Termómetro de Galileo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La ampolla que presenta una flotabilidad neutra (en el centro), con la chapa de 24º nos muestra la temperatura.

El termómetro de Galileo es un termómetro formado por un tubo de vidrio que contiene un líquido transparente con un coeficiente de dilatación mayor que el del agua.[1] y de un conjunto de ampollas de vidrio soplado sumergidas en él.

Al aumentar la temperatura, la densidad de las ampollas se mantiene prácticamente constante, no así la del líquido, que disminuye apreciablemente. Este cambio de densidad altera la flotabilidad de las ampollas. La posición de la ampolla que presente flotabilidad neutra nos indica la temperatura.

Sus indicaciones están limitadas a un rango relativamente estrecho de temperaturas. Para indicar una temperatura de 18 a 26 ° C con una exactitud de 2 ° C, la unidad debe contener al menos cinco ampollas. Además de la baja precisión, su alta capacidad calorífica hace que sea imposible observar los cambios bruscos de temperatura.

Notas y referencias[editar]

  1. Por ejemplo, etanol , isopropanol y tetracloruro de carbono presentan un coeficiente de dilatación unas cinco veces superior al del agua

Enlaces externos[editar]