Tercera posición

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Tercera posición o tercerposicionismo es el nombre que se aplica a las corrientes políticas que buscan enfatizar su posición contraria tanto al comunismo como al capitalismo, siendo antimarxistas y antiliberales (liberalismo económico), así como presentarse a sí mismos como más allá del espectro político que ubica a los partidos políticos en izquierda o derecha.

Varios de los movimientos que han reclamado esa calificación han sido identificados, bien por pertenencia o contrapropaganda de sectores opositores, con el fascismo.[1] Muchos promueven políticas de corte nacionalista o populista, lo cual, según el historiador que se consulte, puede ser algo correcto o no, analizando cada gobierno determinado. También suelen promulgar una revolución que reivindica los valores tradicionales o valores populares que ven bajo amenaza o con motivo de crear una sociedad totalmente nueva.

El nacional-bolchevismo se considera una ideología principal de esta tercera posición, al ser una síntesis del bolchevismo más radical y un nacionalismo popular.[2]

Historia[editar]

Históricamente fue la postura que plantearon tanto el fascismo italiano como los movimientos políticos análogos del nacionalsocialismo alemán, la Falange Española, las JONS de Ramiro Ledesma, la Guardia de Hierro rumana, el rexismo belga, el Sinarquismo mexicano, etc.; estos surgieron en el período de entreguerras (1918-1939), tras la revolución bolchevique, y coincidiendo con la crisis del modelo liberal, tanto en política (era habitual tildar a la democracia liberal como decadente) como en economía (crisis de 1929). Se ha relacionado también con la doctrina social de la Iglesia y la encíclica Quadragesimo anno de Pío XI. También utilizó este término el Peronismo en Argentina.

En cambio, no se suele relacionar con otros movimientos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, como el tercermundismo.[3] Desde finales del siglo XX el término es reivindicado por distintos movimientos que etiquetados como alternativos o nacional-revolucionarios que suelen utilizar como símbolos la cruz celta y el wolfsangel (en Italia). La similitud en el nombre con el movimiento intelectual y político denominado tercera vía (de orientación socialdemócrata, preconizado por Anthony Giddens y Tony Blair en el Reino Unido), ha sido utilizado de forma despectiva por Ignacio Ramonet (periodista antiglobalización de Francia) para observar un paralelismo conceptual.[4]

Por países[editar]

Argentina[editar]

El Peronismo fue la doctrina que siguió Argentina desde la década de 1940 con los mandatos de Juan Domingo Perón. Rechazaba las etiquetas de izquierda y derecha. En sus relaciones exteriores buscó tanto distanciarse del capitalismo de Washington D. C. como del comunismo de Moscú, manteniendo buenas relaciones con el Movimiento de Países No Alineados.[5]

En la política social interior podemos observar el primer periodo (1946-1955) en el que se lograron muchas conquistas proletarias, pero sin integrar a su ideología de base el concepto marxista de lucha de clases, por lo que era una síntesis entre el nacionalismo y el socialismo. Para algunos seguidores de Perón, esta época podría calificarse como una Revolución completa, sin embargo a ojos del mismo Perón, se debería incidir más en ella.[6] En el Congreso de la CGT de 1950 se decidió seguir profundizando en la socialización económica, exponiendo en el Preámbulo resultante:

El proceso de realización tiende hacia la gradual socialización de los medios de producción y en cambio impone al proletariado el deber de participar y gravitar desde el terreno sindical para afianzar las conquistas de la Revolución Peronista, para consolidarlas en el presente y ensancharlas en el futuro.[7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Davies, Peter; Lynch, Derek (2002). The Routledge companion to fascism and the far right (en inglés). Routledge. ISBN 9780415214940. 
  2. Griffin, Roger (1995). Fascism. Oxford University Press. ISBN 0-19-289249-5. 
  3. Alicia Poderti “Franquismo, fascismo y el léxico denostativo hacia el peronismo (1943-1955)”, Primer Congreso de Estudios sobre el Peronismo, 2008.
  4. Según Ignacio Ramonet ya en la década del ‘30, se hablaba del surgimiento de una “tercera vía”, el fascismo, alternativa a los dos mundos nuevos que surgieron tras la Primera guerra mundial., citado en Enrique Fernández M. Guidens, Blair y Lagos, la tercera vía
  5. Oscar Raúl Cardoso. «La "tercera posición": lejos de Washington y de Moscú».
  6. Javier Iglesias. «Tercera Posición, la empresa para quien la trabaja».
  7. Godo, Julio (1990). El Movimiento Obrero Argentino (1943-1955). Buenos Aires: Legasa. p. 211.