


Vascularización de los testículos[editar]

  • Arterias: los testículos están irrigados por las arterias espermáticas, la arteria deferencial y la arteria funicular.
  • Venas: del drenaje sanguíneo están encargadas las venas espermáticas. Cuando se obstruyen producen el varicocele.
  • Vasos linfáticos.

Tipos celulares[editar]

En el testículo podemos encontrar tres tipos de tejidos con diferentes características histológicas y de origen embrionario distinto: intersticial, tubular y túnica.

  • En el tejido intersticial aparecen las células de Leydig, los macrófagos y también vasos sanguíneos y linfáticos. Las células de Leydig derivan de las células estromáticas mesenquimáticas. Se localizan fuera de los túbulos seminíferos, responden al estímulo de la LH y están implicadas en la síntesis de andrógenos.
  • En la zona tubular se encuentran los túbulos seminíferos, en cuyo interior se localizan las células de Sertoli. Dichas células proceden del epitelio celómico. Se disponen envolviendo a las células germinales (espermatogonias, espermatocitos y espermátides) durante su desarrollo, estando íntimamente ligadas al proceso de maduración del esperma. Responden a la FSH produciendo la proteína de unión a andrógenos (ABP) y la inhibina.
  • En las túnicas hay células mioides.

Estas células están rodeando los túbulos seminíferos. Realizan una contracción rítmica que provoca ondas peristálticas que ayudan a movilizar los espermatozoides y los líquidos testiculares a través de los túbulos seminíferos. Esta actividad contrátil es estimulada por la oxitocina, la serotonina y las prostaglandinas. Así mismo, estas células están implicadas en mediar los efectos de hormonas y factores de crecimiento sobre células de sertoli y células germinales.

Funciones del testículo[editar]

El testículo produce los espermatozoides y también unas hormonas llamadas andrógenos, entre las que se encuentra la testosterona. Para producir los espermatozoides se lleva a cabo el proceso de espermatogénesis. Este requiere, además de las células germinales, las células de Sertoli, que constituyen un soporte. Existe una barrera hematotesticular que aísla el epitelio germinal del resto del organismo para que no haya reacciones inmunológicas. Por tanto, las células de Sertoli se encargan de llevar los nutrientes y excretar los desechos al lumen procedentes de las células germinales. Por su parte, las células responsables de la fabricación de testosterona son las células de Leydig, que responden a FSH y LH (que son producidas por la hipófisis gracias a la acción de la GnRH) y producen testosterona de forma pulsátil. La concentración de esta hormona en los testículos es 500 veces superior a la del plasma sanguíneo.

Desarrollo de la función testicular[editar]

El testículo comienza a ser hormonalmente activo a partir de la octava semana de gestación. Las células de Sertoli, producen una sustancia inhibidora de los conductos de Müller cuando está bajo acción de la hormona FSH (hormona estimulante del folículo). Dicha sustancia inhibidora es capaz de inducir la regresión de los conductos citados anteriormente, tiene acción en la fase abdominal del descenso del testículo masculino y además produce un incremento del número de receptores androgénicos en la superficie de las células de Leydig.

El completo desarrollo de los genitales externos se produce entre la semana 10 y 15 de la gestación. Dicho desarrollo es dependiente de la acción enzimática de la 5alfa-reductasa, capaz de producir dihidrotestosterona a partir de testosterona. Dicho producto enzimático se une a los receptores androgénicos dentro de los órganos sexuales.[2]

Enfermedades y trastornos[editar]

  • Anorquia: Es la ausencia de ambos testículos al nacer.[3]
  • Criptorquidia: Se trata de una enfermedad que se caracteriza por el fallo en el descenso de los testículos desde la cavidad abdominal. Durante el proceso del desarrollo fetal, los testículos están dentro de dicha cavidad, pero gracias al desarrollo descienden al escroto.[4] La criptorquidia se remedia con cirugía.
  • Cáncer de testículo: ocurre cuando células anormales dentro de los testículos se dividen y crecen sin control.[4]
  • Hidrocele: acumulación de líquido en el escroto. Es una enfermedad benigna.[5]

Los testículos en la cultura[editar]

Deportes[editar]

  • En el boxeo, es contra las reglas pegar debajo del cinturón, por la sensibilidad al dolor de los testículos.
  • En las artes marciales, el golpear violentamente esta zona considerada como punto vital puede causar dolor inguinal intenso incapacitante e incluso la muerte.

Expresión gráfica[editar]

  • Los testículos han sido plasmados en dibujos militares coloreados sobre el fuselaje de aviones de guerra.
  • Los testículos pueden ser parte de grafiti.
  • Comúnmente se representan por dos círculos ú óvalos.

Vulgarismos[editar]

Pancarta con el texto «hasta los cojones» en una manifestación en España. En ese contexto la palabra denota enfado.[6]

En forma vulgar, los testículos acarrean las connotaciones de flojera y ocio. En el Río de la Plata, los adjetivos, "boludo" y "pelotudo" por ejemplo, son sinónimos de una persona estúpida, esta última con connotaciones más pronunciadas. Decir "es un rompehuevos", "es un rompepelotas", se refiere a alguien sumamente molesto en su forma de ser. Sin embargo, expresiones como "boludo" o "güevón" (Huevón, Hueva) son utilizadas también para saludar a amigos varones o referirse a ellos.

Lingüística[editar]

  • El nombre del aguacate (Persea americana), nombrado por su aspecto, tiene sus raíces del náhuatl, pues la palabra significa testículo.
  • Los testículos han provocado una creación de sinnúmero de palabras empleadas en el argot y lenguaje vulgar, y por lo tanto son parte esencial de un repertorio de chistes.
  • En una forma coloquial, se les puede conocer como "testis" , o "los bajos". También a los testículos se los denomina familiarmente: huevos, cojones, cocos, pelotas o bolas.

Música[editar]

  • Se han escrito canciones acerca de los testículos y del escroto.
  • Existen discos compactos que en el título llevan por nombre alguna parte del sistema reproductor masculino .
  • Se dice que el tamaño o la ausencia de los testículos afectan el tono de voz. (Véase también: Castrato).

Rasurado[editar]

  • Es recomendable rasurar el escroto antes de operaciones quirúrgicas como la vasectomía.

Valentía[editar]

  • En muchas culturas, se hace referencia al tamaño de los testículos como un equivalente al grado de valor de la persona.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. ¿Por qué el testículo izquierdo cuelga más que el derecho? artículo en ojocientifico.com
  2. Gill B., Kogan S. Crypstorchidism. Current concepts. Pdiatr Clin North Am 44(5): 1211-1227 (1997)
  3. «Anorquia». MedlinePlus. Consultado el 16 de febrero de 2011.
  4. a b «Trastornos de los testículos». The Cleveland Clinic. Consultado el 16 de febrero de 2011.
  5. «Cirugía para el hidrocele» pág. Sociedad Chilena de urología. Consultado el 16 de febrero de 2011.
  6. «Cojón». Diccionario de la Lengua Española. Real Academia Española. Consultado el 16 de noviembre de 2012.

Enlaces externos[editar]