Terremoto de Valparaíso de 1906

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Terremoto de Valparaíso de 1906
Plano de Valparaíso-Terremoto 1906.jpg
Plano de Valparaíso, en rojo se destacan las zonas dañadas por el terremoto, en rojo oscuro las zonas dañadas por incendios
Fecha 16 de agosto de 1906, 19:55 UTC-4
Magnitud 8,2[1] MW
7,9[1] MS
Profundidad 25 Km
Coordenadas del epicentro 32°59′33″S 72°00′01″O / -32.9925, -72.0003Coordenadas: 32°59′33″S 72°00′01″O / -32.9925, -72.0003
Consecuencias
Zonas afectadas zona central de Chile
Víctimas 3.000 muertos
[editar datos en Wikidata ]

El terremoto de Valparaíso de 1906 fue un poderoso sismo que sacudió principalmente a la ciudad de Valparaíso (Chile) el jueves 16 de agosto de 1906 a las 19:55 hora local.[2] Su epicentro se localizó en la frente a las costas de la Región de Valparaíso y se estima que tuvo magnitudes de 8,2 MW y de 7,9 MS.[1]

Antes de este evento sísmico del siglo 20, los registros revelan grandes terremotos causaron daños a Valparaíso en 1647, 1730 y 1822.[3]

Antecedentes[editar]

El 16 de agosto de 1906, siendo presidente German Riesco y estando ya elegido su sucesor Pedro Montt, sobrevino el peor terremoto que, en número de muertos, supero a los anteriores ocurridos en Chile. El terremoto había sido anunciado hasta con indicación de lugar y hora de ocurrencia.

El Capitán Arturo Middleton, jefe en ese entonces de la Oficina Meteorológica de la Armada de Chile, basándose en estudios anteriores del Capitán de Marina Mercante Alfred J. Cooper (autor del libro Solectrics; a theory explaining the causes of tempests, seismic and volcanic disturbances and other natural phenomena: how to calculate their time and place (1917), señalaba: “Los resultados obtenidos por el capitán Cooper provienen de investigaciones de cientos de observaciones y de cuarenta años de práctica las que casi en su totalidad han coincidido con diferentes fenómenos atmosféricos. Están basadas todas ellas en situaciones relativas de luna, planetas y sol, tomando la primera como factor principal y la que por su influencia es la que hace variar en intensidad los diversos fenómenos y según la posición que ocupe sobre su órbita”. Después de describir las teorías de Cooper, Middleton concluía: “Si en las circunstancias anotadas anteriormente los círculos de la luna y el sol se interceptan, formarán dos puntos críticos que serán los de mayor peligro”.[2]

Finalmente, el diario El Mercurio de Valparaíso publicó la carta de Middleton el 6 de agosto indicando:

REPÚBLICA DE CHILE

ARMADA NACIONAL

Pronóstico sobre fenómenos atmosféricos:

La Sección de Meteorología de la Dirección del Territorio Marítimo ha pronosticado fenómenos atmosféricos y sísmicos para el día 16 del presente mes, basada en las siguientes observaciones.

El día fijado habrá conjunción de Neptuno con la luna y máximo de declinación norte de ésta.

A causa de estas situaciones de los astros, la circunferencia del círculo peligroso para por Valparaíso y el punto crítico formado con la del Sol cae sobre las inmediaciones del puerto.

Cap. Arturo Middleton.

En la crónica La catástrofe del 16 de agosto de 1906 en la República de Chile, publicada ese mismo año, los autores se preguntaban “¿Tuvo alguien en cuenta en ese día la predicción del capitán Middleton?”. Y responden: “Seguramente no, porque desde hacía algunos años, los anuncios de días críticos de otro origen habían fracasado y caído en completo desprestigio”.[2]

Terremoto[editar]

Segundo teatro Victoria.jpg
Terremoto Valparaíso 1906-Teatro de la Victoria.JPG
Teatro de la Victoria antes y después del terremoto
Antigua Bolsa de Comercio Valparaíso.jpg
Terremoto-1906-4.png
Gobernación Marítima antes y después del terremoto
Cuartel General de Bomberos de Valparaíso.jpg
Cuartel General de Bomberos luego de Terremoto de 1906 en Valparaíso.jpg
Cuartel General de Bomberos antes y después del terremoto
Teatro Victoria 1886 - 1906.jpg
Plaza Victoria con campamentos luego del terremoto de 1906.JPG
Plaza Victoria antes y después del terremoto
Mercado cardonal pre terremoto 1906.jpg
Valparaiso - despues del terremoto del 16 de agosto de 1906 - la recoba del cardonal.jpg
Mercado Cardonal antes y después del terremoto

A las 19:55 horas, cuando la mayor parte de la población estaba comiendo, se oyó un ruido subterráneo y antes que este terminara se produjo el primer remezón, que duró alrededor de cuatro minutos;[4] El segundo se produjo a las 20:06 y, aunque duro dos minutos, fue muchísimo más violento, completando la ruina de la ciudad.[2]

Valparaíso quedó prácticamente destruida.[2] El barrio El Almendral (de la plaza Victoria hasta el cerro Barón) ardía en sus cuatro costados y los muertos se contaban por miles. Tampoco se salvó el Mercado Cardonal, el Teatro de la Victoria y la Intendencia, la Gobernación Marítima en la plaza Sotomayor y el Muelle Fiscal en el Puerto, entre otros edificios.[5] Los incendios devastaron extensas áreas de la ciudad ya destruidas por el terremoto.

Las réplicas ocurrieron durante toda la noche, contándose 56 de ellas durante las primeras veinticuatro horas; causando permanente intranquilidad agregándose el temor de que la tierra se abriera y de que ocurriera un maremoto. Según muchas personas el mar se retiró y dejó en seco la playa al pie del malecón, calculándose que el descenso de las aguas fue de aproximadamente cuatro metros bajo el nivel de esa hora; al regresar las olas, los malecones impidieron la inundación de la ciudad.[2]

El terremoto provocó graves daños en la zona central desde Illapel a Talca y se sintió desde Tacna hasta Puerto Montt.[4] Generó un maremoto y levantamientos de suelo ocurridos a lo largo de la costa desde Zapallar de Llico (cerca de 250 kilómetros).

Sobre sus efectos en Santiago el diario El Mercurio decía en su edición del día 17: "El terremoto se produjo de una manera violenta desde su iniciación y llevó al ánimo de los cuatrocientos mil pobladores de Santiago un pánico indescriptible y un terror sin precedentes en los últimos años. Los edificios de dos o tres pisos, aun los más sólidos como el Congreso Nacional, se balanceaban como un buque en alta mar. Los sacudimientos eran tan fuertes que muchas personas creían que la tierra se iba a abrir en hondos y largos surcos".[6]

El terremoto dejó un saldo de 3.000 muertos -sin contar a los que quedaron en estado de gravedad y fallecieron después- y más de 20 mil heridos.[5]

Declaración de estado de sitio[editar]

Fusilados en el terremoto de Valparaíso de 1906.

Con la catástrofe, Valparaíso quedo aislada, quedando a merced de los asaltantes, que realizaron pillajes y saqueos. El día 19 asume como jefe de plaza del puerto el almirante Luis Gómez Carreño. Desde su oficina en una carpa en la plaza Victoria, ordenó la distribución de alimentos y agua potable, remoción de cadáveres y demolición de edificios en riesgo de desplome.[7]

Para reponer el control de la ciudad, Gómez Carreño ordenó fusilar y exhibir los cuerpos de al menos 15 personas quienes se encontraron cometiendo delitos.[7] También habrían sido castigados físicamente otros ladrones sorprendidos in situ. Sin embargo, existe una controversia en torno a los excesos cometidos por estas medidas, pues se presume que un número importante de los fusilados no habría sido culpable de estos delitos.[8]

Reacciones y ayuda[editar]

A pesar del estado de la ciudad, las autoridades se organizaron rápidamente para establecer redes de socorro para los damnificados. La labor del doctor José Grossi fue fundamental para contrarrestar los efectos de las plagas y epidemias que siempre surgen tras un terremoto. Bomberos de varias partes del país concurrieron a ayudar a los voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso quienes trabajaron incansablemente durante todo el terremoto, entre las delegaciones que participaron se encuentran las de los cuerpos de bomberos de Santiago, Concepción y Talcahuano.[9]

Ceremonia católica realizada entre los escombros del terremoto en Llay-Llay, cerca de Valparaíso.
Cementerio Nº1 luego del terremoto de 1906.

Este dia lo ocupamos en distintos quehaceres. Una parte del cuerpo recibió órden de trasladar mercaderias de las estaciones del Baron i Bellavista i de varias bodegas al campamento militar, contiguo al nuestro, donde individuos de tropa repartian al numeroso público que las pedia con ánsias.

Hombres, mujeres y niños luchaban empeñosamente por recibir una escasa racion de carne o de frejoles. (...) Los bomberos santiaguinos mitigaron mas de algun dolor, pues de sus propias provisiones obsequiaron a mujeres i niños que las recibian con lágrimas en los ojos.

Pudimos observar el noble i jeneroso caso de que un voluntario entregara el almuerzo de sus compañeros a un grupo de pobres mujeres que no habian comido desde el dia anterior!

En la tarde la 6ª recibió órden de trasladarse a los cementerios 1 i 2 a relevar a la 7ª, que estaba ocupada en abrir fosas i sepultar cadáveres.

Tarea es esta que a cualquiera que no está acostumbrado a ella, le impresiona; sin embargo trabajamos como sepultureros i dimos tranquilo lecho bajo la madre tierra a mas de cien muertos, muchos en estado de putrefacción. A la 6ª, en compañía de dos voluntarios de la 11ª i a las órdenes del Teniente de la 2ª, le correspondió el triste i penoso deber de dar santo sepulcro a ocho hermanitas de los pobres aplastadas por una misma muralla.
"La jornada del hambre" de Galvarino Ponce (1906).[9]

El día 25 de agosto, el presidente Riesco y el mandatario electo, Pedro Montt, llegaron a Valparaíso. Se trasladaron en tren, a pie y a caballo, para recorrer los barrios de la ciudad para comprobar la magnitud de la catástrofe.[6]

Consecuencias[editar]

Pocas semanas después, se formó una Junta de Reconstrucción que recibió dineros internacionales. Valparaíso se pondría en pie tres años después.[7]

Otro hecho importante fue la creación en ese mismo año 1906, el Servicio Sismológico de Chile, el cual tuvo como primer director al francés Fernand de Montessus de Ballore.

Referencias[editar]

El Terremoto de Valparaíso en el año 1906, alcanzó una Magnitud de 8.2 Grados Mw; 7.9 Ms. Y en la escala modificada de mercallí, entre los VIII y IX Grados

Bibliografía[editar]

  • Das, Shamita; John Boatwright and C. H. Scholz. (1986). Earthquake Source Mechanics. Washington, D.C.: American Geophysical Union. 10-ISBN 087590405X/13-ISBN 9780875904054; OCLC 13526041
  • Rodríguez Rozas, Alfredo, y Carlos Gajardo Cruzat, La catástrofe del 16 de agosto de 1906 en la República de Chile, Imprenta y Litografía Barcelona, Santiago, 1906.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]