Teorema fundamental de la aritmética

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En matemática, y particularmente en la teoría de números, el teorema fundamental de la Aritmética o teorema de factorización única afirma que todo entero positivo se puede representar de forma única como producto de factores primos. Por ejemplo,

 6936 = 2^3 \cdot 3 \cdot 17^2 \,
 1200 = 2^4 \cdot 3 \cdot 5^2 \,

No existe ninguna otra factorización de 6936 y 1200 en números primos. Como la multiplicación es conmutativa, el orden de los factores es irrelevante; por esta razón, usualmente se enuncia el teorema como factorización única salvo en el orden de los factores.

Por definición, un producto vacío tiene por resultado 1, con lo cual el teorema vale también para 1 si se toma como el producto de cero factores.

Aplicaciones[editar]

Representación canónica de un entero positivo[editar]

Todo entero positivo n > 1 puede ser representado exactamente de una única manera como un producto de potencias de números primos:


n
= p_1^{\alpha_1}p_2^{\alpha_2} \cdots p_k^{\alpha_k}
= \prod_{i=1}^{k}p_i^{\alpha_i}

donde p1 < p2 < ... < pk son primos y αi son enteros positivos.

Esta representación se llama representación canónica[1] de n, o forma estándar[2] [3] de n.

Por ejemplo 999 = 33×37, 1000 = 23×53, 1001 = 7×11×13

Nótese que los factores p0 = 1 pueden ser insertados sin cambiar el valor de n (p.e. 1000 = 23×30×53). En efecto, cualquier número positivo puede ser representado únicamente como un producto infinito tomado sobre todo el conjunto de los números primos,


n=2^{\alpha_2}3^{\alpha_3}5^{\alpha_5}7^{\alpha_7}\cdots=\prod_{\mathbb{P}} p^{\alpha_{p}}

donde un número finito de αp son enteros positivos, y el resto son cero. Permitiendo exponentes negativos se proporciona una forma canónica para los números racionales.

Importancia[editar]

El teorema establece la importancia de los números primos. Éstos son los «ladrillos básicos» con los que se «construyen» los enteros positivos, en el sentido de que todo entero positivo puede construirse como producto de números primos de una única manera.

Conocer la factorización en primos de un número permite encontrar todos sus divisores, primos o compuestos. Por ejemplo, la factorización anteriormente dada de 6936 muestra que cualquier divisor positivo 6936 debe tener la forma:  2^a \cdot 3^b \cdot {17}^c , donde 0 ≤ a ≤ 3 (4 valores posibles), 0 ≤ b ≤ 1 (2 valores posibles), y 0 ≤ c ≤ 2 (3 valores posibles). Multiplicando el número de opciones independientes se obtiene un total de  4 \cdot 2 \cdot 3 = 24 divisores positivos

Una vez que se conoce la factorización en primos de dos números, se pueden hallar fácilmente su máximo común divisor y mínimo común múltiplo. Por ejemplo, de las factorizaciones anteriores de 6936 y 1200 se puede deducir que su máximo común divisor es 2³ · 3 = 24. Sin embargo, si no se conoce la factorización en primos, usar el algoritmo de Euclides en general requiere muchos menos cálculos que factorizar los dos números.

El teorema fundamental implica que las funciones aritméticas aditivas y multiplicativas están completamente determinadas por sus valores en las potencias de los números primos.

Cualquier número entero n mayor que 1 puede escribirse de manera única, salvo el orden, como un producto de números primos.

Demostración[editar]

El teorema fue prácticamente demostrado por primera vez por Euclides, aunque la primera demostración completa apareció en las Disquisitiones Arithmeticae de Carl Friedrich Gauss.

Aunque a primera vista el teorema parezca «obvio», no vale en sistemas numéricos más generales, entre estos muchos anillos de enteros algebraicos. Ernst Kummer fue el primero en notar esto en 1843, en su trabajo sobre el último teorema de Fermat. El reconocimiento de este fallo es uno de los primeros avances de la teoría de números algebraicos.

Demostración de Euclides[editar]

La demostración se hace en dos pasos. En el primero se demuestra que todo número es un producto de primos (incluido el producto vacío). En el segundo se demuestra que cualesquier dos representaciones son iwales.

Descomposición en primos[editar]

Supóngase que existe algún entero positivo que no puede representarse como producto de primos. Entonces debe haber un mínimo número n con esa propiedad. Este número n no puede ser 1, por la convención anterior. Tampoco puede ser un primo, porque todo primo es el producto de un único número primo: él mismo.
Así pues, n = ab, donde a y b son enteros positivos menores que n. Como n es el mínimo entero positivo para el que falla el teorema, tanto a como b pueden escribirse como producto de primos. Pero entonces n = ab también puede escribirse como producto de primos, lo que es contradictorio.

Unicidad[editar]

La demostración de la unicidad se apoya en el siguiente hecho: si un número primo p divide a un producto ab, entonces divide a a o divide a b (lema de Euclides). Para demostrar este lema, si se supone que p no divide a a, entonces p y a son primos entre sí y por la identidad de Bézout existen x e y enteros tales que px + ay = 1. Multiplicando por b se obtiene pbx + aby = b, y puesto que los dos sumandos del lado izquierdo son divisibles por p, el término de la derecha también es divisible por p.

Dados dos productos de primos que tengan igual resultado, tómese un primo p del primer producto. Divide al primer producto, y por lo tanto también al segundo. Por el hecho anterior, p debe dividir al menos a un factor del segundo producto; pero los factores son todos primos, así que p debe ser igual a uno de los factores del segundo producto. Se puede entonces cancelar a p de ambos productos. Siguiendo de esta forma se cancelarán todos los factores de ambos productos, con lo cual éstos deben coincidir exactamente.

Demostración por descenso infinito[editar]

Otra prueba de la unicidad de las factorizaciones en primos de un entero dado utiliza el método del descenso infinito.

Supóngase que cierto número entero se puede escribir como producto de factores primos de (al menos) dos maneras distintas. Entonces, debe existir un mínimo entero s con esa propiedad. Sean p1·...·pm y q1·...·qn dos factorizaciones distintas de s. Ningún pi (con 1 ≤ im) puede ser igual a algún qj (con 1 ≤ jn), pues de lo contrario habría un número menor que s que se podría factorizar de dos maneras (obtenido al quitar factores comunes a ambos productos) contradiciendo la suposición anterior. Se puede entonces suponer sin pérdida de generalidad que p1 es un factor primo menor que todos los qj (con 1 ≤ jn). Considérese en particular q1. Entonces existen enteros d y r tales que

{q_1\over p_1} = d+{r\over p_1}

y 0 < r < p1 < q1 (r no puede ser 0, puesto que en tal caso q1 sería un múltiplo de p1 y por lo tanto compuesto). Al multiplicar ambos lados por s / q1, resulta

p_2 \ldots p_m = \left ( d + {r\over p_1} \right ) q_2 \ldots q_n = d\cdot q_2 \ldots q_n + {r\cdot q_2 \ldots q_n \over p_1}.

El segundo término de la última expresión debe ser igual a un entero (pues lo son también los otros términos), al que se llamará k; esto es,

k = {r\cdot q_2\ldots q_n\over p_1},

de donde se obtiene,

p_1\cdot k = r\cdot q_2 \ldots q_n.

El valor de los dos lados de esta ecuación es obviamente menor que s, pero sigue siendo lo bastante grande como para ser factorizable. Como r es menor que p1, las dos factorizaciones obtenidas en ambos lados después de haber escrito k y r como producto de primos deben ser diferentes. Esto contradice la suposición de que s es el entero más pequeño que se puede factorizar en más de una forma. Por tanto, la suposición inicial debe ser falsa.

Demostración por álgebra abstracta[editar]

Sea n un entero. Zn es un grupo finito, por lo que tiene una serie de composición. Por definición, los factores en una serie de composición son simples; por lo tanto, en la serie de Zn éstos deben ser de la forma Zp para algún primo p. Como el orden de Zn es el producto de los órdenes de los factores de su serie de composición, esto da una factorización de n en números primos. Pero el teorema de Jordan-Hölder afirma que una serie de composición es única, y por lo tanto la factorización de n debe ser única.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Long (1972, p. 45)
  2. Pettofrezzo y Byrkit (1970, p. 55)
  3. Hardy & Wright § 1.2

Enlaces externos[editar]