Terremoto de Mendoza de 1861

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Terremoto de Mendoza de 1861
Fecha 20 de marzo de 1861
Magnitud 7,2 ML
Intensidad máxima Grado IX en la escala de Mercalli
Profundidad 30 km
Coordenadas del epicentro 32°54′S 68°54′O / -32.9, -68.9Coordenadas: 32°54′S 68°54′O / -32.9, -68.9
Consecuencias
Zonas afectadas Ciudad de Mendoza
Víctimas 4247 muertos
[editar datos en Wikidata ]

El Terremoto de Mendoza de 1861 fue el mayor sismo registrado por la historia en la provincia de Mendoza, Argentina. Ocurrió el 20 de marzo de 1861, aproximadamente a las 23.00 UTC. En ésa época este horario correspondía a las 20:30 local.[nota 1]

Fue de magnitud 7,2 en la Escala sismológica de Richter y una intensidad de IX en la Escala sismológica de Mercalli.[1]

Su epicentro se localizó a una profundidad estimada de 30 km, en las coordenadas 32°53′59″S 68°54′0″O / -32.89972, -68.90000.

Consecuencias del terremoto[editar]

El terremoto destruyó y devastó la capital provincial, Mendoza, causando la muerte 4.247 personas, entre una población estimada de 11.500 vecinos, según las fuentes que recogen este hecho. Con estas cifras y daños, se lo considera uno de los terremotos más desastrosos de ese siglo en todo el mundo, y sin dudas el más catastrófico del país durante el siglo XIX.

La mayor parte de las edificaciones se desmoronaron, incluyendo al Cabildo (Casa Gubernamental de la época Colonial) y la Basílica de San Francisco, donde se estaba celebrando misa. Además el fuego provocado por cientos de focos, ya que en las casas se preparaba la cena, incendió una parte importante de la ciudad y el desborde de aguas también hizo su parte de daño.

La ciudad se reconstruyó en un nuevo lugar cercano, ubicado aproximadamente 1 km al sudoeste, en el solar que pertenecía a la actual Parroquia Santiago Apóstol y San Nicolás, y las autoridades se mudaron al nuevo asiento en 1863. Las nuevas construcciones incorporaron tendencias arquitectónicas modernas, claramente diferentes de las viejas edificaciones coloniales y el diseño de la ciudad nueva fue pensado para la evacuación rápida de los habitantes frente a una nueva emergencia sísmica. Para ello se diseñaron calles más anchas y una mayor cantidad de plazas, las cuales servirían de refugio rápido a los vecinos. En este diseño se hace evidente también la influencia de tendencias urbanísticas de la época.

Fallecimientos[editar]

Durante mucho tiempo se creyó que se estaba produciendo una misa en el momento del terremoto debido a la gran cantidad de cuerpos que se encontraron bajo los escombros, pero no se estaba oficiando ningún tipo de evento religioso. Sí es cierto que se encontró gran cantidad de cuerpos, pero esto se debe a que para esa época, como no habían cementerios,[nota 2] se utilizaban las iglesias para darle entierro a los difuntos ya que se lo consideraba suelo santo y es por ello que cuando se realizaron excavaciones se encontraron con una gran cantidad de cuerpos. Alrededor de 5.000 personas murieron y más de 2.000 viviendas resultaron destrozadas por causa de este.

Notas[editar]

  1. La hora exacta del terremoto no se conoce, pero se se calcula que fue en horas próximas a la madrugada ya que se encontró mucha gente bajo los escombros que fueron sus dormitorios y si se produjeron incendios ya que los fogones de las viviendas estaban prendidos debido a que para esa época en Mendoza las noches son de bajas temperaturas.
  2. El cementerio de capital se creó en 1846 (15 años antes del terremoto), durante el gobierno de Pedro Pascual Segura y se decretó el traslado de los cuerpos al mismo, para evitar las enfermedades y mejorar la sanidad de la ciudad. Por lo que, es más probable que la gran cantidad de cuerpos que se encontraban en las iglesias, fuese producto de alguna misa o evento similar.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos y fuentes[editar]