Tesoro de la Llanganatis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Tesoro de la Llanganatis se refiere a una enorme cantidad de oro labrado y otros tesoros supuestamente escondidos en la profundidad de la cordillera de Llanganatis en Ecuador por el general incaico Rumiñahui.

Leyenda y bases históricas[editar]

En 1532, Francisco Pizarro fundó la ciudad de San Miguel de Piura y comenzó la conquista del Imperio incaico. Más tarde, en el mismo año, tomó al Inca Atahualpa en Cajamarca.

Atahualpa, viendo que los españoles apreciaban el oro por encima de todo, se comprometió a cubrir una habitación con oro conocida como Cuarto del Rescate a cambio de su libertad. Pizarro accedió a ello, a pesar de que probablemente no tenía la intención de dejar a Atahualpa en libertad. Antes de que la sala estuviera llena de oro, Pizarro desconfiaba de Atahualpa y su influencia sobre el resto de guerreros incas, por lo que condenó al Inca a ser ajusticiado en el garrote el 26 de julio de 1533.

Una versión de la leyenda sostiene que el general incaico Rumiñahui se dirigía a Cajamarca con un estimado de 750 toneladas de oro trabajado para el rescate, cuando supo que Atahualpa había sido asesinado. Sin embargo, la mayoría de los estudiosos creen que se trata de una sobrevaloración. La única mención de una cantidad específica en los registros por soldado español Pedro Cieza de León, quien cita ‘300 cargas’. Una carga es la cantidad que un solo hombre podría llevar a grandes distancias y se estima en no más de 50 libras con lo que el tesoro contaría con menos de siete toneladas.

La leyenda dice que volvió a Quito (que en ese momento era el nombre del territorio, hoy llamado Ecuador), transportando el tesoro hasta la Cordillera Llanganatis y la tiró a un lago. Rumiñahui a continuación mantuvo una lucha contra los españoles, y aunque finalmente fue capturado y torturado, nunca reveló la ubicación del tesoro.

Creencia en maldición[editar]

La gente ha buscado el tesoro en los últimos quinientos años, y muchos han llegado a términos desafortunados, que han dado origen a la creencia de que es una maldición.

Transciende la leyenda al mundo de habla inglesa[editar]

La leyenda se popularizó en el mundo de habla inglesa, cuando el botánico Richard Spruce descubrió el Derrotero de Valverde y un mapa dibujado por un ecuatoriano en nombre de Don Atanasio Guzmán, y se publicará esta información en el Oficial de la Royal Geographical Society en 1860.

Creencia en que el tesoro ya fue ubicado[editar]

Muchos creen que el tesoro fue localizado y eliminado a finales del siglo XVIII por Antonio Pastor y Marín de Segura, aunque no hay ninguna prueba de ello, o de la existencia del Tesoro en primer lugar.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]