Terapia dialéctica conductual

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Terapia dialéctico-conductual»)
Saltar a: navegación, búsqueda

La terapia dialéctica conductual cuyo acrónimo es TCD (DBT por sus siglas en inglés derivadas de dialectical behavior therapy) es un tratamiento cognitivo-conductual centrado en la enseñanza de habilidades psicosociales desarrollado por Marsha M. Linehan,[1] una investigadora de psicología de la Universidad de Washington, específicamente para el tratamiento de personas con Trastorno límite de la personalidad.[2] [3] [4] Combina diversas técnicas cognitivo-conductuales, dirigidas a la regulación emocional y pruebas de realidad, con los conceptos de tolerancia a la angustia, aceptación y la plenitud de conciencia, en gran parte derivados de la práctica de meditación budista. Los autores afirman que es la forma de psicoterapia más eficaz en el tratamiento de TLP,[5] [6] y aparentemente también a pacientes que presentan síntomas y conductas asociadas a trastornos del estado ánimo, las auto-lesiones, abuso sexual, y dependencia química.[7] [8] [9]

Metas de la terapia[editar]

  • Reducción de las conductas suicidas y para-suicidas.
  • Reducción de las conductas que amenazan el proceso de la terapia.
  • Reducción de conductas que interfieren con la calidad de vida del paciente.
  • Incrementar las habilidades de conducta.
  • Resolver el estrés post-traumático.
  • Lograr la auto-validación y el respeto por uno mismo.

Información General del tratamiento[editar]

La idea principal de Linehan fue reconocer que los pacientes crónicamente suicidas habían sido criados en ambientes invalidantes, y por lo tanto requieren de un clima de aceptación incondicional y confianza en el que se desarrolle una alianza entre paciente-terapeuta. Su segunda idea implicaba la necesidad de un compromiso acorde de los pacientes, que tenían que estar dispuestos a aceptar la disfunción emocional en la que se encontraban.

En la TDC el terapeuta se esfuerza para que el paciente lo vea como un aliado y no un adversario, en el tratamiento de problemas psicológicos. En consecuencia, el terapeuta acepta y valida los sentimientos del paciente en un momento dado, pero al mismo tiempo, le hace saber que algunos sentimientos y comportamientos que está experimentando son desadaptativos y en ese momento el terapeuta muestra alternativas de comportamientos sanos que llevaran a sentimientos más agradables.

Linehan combina el compromiso básico de la aceptación y el cambio a través de un progreso dialéctico, y con esto, reunió un conjunto de habilidades de autorregulaciones emocionales extraídas de las tradiciones occidentales psicológicas y las tradiciones orientales de meditación, por ejemplo, la meditación consciente budista mindfulness.

TDC implica dos instancias
  1. La primera es individual en el cual el terapeuta y el paciente discuten temas que surgen durante la semana, registrados en las tarjetas diarias, y así poder establecer una jerarquía en los objetivos del tratamiento. Comportamientos autodestructivos y suicidas tienen prioridad, rápidamente de comienza la terapia para interferir y detener ese tipo de comportamientos. Luego están los comportamientos que afectan la calidad de vida en el día a día y, finalmente, trabajar para llegar a una vida que valga la pena vivir. Durante la terapia individual, el terapeuta y paciente trabajan para mejorar el uso de habilidades que son entregadas en la terapia grupal. Para que se genere un vínculo cercano entre paciente-terapeuta, el paciente tiene el número telefónico del terapeuta para llamarlo en caso de alguna emergencia.
  2. La segunda instancia corresponde a una terapia de grupo en el que el paciente se reúne una vez por semana con más pacientes y dos terapeutas que median la sesión. Tiene una duración de dos horas y media, dividido ese tiempo en dos módulos de una hora (la media hora se utiliza como un "break", donde los pacientes pueden relajarse, comer un snak, tomar café, fumar, etc.). Ahí se aprende a utilizar habilidades específicas que se dividen en cuatro módulos: mindfulness (conciencia plena), efectividad en relaciones interpersonales, regulación emocional y tolerancia a la angustia.

Ni las terapias individuales ni las grupales se utilizan por sí solas. La terapia individual se ocupa de tener bajo control los impulsos suicidas y los problemas emocionales, mientras que las sesiones de grupo se ocupan de enseñar las habilidades únicas de TDC, y de proporcionar la práctica de la regulación emocional y el comportamiento en un contexto social.

Módulos[editar]

Mindfulness[editar]

La atención plena o conciencia plena es uno de los conceptos básicos detrás de todos los elementos de la TDC. La conciencia plena es la capacidad de prestar atención, sin juzgar, el momento presente. La conciencia plena tiene que ver con vivir el momento, experimentando emociones y sentidos plenamente, sin embargo, con la perspectiva. Se considera una base para las otras habilidades enseñadas en TDC, ya que ayuda a las personas a aceptar y tolerar las poderosas emociones que pueden sentir en el momento de exponerse a situaciones molestas. El concepto de la atención y los ejercicios de meditación que se enseñan derivan de la práctica budista tradicional, pero la versión que imparte TDC no implica conceptos religiosos o metafísicos.

Habilidades[editar]

Observar
Se utiliza para observar el ambiente sin juzgarlo, desde dentro o fuera de uno mismo. Es útil en la comprensión de lo que está pasando en cualquier situación dada.
Describir
Se utiliza para expresar lo que se ha observado. Debe ser utilizado sin declaraciones de juicio. Esto ayuda a los demás a conocer lo que lo que el sujeto ha observado.
Participar
Se utiliza para llegar a involucrarse totalmente en la actividad que uno está haciendo. Ser capaz de concentrarse totalmente en el aquí y el ahora.
No juzgar
Esta es la acción de describir los hechos, y tacharlo de "bueno " o "malo", "justo" o "injusto”. Estos son juicios, porque así es como se percibe la situación, pero no es una descripción de los hechos. No ser crítico ayuda a conseguir un punto de vista a través de una manera eficaz sin la adición de un juicio que alguien más podría estar en desacuerdo.
Una cosa a la vez
Esto se utiliza para centrarse en una cosa. Sirve para que la mente se aleje de la emoción, al prestarle atención a una cosa en específico.
Efectividad
Esto es simplemente hacer que funcione. Se trata de un muy amplio rango de habilidades y se puede aplicar a cualquier otra para llegar a tener éxito en lo que se proponga.

Tolerancia a la angustia[editar]

Muchos de los actuales enfoques de tratamientos de salud mental, se centran en el cambio de los acontecimientos y las circunstancias angustiantes. Ellos han prestado poca atención a la aceptación, la búsqueda de sentido, y la tolerancia de la angustia. La terapia conductual dialéctica hace hincapié en aprender a soportar el dolor con habilidad.

Las habilidades de tolerancia a la angustia constituye un desarrollo natural de las habilidades de mindfulness. Tiene que ver con la capacidad de aceptar, sin prejuicios, a uno mismo y a la situación actual. Dado que esta es una postura sin prejuicios, no significa una aprobación o renuncia. El objetivo es llegar a ser capaz de reconocer con calma las situaciones negativas y su impacto, en lugar de ser abrumado o esconderse de ellos. Esto permite a los individuos a tomar decisiones sabias acerca de si y cómo actuar, en lugar de caer en las reacciones emocionales intensas, desesperadas, y a menudo destructivas que forman parte del trastorno límite de personalidad.

Habilidades[editar]

Distraerse con ACCEPTS[editar]

(Siglas en inglés: Activities, Contribute, Comparisons, Emotions, Push away, Thoughts, Sensations)

Actividades
Utilizar actividades positivas que produzcan disfrute.
Contribuir
Ayudar a los demás o su comunidad.
Emociones
Hacer actividades que distraigan la mente emocional y cambien las emociones negativas.
Alejar
Poner la situación problemática en un segundo plano por un tiempo. Poner algo más “liviano” temporalmente en la mente.
Pensamientos
Forzar la mente para pensar en otra cosa.
Sensaciones
Hacer algo que tenga un sentimiento o sensación intensa que no sea lo que se está sintiendo, como una ducha fría o un dulce picante.
Auto-calma[editar]
Esta es una habilidad en la que uno se comporta de una forma confortable, acogedora, amable, y de forma suave consigo mismo. Hacer algo relajante para sí mismo. Se utiliza en los momentos de angustia o agitación.
Mejorar el momento[editar]
Imágenes
Imaginar escenas de descanso, cosas que van bien, u otras cosas que plazcan.
Significado
Encontrar algún propósito o significado a lo que se está sintiendo.
Oración
O ruego a quien adorar o si no religioso, el canto de un mantra personal.
Relajación
Relajar los músculos, respirar profundamente.
Una cosa a la vez
Enfocar la atención en todo lo que se está haciendo en ese momento. Mantenerse en el presente.
Vacación
Tomarse un respiro o vacación de todo, por un periodo corto de tiempo.
Ánimo
Animarse a uno mismo. Decirse: puedo salir de esto.
Pros y contras[editar]
Pensar en las cosas positivas y negativas del causante de la molestia.
La aceptación radical[editar]
Aceptar la situación por lo que es.
Cambiando la mente[editar]
Cambiar la mente hacia un estado de aceptación. Debe de usarse con aceptación radical.

Disposición vs intencionalidad[editar]

Estar dispuesto y abierto a hacer lo que sea efectivo. Mantener los ojos en la meta.

Regulación emocional[editar]

Las personas con trastorno límite de la personalidad y las personas con tendencias suicidas son emocionalmente intensas. Pueden estar enojados, frustrados, deprimidos, ansiosos, pero siempre lo vivirán de una manera muy intensa. Estos pacientes recibirán una ayuda para aprender a regular sus emociones. Las siguientes habilidades sirven para:

  • Identificación de las emociones
  • Identificación de los obstáculos mientras evoluciona la emoción
  • Reducción de la vulnerabilidad a la mente emocional
  • El aumento de eventos emocionales positivos
  • El aumento de la atención a las emociones actuales
  • Tomar la acción opuesta a la emoción molesta
  • La aplicación de técnicas de tolerancia al malestar.

Habilidades[editar]

Identificar emoción
  1. Que sensación predomina
  2. Atención a las sensaciones corporales
  3. Poner nombre a la sensación
Acción opuesta
Esta habilidad se utiliza cuando se tiene una emoción injustificada, que no tiene cabida en la situación actual. Corresponde a hacer lo contrario de los impulsos del momento. Es una herramienta para remplazar una emoción no deseada, haciendo lo contrario a esa emoción.
Deshacerse del sufrimiento emocional
Observar y experimentar emociones, aceptarlas, y entonces dejarlas ir.

Efectividad interpersonal[editar]

Muchas clases de resolución de problemas interpersonales incluyen estrategias para pedir lo que se necesita, decir que no, y hacer frente a los conflictos interpersonales. Las personas con trastorno límite de la personalidad con frecuencia poseen buenas habilidades interpersonales en un sentido general. Los problemas surgen en la aplicación de estos conocimientos a situaciones específicas. Una persona puede ser capaz de tener un comportamiento adecuado cuando otra persona se encuentra en una situación problemática, pero puede ser completamente incapaz de generar un comportamiento sano al analizar su propia situación.

El módulo de la efectividad interpersonal se centra en situaciones en las que el objetivo es cambiar algo o resistir a cambios en otros. Las habilidades que se enseñan tienen la intención de maximizar las posibilidades, para que los objetivos de una persona, en una situación específica se cumplan, y al mismo tiempo, no dañar la relación interpersonal o a la persona consigo misma.

Habilidades[editar]

Conseguir algo
Describir la situación.
Expresar por qué es un tema y cómo se siente al respecto.
Imponerse claramente al pedir lo que se quiere.
Reforzar la posición, ofreciendo una consecuencia positiva.
Consciente de la situación, centrarse en lo que se quiere, e ignorar las distracciones.
Negociar con la persona en cuestión y llegar a un acuerdo cómodo según la solicitud.
Dar algo
Esta es una habilidad que puede ayudar con el mantenimiento de relaciones, ya sean amistades, compañeros de trabajo, familiares, románticas, etc. Se va a utilizar en conversaciones.
Suave
Utilizar un lenguaje apropiado, sin agresiones verbales o físicas, sin insultos, evitar el sarcasmo, ser cortés y sin prejuicios.
Interesado
Cuando la persona está hablando, actuar interesado en lo que se está diciendo. Mantener el contacto visual, hacer preguntas, etc. No utilizar teléfono celular mientras se mantiene una conversación con otra persona
Validar
Demostrar que se entiende la situación de la otra persona y simpatizar con eso. La validación se puede demostrar a través de palabras, lenguaje corporal y / o expresiones faciales.
Mantención del autoestima
Esta es una habilidad que ayudará en el mantenimiento del auto-respeto. Es para ser usado en combinación con las habilidades interpersonales.
Disculpas
No disculparse más de una vez por lo que no se ha hecho bien, o pedir disculpas por algo que no lo amerite.
Atenerse a los propios valores
Mantener fidelidad a lo que se cree y ajustarse a eso. No se debe permitir que otros hagan cosas en contra de los propios valores.

Herramientas[editar]

Tarjetas diarias[editar]

Un formato especial para el seguimiento de los comportamientos que interfieren distraen o entorpecen el progreso del paciente, son fichas que el paciente completa semana a semana donde apunta situaciones, emociones y conductas que causaron problema durante la semana.

Bases filosóficas[editar]

Las bases filosóficas de la terapia dialéctica se dan exclusivamente del pensamiento platoniano y la episteme desarrollada por este utilizando la estructura de las definiciones y del pensamiento para la comprensión y asimilación y obtención del conocimiento y una personalidad equilibrada y sin complejos.

Teoría Biosocial[editar]

"la terapia dialéctico-conductual se basa en la teoría biosocial del funcionamiento de la personalidad, en la que el trastorno límite de la personalidad se contempla como un trastorno que parte del desajuste en algún punto del sistema biológico de la regulación emocional, potencializado por un ambiente invalidante que responde erraticamente (sea por exceso o por omisión) a la experiencia privada del niño en la historia de aprendizaje. Éste se caracteriza por una elevada sensibilidad emocional, un aumento de la intensidad de las emociones y un lento retorno a la emotividad basal. Las conductas características y las experiencias emocionales asociadas con el trastorno límite de la personalidad resultan según esta teoría de la expresión de esta disfunción biológica en un entorno ambiental experimentado como invalidante por el paciente borderline."[10]

Terapia cognitivo conductual[editar]

Uno de los muchos componentes integrantes de la TDC es la terapia cognitivo-conductual. La TDC se adhiere al "ethos" científico. Utiliza la autosupervisión, con un énfasis en el aquí y el ahora y toma mucho prestado de la terapia dialéctico-conductual, incluyendo el estilo de colaboración abierta y explícita entre paciente y terapeuta. Es más, el tratamiento tiene un manual, la "biblia" de la TDC, que es la obra de M. Linehan "Tratamiento cognitivo conductual del trastorno borderline" (1993a). (Ella dice que su editor insistió en titularlo "tratamiento cognitivo-conductual" porque pensaba que un título que incluyera la palabra "dialéctica" tendría menos posibilidad de obtener buenas ventas, en particular en los Estados Unidos)[11]

Bibliografía[editar]

  • The Miracle of Mindfulness(El milagro de la plenitud de conciencia) por Thich Nhat Hanh ISBN 0-8070-1239-4
  • Skills Training Manual for Treating Borderline Personality Disorder por Marsha M. Linehan ISBN 0-89862-034-1
  • Cognitive Behavioral Treatment of Borderline Personality Disorder por Marsha M. Linehan, 1993
  • Fatal Flaws: An Introduction to Disorder of Personality and Character por Stuart C. Yudovsky

Referencias[editar]

  1. Marsha M. Linehan & Linda Dimeff, «Dialectical Behavior Therapy in a Nutshell». The California Psychologist, 34, 10-13, 2001.
  2. Linehan, Marsha M. (2003). «Manual del tratamiento de los trastornos de personalidad límite». España: Paidós. ISBN 84-493-1418-6. 
  3. Janowsky, David S. «Psychotherapy indications and outcomes». Washington, DC: American Psychiatric Press. ISBN 0-88048-761-5.  Parámetro desconocido |añor= ignorado (ayuda)
  4. Linehan, M. M. & Dimeff, L. (2001). «Dialectical Behavior Therapy in a nutshell»., The California Psychologist, 34, 10-13.
  5. «Cognitive-behavioral treatment of chronically parasuicidal borderline patients». Archives of General Psychiatry 48:  pp. 1060–64. 1991. 
  6. «Naturalistic follow-up of a behavioural treatment of chronically parasuicidal borderline patients». Archives of General Psychiatry 50 (12):  pp. 971–974. 1993. PMID 8250683. 
  7. Brody, J. E. (2008, Mayo 6). The growing wave of teenage self-injury. New York Times. Consultado el 1 de julio de 2008.
  8. «DBT for Sexual Abuse Survivors: Current Status and Future Directions». Journal of behavior Analysis of Offender and Victim: Treatment and Prevention 1 (4):  pp. 52–69. 2008. http://www.baojournal.com/JOBA-OVTP/JOBA-OVTP-VOL-1/JOBA-OVTP-1-4.pdf. 
  9. Linehan, M. M.; Schimdt, H. Et Al. (1999). «Dialectical behavior therapy for patiens with borderline personality disorder and drug-dependence». The American Jounal on Adicctions 8:279-292.
  10. . Actualización del McLean Hospital Psychiatic, enero de 1999
  11. Advances in Psychiatric Treatment (2002) 8: 10-16 © 2002 The Royal College of Psychiatrists. Dialectical behaviour therapy for borderline personality disorder. Robert L. Palmer. http://apt.rcpsych.org/cgi/content/full/8/1/10

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]