Teorías de la conspiración del 11M

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las teorías de la conspiración del 11M es un término empleado para denominar a las hipótesis de diversas webs, como Libertad Digital, medios periodísticos como City Fm Radio o El Mundo, o bloggers como Luis del Pino, sobre las circunstancias, la instrucción, el sumario, y el desarrollo, del primer juicio de los atentados del 11M. Según sus diversos promotores, dichas hipótesis se basan en investigaciones periodísticas de los medios y en análisis propios, que afirman ajustarse a los hechos y al sumario, y plantean incógnitas cuyo no esclarecimiento abriría la posibilidad de todo tipo de especulaciones y variaciones sobre la versión oficial (la sentencia judicial) de los hechos.

Otro de los teóricos de la conspiración del 11-M es Bruno Cardeñosa cuyas teorías, sugiriendo una confabulación entre servicios de inteligencia y tramas yihadistas son refutadas por el crítico de las pseudociencias Antonio Luis Moyano en el artículo: "11-M: las falsas claves de una conspiración" en el boletín El Ojo Crítico. http://elojocritico.info/wp-content/uploads/2014/04/EOC75.pdf

Introducción[editar]

Pancarta de los Peones Negros en la manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo el 25 de noviembre de 2006 contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La pancarta dice "11-M Queremos saber la verdad". El pequeño cartel sobreimpresionado sobre la bandera española que aparece sostenido por un manifestante en el centro dice "Zapatero - En mi nombre NO", junto a una pancarta con un peón negro y el lema "Yo no me rindo".

Aunque formalmente los promotores de estas teorías niegan promover ninguna alternativa a la autoría islamista de los atentados, en numerosas ocasiones sus cuestionamientos plantean directa o indirectamente coincidencias o algún tipo de involucración o relación de ETA con la matanza.[1] [2] [3] [4] [5] También se conjetura sobre la posibilidad de que la instrucción del sumario hubiese sido saboteada, habiendo sido engañado el instructor del caso, al entregársele informes contradictorios, declaraciones manipuladas y documentos falsos[6] e incluso sobre el hecho de que el PSOE hubiese participado en dicha intoxicación.[7] Otras teorías también han implicado en los atentados a los servicios secretos marroquíes y franceses.[8] Además de las supuestas inconsistencias y agujeros del sumario judicial, los defensores de estas teorías se basan frecuentemente en la aplicación del principio Cui prodest? (¿a quién beneficia?), habitual en las investigaciones de delitos. A través de la interpretación de este principio se enhebran las teorías que llevarían a que pudiese estar implicado el PSOE (especulando con que el atentado hubiese sido la causa de la derrota del Partido Popular en las elecciones que tuvieron lugar tres días después), ETA, Marruecos o incluso los responsables de la " guerra sucia" durante los gobiernos de Felipe González.[5] también podría deberse al desacuerdo con EE.UU y afirmación de Zapatero, que si ganaba retiraría de inmediato las tropas de Irak con lo que produjo un efecto llamada al atentado , con el fin de cambiar el sentido del voto , y así dañar la coalición de las azores .

Pancarta de los Peones Negros en la manifestación de 2007 de la AVT en Madrid

En la sentencia dictada por el juez Javier Gómez Bermúdez tras el juicio por los atentados del 11-M, se define así el método utilizado por los defensores de estas teorías:

“Como en muchas otras ocasiones a lo largo de este proceso, se aisla un dato –se descontextualiza- y se pretende dar la falsa impresión de que cualquier conclusión pende exclusivamente de él, obviando así la obligación de la valoración conjunta de los datos –prueba- que permita, mediante el razonamiento, llegar a una conclusión según las reglas de la lógica y la experiencia”.

La plataforma más representativa y que agrupa a un mayor número de personas incrédulas con la versión oficial se denomina Peones Negros, muchos de los cuales se manifestaron los días 11 de cada mes por toda España con el fin de "homenajear a las víctimas y exigir la verdad". [9]

Sobre este grupo, cuyas opiniones aparecen en la emisora de radio City Fm Radio, la publicación digital Libertad Digital y el periódico El Mundo, existen diversas personas que afirman que "no saben lo que pasó pero saben que no pasó lo que dice el sumario". En este segundo grupo se sitúa una parte del PP y especialmente sus miembros Ángel Acebes y Eduardo Zaplana, que tanto el día de los atentados como en los posteriores siguieron insistiendo en no descartar la hipótesis de la participación de la banda terrorista ETA, a pesar de la supuestamente creciente y abrumadora evidencia en contra según algunos medios.[10] El efecto neto de estas teorías, en opinión de algunas personas detractoras de las mismas, es que habrían impedido el debate sobre la gran cantidad de negligencias que pudieran haber cometido los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en los meses y días previos a los atentados.[cita requerida]

Tras los atentados del 11 de marzo el gobierno, todos los CFSE, la oposición y todos los medios de comunicación sostuvieron la autoría de ETA,[11] al menos hasta el mediodía, cuando comenzaron a aparecer informaciones que apuntaban hacia una autoría distinta, la islamista. Posteriormente se dio por cierta la vinculación de los islamistas. Más tarde, han proliferado nuevas teorías, lo que hace que, según los inspiradores de estas teorías, se mantenga la posible implicación de ETA en la masacre.

El aliciente de las mismas se centra en presuntos fallos, negligencias y contradicciones en la investigación, que sugieren que habrían sido -entonces- manipulaciones conscientes. Según sus detractores, la mayoría de estas teorías se basan en verdades a medias, hechos fuera de contexto[cita requerida] o que ellos consideran irrelevantes de cara a la investigación. Si la investigación policial y judicial sostiene que el propósito de los terroristas era, principalmente, lograr la retirada de las tropas de Irak, las teorías conspirativas apuntan en otra línea: los autores intelectuales serían de origen local y el verdadero objetivo fue el cambio de gobierno, no la retirada de las tropas de Irak que el nuevo gobierno efectuaría. Algunas de estas teorías responsabilizan al PSOE de la masacre, involucrando a algunos policías, jueces y confidentes en tramas cuya finalidad habría sido la derrota electoral del gobierno del Partido Popular. Las diferentes tesis conspirativas son bastante heterogéneas en cuanto al grado de implicación del PSOE y de cierta parte la misma policía, en la trama de los atentados. Pero en lo que todas coinciden es en que el gobierno del PSOE está ocultando datos, intentando evitar que se investigue más y se sepa toda la verdad. Frente a estas acusaciones el gobierno siempre ha afirmado que está todo claro por lo cual no habría nada que investigar, y no le compete a él dar las respuestas sino a la justicia y a los CFSE.[cita requerida]

Desde abril del año 2004 el diario El Mundo publica una serie de artículos, que ha denominado en conjunto agujeros negros del 11-M, que inciden en aspectos de la investigación, en su opinión, sin aclarar, y en una serie de posibles errores policiales que han dado lugar a sospechas en cuanto a los procedimientos. En este sentido, otros medios de comunicación como, la emisora madrileña City Fm Radio que dirige Juan Antonio Tirado, y que desde 2005 mantiene un equipo de investigación con Javier Castro Villacañas, Luis del Pino y Javier Oyarzabal o la cadena de radio COPE y el diario en línea Libertad Digital vienen defendiendo que el Ministerio del Interior español no está haciendo todo lo posible por llegar al fondo de las investigaciones y se hacen eco de las noticias que publica El Mundo al respecto. Libertad Digital y City Fm Radio, por su parte, añadieron al grupo de investigadores de la conspiración a Luis del Pino quien mantiene un blog permanente con numerosos lectores, la mayoría de los cuales se hallan asociados en el grupo. Los llamados agujeros negros inciden en las siguientes materias:

Los elementos de las "teorías de la conspiración"[editar]

Polémica sobre el explosivo utilizado[editar]

En contra del protocolo, y a pesar de la relevancia de los atentados, no se realizó ningún informe de la Policía Científica que pudiera precisar la naturaleza y el origen de los explosivos detonados en los trenes. Las mínimas muestras sólo se examinaron en el laboratorio de los Tedax, de medios limitados, en donde sólo pudo determinarse que contenían dinamita, por medio de un informe que, según informó El Mundo, carecería de validez jurídica.[12] Ciertos medios [cita requerida] afirman que del tenor literal de las declaraciones que el Comisario, y Jefe de la U.C.D.E. y N.R.B.Q. Sánchez Manzano (actualmente sometido a investigación judicial por destrucción injustificada de pruebas) realizó ante la Comisión de Investigación sobre los Atentados del 11 de marzo se deduce que la dinamita empleada por los terroristas no era Goma-2 ECO, lo que constituye un dato de una importancia reveladora. Y es que hasta ahora, la versión oficial ha fijado como indicio racional único que el explosivo que los terroristas utilizaron les fue proporcionado por la llamada trama asturiana de los explosivos, que supuestamente hizo acopio de ellos robándolos de Mina Conchita, una explotación de caolín situada en Tineo (Asturias).

En este sentido el citado Comisario Sánchez Manzano respondió, ante una pregunta del diputado aragonés José Antonio Labordeta (CHA), lo siguiente: "A las 14:00 horas, como son muestras obtenidas en los restos que ha dejado la explosión, lo único que se puede averiguar es que es dinamita, porque lo único que se puede encontrar es nitroglicerina, que es componente común en todas las dinamitas". Los seguidores de las teorías conspirativas creen que esta declaración tiene una importancia capital puesto que la nitroglicerina no es un componente de la Goma 2 ECO,[13] [14] y su presencia en 8 de los 10 focos de explosión que se produjeron en los trenes indica que el explosivo empleado por los terroristas era diferente al que se robó en Asturias. Por lo tanto, según ellos, es necesario sondear la existencia de vías alternativas de obtención y acopio de los explosivos que pudieron utilizar los terroristas. Si hubiera habido nitroglicerina, como quiera que la nitroglicerina sí es un componente de la dinamita Titadyn 50, explosivo utilizado con profusión por ETA en sus atentados, y que fue robado en grandes cantidades por dicha banda terrorista de los polvorines de Plévin y Grenoble en Francia, y parte del cual les fue incautado días antes del 11-M en una furgoneta, cuyos conductores, al ser detenidos confesaron que pensaban usar, precisamente para hacerla detonar en unos trenes en Madrid, esto habría probado que la policía mintió respecto a la colaboración de esta banda.

Componentes de la GOMA 2-ECO
Componentes: Nitroglycol, nitrato amónico, nitrocelulosa, carbonato cálcico, dibutyltalato y harina o serrín.
Componentes de la GOMA 2-EC
Componentes: DNT, nitroglycol, nitrocelulosa, nitrato amónico, combustibles y estabilizantes.
Componentes de la Titadyn
Componentes: nitrato amónico, nitroglicerina, nitrocelulosa y DNT.
Fuente: Informe pericial del juicio [6]

Sánchez Manzano afirmó posteriormente haberse equivocado y que no se deben leer sus declaraciones con literalidad total. Posteriormente, ante el revuelo de su explicación de que pronunció dos veces "nitroglicerina" cuando en realidad lo que quería decir era dinamita [7], (en sus declaraciones quedaría la dinamita es el componente fundamental de todas las dinamitas) posteriormente se corregiría diciendo que en su declaración en la comisión hablaba de dinamitas en general a lo que añadiría Soy un experto en desactivación de explosivos, no en explosivos. De hecho ni siquiera es un Tedax ya que nunca realizó el Curso de Especialización. Tradicionalmente la dinamita tuvo siempre como componente principal la nitroglicerina[15] por lo que él, alegó que, sin ser un experto en química, sino en desactivación de explosivos, simplemente pensó que la Goma-2, como cualquier otra dinamita, usaba nitroglicerina. La Goma2 ECO, en cambio, sustituye la nitroglicerina por un compuesto químico derivado de ella: el nitroglicol. Ante el revuelo generado por algunos medios el juez Del Olmo afirmaría: La utilización del término nitroglicerina en la Comisión Parlamentaria se debió a la asociación del citado término con la palabra dinamita, ya que la nitroglicerina es histórica y universalmente asociada a las dinamitas en general. El 15 de diciembre de 2006 Sánchez Manzano fue destituido de su cargo al frente de los TEDAX.

En la transcripción del informe preparado por los Tedax aparecieron errores atribuidos por los defensores de la llamada teoría de la conspiración a manipulaciones, tales como la aparición en el informe de una mención a la Goma-2 EC, una de las variantes de la Goma2, distinta en características y componentes a la Goma2-ECO y anterior a ésta. Más tarde, en el auto judicial se indica que esas menciones se debieron a errores de transcripción.

Inmediatamente después de la apertura del juicio oral la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ordenó por fin el 23 de enero de 2007 realizar un análisis de las muestras recogidas en los trenes, prueba que no había sido practicada previamente durante la fase de instrucción. Los peritos que realizaron los análisis se encontraron ante el insólito hecho de que las únicas trece muestras conservadas (todas las demás habían sido destruidas, por orden del propio Sánchez Manzano, según él mismo ha confesado ante el juez) habían sido lavadas en el laboratorio de los TEDAX con agua y acetona. A pesar de ello, el equipo de peritos logró encontrar en todas ellas muestras de dinitrotolueno (DNT), sustancia que no es un componente de la Goma 2 ECO, pero sí de otros explosivos como el Titadyn. Dos de los ocho especialistas (los representantes de la Policía científica) que integraban el equipo adujeron que podía tratarse de una contaminación de fábrica. Para salir de dudas, el presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez, ordenó que se cotejaran muestras de Goma 2 ECO procedentes de la fábrica de Unión Española de Explosivos: Ninguno de los análisis practicados halló contaminación alguna de DNT en los cartuchos analizados.[16] Se da la circunstacia que el juez Javier Gómez Bermúdez ordenó instalar cámaras de vigilancia que grabaran las 24 horas en los laboratorios donde se efectuaron los análisis de las muestras. La tarde de la aparición de dinitrotolueno, las instalaciones sufrieron un apagón y las cámaras dejaron de grabar por un tiempo.[17]

Por otro lado, en una de las muestras, precisamente la única que no había sido lavada con agua y acetona, se encontraron restos de nitroglicerina, explosivo que tampoco está presente en la Goma 2 ECO, pero sí en otros tipos de dinamita.

El 16 de mayo de 2007 el Tribunal recibió el informe definitivo de los 8 peritos. El informe consta de 2.397 páginas —de ellas 222 son de conclusiones—. Cinco de los ocho peritos coincidían en apuntar que los terroristas utilizaron Goma 2, si bien no precisan si ECO o EC; hipotetizando que la presencia de dinitrotolueno (DNT) o la nitroglicerina (NG) —ambos componentes del Titadyn—, puede deberse a una posterior contaminación. Por otra parte, otro de ellos considera que se utilizó Titadyn [8].

En primavera de 2009 la polémica se reabrió a raíz de las declaraciones de algunos de los expertos en explosivos que colaboraron en el caso.[18] Entre otras cosas, denunciaron haber trabajado a contrarreloj por presiones gubernamentales, y señalaron que los TEDAX habían "lavado" inoportunamente las muestras de los focos, además de la versión falseada del análisis reproducida en el informe oficial.,[19] relatando posteriormente estos hechos y sus propias conclusiones en el libro Titadin, publicado en 2009.

El 2010 se hizo público un vídeo[9] del laboratorio de análisis el día que se obtuvo la identificación del DNT entre los explosivos. La reacción de los ténicos al hallazgo del DNT ha servido de base a nuevas polémicas.[20] Dicho vídeo no se entregó a las partes por estar, al parecer, catalogado bajo distinta nomenclatura.[21]

Presunta implicación de ETA[editar]

"Al menos hasta el día en que dejé el ministerio, no había una sola pista que permitiera adjudicar la autoría del 11-M a ETA" (Ángel Acebes, 17 de mayo de 2004)[10]

Pancarta en la manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo el 25 de noviembre de 2006 contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La pancarta, sobreimpresionada sobre la bandera española, dice "ETA - Zapatero - PSOE: ¿Quién está detrás del 11-M".

Lo que para los responsables policiales y para el instructor del sumario son meras casualidades, para algunas personas son indicios que apuntan a la posible implicación de ETA en los atentados del 11 de marzo. Uno de estos indicios es que El Chino, jefe de la banda de Leganés, fue narcotraficante en el País Vasco y le comentó a Trashorras, según consta en un informe policial, que conocía a los etarras de la caravana de Cuenca. Los partidarios de estas teorías infieren que cualquier persona que trafica con drogas en el País Vasco debe necesariamente conocer a ETA y tener su permiso. Esta tesis podría justificarse por el férreo control de ETA de las actividades ilegales en su zona [cita requerida].

También se considera como indicio el que en el año 2002 el jefe del aparato electrónico de ETA, Elgorriaga Kunze, lograra diseñar, tras dos años de trabajo, un sistema de detonación de bombas mediante teléfonos móviles que fue empleado fallidamente en el cementerio de Zarauz durante un homenaje al concejal asesinado por ETA Ignacio Iruretagoyena. En este sentido se considera que el auto del juez no ha conseguido aclarar ni quién adquirió los móviles ni quién montó las bombas, pues según los defensores de las teorías alternativas ninguno de los fallecidos en Leganés disponía de los conocimientos técnicos necesarios para ello. Además, los hindúes dueños de la tienda donde se compraron los móviles afirmaron que éstos fueron adquiridos por personas de raza española, con acento español, y que hablaban entre ellos en una lengua extraña. El diputado del PP Jaime Ignacio del Burgo, preguntó ante la Comisión de Investigación de los Atentados del 11-M, si ese idioma hubiera podido ser el vasco.

Otro indicio sería Yusuf Galán, implicado en la trama española del 11-S, que fue interventor electoral de Herri Batasuna y que algunos de los presuntos terroristas, como El Chino, habían vivido o vivían en el País Vasco. Además, Abdelkrim Beresmail, preso en la cárcel, poseyera la dirección de la prisión donde cumplían condena dos terroristas etarras, Harriet Iragui y Henri Parot y el nombre de este último, así como la fórmula de la cloratita, explosivo empleado por ETA. También se considera un indicio el que ETA robara un coche (que hizo estallar el 3 de diciembre de 2003 en Santander (Cantabria)) en la misma calle en la que se encontraba un garaje de Trashorras. La constatación (aparece en los diarios de visitas de la cárcel de Villabona) de que Fernando Huarte, militante del PSOE asturiano, y al parecer miembro encubierto de los servicios de inteligencia españoles, se entrevistó con Benesmail antes y después del atentado, y que Almallah, el ciudadano sirio detenido, se afiliara al al PSOE tras el atentado, también se consideran como indicios. La ruta seguida por los que transportaron el explosivo desde Asturias también ha sido alegada como sospechosa, ya que buscaron pasar por Burgos en lugar de seguir una ruta más directa, y fueron detenidos por la Guardia Civil de tráfico, pudiendo reanudar su marcha.

Con todo esto está relacionado el llamado "caso del ácido bórico" o, más exactamente, caso del informe sobre el ácido bórico.

La vigilancia policial[editar]

Manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo el 25 de noviembre de 2006 contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La pancarta insinúa que "el ministro de Interior Alfredo Pérez Rubalcaba miente sobre el 11-M, como supuestamente mentía en relación a los GAL".

Ha sido el diario El Mundo quien ha vertido las mayores acusaciones contra determinados funcionarios de la policía. Su teoría de la conspiración insinúa que altos cargos de la policía (procedentes de anteriores gobiernos socialistas) apoyaban al PSOE contra el PP.[cita requerida] El juez Juan del Olmo denunció al director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, aunque la denuncia no fuera admitida a trámite en el juzgado. Según los datos proporcionados por el sumario al menos 5 de los 29 confidentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado (Policía, Guardia Civil, servicios de inteligencia) procesados habrían avisado con tiempo de los atentados (Lavandera, Joe, Cartagena, etc) formarían parte de la trama asturiana de explosivos (Antonio Toro, Carmen Toro, Suárez Trashorras, Rafa Zouhier)[cita requerida]. En este sentido, los diferentes grupos que organizaron el 11-M estarían controlados de un modo u otro por las Fuerzas de Seguridad del Estado: La trama asturiana, a través de las informaciones que Zouhier proporcionaba a la Unidad Central Operativa (dependiente de la Guardia Civil) y las que Lavandera proporcionó a la Guardia Civil asturiana; el grupo de Lamari, controlado a través del agente del Centro Nacional de Inteligencia "El Pollero", y él, así como el grupo de El Chino, controlado a través del topo "Cartagena".[cita requerida]

Dos noticias[cita requerida] publicadas por el diario El Mundo a este respecto fueron, por un lado la existencia de la "cinta de Canciones"[cita requerida], que demostraría que en el año 2001 Antonio Toro y Trashorras buscaban a gente que supiese manipular bombas con móviles; y el testimonio de una mujer de mediana edad, grabado por la policía, que el 5 de marzo de 2004 recibió la visita de algunos agentes de policía que le preguntaron por El Chino y Suárez Trashorras.[cita requerida]

Teorías sobre pruebas amañadas[editar]

El diario El Mundo y City Fm Radio trataron de dejar en entredicho algunas de las principales pruebas del sumario, que supuestamente habrían sido amañadas por miembros de la policía:

  • La mochila de Vallecas, que fue vital para detener a Jamal Zougam antes de las elecciones, no fue detectada en los trenes ni por los Tedax ni por los perros que olisquearon palmo a palmo cada uno de los vagones llenos de cadáveres y restos humanos. El inspector Álvarez, que estuvo presente en el Pozo del Tío Raimundo la mañana del 11 de marzo, afirmó ante el juez Del Olmo que la citada mochila no se encontraba entre los objetos hallados en los trenes. Su declaración -provocada por habérsele enseñado a Álvarez la mochila equivocada- desató un terremoto político, pues el jefe de la oposición, Mariano Rajoy, afirmó que la declaración del inspector Álvarez "anulaba el sumario". El diario El Mundo acusó veladamente a Rodolfo Ruiz, jefe de la comisaría de Puente de Vallecas donde apareció la mochila, como supuesto manipulador de las pruebas. El 8 de mayo de 2006 Rodolfo Ruiz Martínez fue, en primera instancia, encontrado culpable de un delito de falsificación de documento público, un delito de coacciones y un delito de detención ilegal en relación a los incidentes, que relativos al ex-ministro José Bono, se produjeron durante la manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo el 22 de enero del 2005.[22] (Leáse el artículo del caso Bono para conocer más información). Tras el correspondiente recurso Rodolfo Ruíz fue absuelto por el Tribunal Supremo. En el juicio quedó demostrado [cita requerida] que la cadena de custodia no se rompió ya que dos policías metieron los efectos personales de las víctimas en bolsas grandes que no fueron abiertas hasta que llegaron a la comisaría de Vallecas. La fiscal, sin embargo, prescindió de la declaración del inspector jefe que era responsable de dicha custodia, Miguel Ángel Álvarez-Sánchez, quien había declarado un año antes ante Del Olmo que no se siguieron sus órdenes y que no podía hacerse responsable del tiempo que los bultos pasaron el el pabellón 6 del Ifema sin su consentimiento.[23]
  • La furgoneta Renault Kangoo, aparecida en Alcalá de Henares cerca de la estación, fue inspeccionada por el inspector Luis Martín con ayuda de sus ayudantes y de perros adiestrados. Según los defensores de las teorías alternativas, en la comisión de investigación, ante una pregunta de la comisionada Uxue Barkos, respondió que tanto él como sus hombres encontraron la furgoneta vacía. En realidad el Sr. Martín afirmó que no había encontrado nada que le llamase la atención. Sin embargo, en la comisaría de Canillas fueron detectadas 61 evidencias diferentes, entre ellas una cinta con versos coránicos, algunos detonadores y una muestra de dinamita Goma 2 ECO.[24]
  • El automóvil Škoda Fabia, donde se hallaron los rastros de ADN que permitieron vincular al 11-M con Lamari y otros 6 miembros de su trama, no fue descubierto en Alcalá de Henares hasta junio de 2004, según se desprende del propio informe de la policía, 3 meses después de los antentados y 2 meses y medio después de que explotara el piso de Leganés donde estaban los terroristas. Según los defensores de las teorías alternativas, la falsedad de esta prueba ha sido posteriormente confirmada por el propio juez en el sumario de los atentados. Sin embargo, sí ha sido admitida como prueba por el tribunal. [cita requerida]

Los enigmas de Luis Del Pino[editar]

"El núcleo central del atentado del 11-M está detenido o ha muerto en el suicidio colectivo de Leganés" (Ángel Acebes, ministro del Interior, 3 de Abril de 2004).[11]

Luis del Pino afirma haber estudiado el sumario (y resaltado sus contradicciones) de forma sostenida y detallada. Ingeniero de Telecomunicación y colaborador de Libertad Digital y de City Fm Radio, este periodista dice basar sus afirmaciones en el sumario del juez Del Olmo y lo ha analizado, según él, en detalle. En esta línea, sostiene que aún se desconoce quién eligió la fecha, los nombres de los terroristas que efectivamente colocaron las bombas y el explosivo verdaderamente utilizado. Afirma que se ocultan las grabaciones de los terroristas en las estaciones, hechas públicas en 7-J en Londres [12]. También ha sostenido que el sumario parece indicar que los suicidas de Leganés no fueron los organizadores ni se habrían suicidado, sino que serían unos mercenarios a los que se les habría pagado 3.000 euros por colocar las mochilas-bomba del 11-M. Afirma que, tanto la mochila que no estalló, como la camioneta y un coche usados por los terroristas para llegar a la estación de Alcalá de Henares, son pruebas falsas.

Luis del Pino afirmó que las autopsias archivadas en el sumario revelaban que los cuerpos no tenían metralla, a diferencia de lo que sucedía en el explosivo de la citada mochila de Vallecas, que sí la tenía. Esto, se ha demostrado falso pues hay muestras en el informe policial de que se encontraron numerosos clavos y tornillos en los vagones afectados que deberían proceder sin duda de las mochilas explosivas. El motivo por el que en los informes de las autopsias no se informa de la presencia de metralla es porque sencillamente ésta no se buscaba ya que no se trataba de identificar la causa de la muerte, sino que se trataba de identificar al fallecido en muchos casos completamente desfigurado e incluso dividido en fragmentos. Se trata pues de identificaciones de cadáveres en las que desde luego no se prestó atención a detalles considerados en ese momento superfluos.

Sin embargo, Carmen Baladía (Directora del Instituto Anatómico Forense durante el 11-M) en una entrevista concedida a Luis del Pino en la que detallaba como coordinó y supervisó las labores de identficación y las autopsias de las víctimas, contestaba de esta manera a una de las preguntas sobre la metralla:

Luis del Pino: "¿En los cuerpos de las víctimas del 11-M había metralla, clavos, tornillos?"
Carmen Baladía: "Nada, nada en absoluto. De los 191 cuerpos solamente creo que en uno se encontró un fragmento metálico, que debía ser, lógicamente, de los trenes. Pero ni clavos, ni tuercas, ni tornillos. No había metralla entre nuestros 191 muertos.[25] "

Afirma, además, que el explosivo utilizado no fue GOMA 2[26] [27] [28] , etc.

Se centra en ese defecto de forma o error presente en el informe previo donde aparece una contaminación accidental de metenamina tanto en el explosivo Goma2 como en la muestra indubitada de Goma 2 ECO proporcionada por los Tedax para a partir de ahí afirmar que se oculta la verdadera identidad del explosivo. Identidad que él no alcanza a precisar, calificándolo muchas veces como explosivo militar. Lo cierto es que, como se ha explicado antes y como afirma textualmente el informe, la metenamina es solo un precursor de la cyclonita pero no está tampoco presente en dicho explosivo. En realidad sí está presente en numerosos productos cotidianos que fácilmente podrían haber contaminado la muestra. Increíblemente la muestra recogida y la muestra patrón tienen la misma contaminación de Metenamina, lo que indica que su origen era el mismo.

Además, en su serie "Enigmas sobre el 11-M" encuentra que las fotografías de los explosivos de la bolsa de Vallecas y el de la furgoneta de Alcalá son idénticas,[29] desvela que la cinta con versos coránicos se la dan por error al dueño de la furgoneta, lo cual a ojos de sus críticos no deja de ser un aspecto irrelevante (a pesar de que invalide esa importante prueba) o que los teléfonos móviles, según él, no tenían potencia suficiente para activar los detonadores.

Abandono de la teoría[editar]

Archivo de la investigación ordenada por el fiscal general Torres-Dulce[editar]

El 2 de marzo de 2012 el nuevo fiscal del Estado Eduardo Torres-Dulce, nombrado por el gobierno del Partido Popular presidido por Mariano Rajoy, ordenó abrir una investigación a raíz de una noticia aparecida en Libertad Digital que insinuaba que la policía o el juez instructor Juan del Olmo había ordenado ocultar en el lugar donde trabajó la empresa que se encargó de la reparación o el desguace de los trenes restos de uno de ellos sobre los que, según la noticia, no se hizo "ningún estudio" o "en caso de que se hiciera se ha mantenido oculto". Tres meses después el caso era archivado porque los fiscales no apreciaron "ninguna actuación de ocultación o manipulación de los referidos restos" para hacer desaparecer pruebas. Los fiscales afirmaban que "todo se llevó a cabo con pleno conocimiento de los órganos judiciales de la instrucción de la causa y del enjuiciamiento, que fueron informados en su momento".[30]

Declaraciones con motivo del décimo aniversario del atentado[editar]

El ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz (PP), afirmó que "ETA no fue la causante del 11-M" y que el 11-M es un caso "formalmente cerrado".[31] El presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada (PP), declaró que “Yo nunca entendí la teoría de la conspiración”.[32] La diputada Irene Lozano (UPyD) proclamó que "la teoría de la conspiración ha muerto de inanición" y que el 11-M es un "caso cerrado".[33]

El nuevo director del diario El Mundo, Casimiro García-Abadillo, publicó un editorial en el que reconocía haber cometido errores, al haber dado "crédito a algunas informaciones faltas de rigor", y acusaba a "los servicios secretos" de haber desorientado a los partidarios de la conspiración hasta hacerles parecer "una pandilla de iluminados".[34]

En las mismas fechas otras personalidades que en el pasado habían apoyado la teoría de la conspiración hicieron declaraciones más ambiguas: “[veo] improbable la participación de ETA, aunque no la descarto” (Pedro J. Ramírez, ex-director del diario El Mundo);[35] “lo importante es saber quién hizo aquel atentado tan salvaje” (Ignacio González, PP); "hubo personas (...) dispuestas a matar inocentes a fin de conseguir oscuros objetivos de poder" (Antonio María Rouco Varela, cardenal-arzobispo de Madrid).

Consecuencias[editar]

  • La esposa del comisario Rodolfo Ruiz se suicidó a raíz del acoso ejercido contra su familia por los partidarios de la conspiración.[36]
  • La presidenta de la Asociación de Víctimas del 11-M, Pilar Manjón, cuyo hijo murió en el 11-M, ha recibido amenazas e insultos anónimos durante los diez años siguientes al atentado.[37]

En la cultura popular[editar]

  • El rapero Xcese en la canción "Secreto de estado" alude a las teorías de conspiración del 11M: "bombas en los trenes, pactado por los jefes".

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Carta del Director, Pedro J. Ramírez, La "joint-venture", publicada en el diario El Mundo el 15 de abril de 2007.
  2. Folleto de la "Campaña de la Memoria" promovida por Luis del Pino en su bitácora.
  3. Los enigmas del 11-M. 3. ¿Participó ETA en el 11-M?, por Luis del Pino, en la web de Libertad Digital.
  4. Los indicios que apuntan a ETA, suplemento de Libertad Digital.
  5. a b España tras el 11-M (3), por Jaime Ignacio del Burgo, diputado del Partido Popular, 22 de junio de 2006:

    Y aunque no haya prueba que demuestre su implicación en el 11-M, mientras no se lleve a cabo una investigación rigurosa y a fondo de todos los datos que apuntan a una estrecha amistad entre etarras e islamistas, tejida dentro y fuera de las cárceles españolas, la idea de una colaboración operativa no puede ser descartada de raíz. La hipótesis del 11-M como un atentado de encargo no puede descartarse.

  6. Folleto de la "Campaña de la Memoria" promovida por Luis del Pino en su bitácora, afirmando que "Ha quedado probado que al juez instructor del caso se le han estado entregando, durante tres años, informes contradictorios, declaraciones manipuladas y documentos falsos".
  7. Reseña del libro 11-M. Golpe de Régimen de Luis del Pino, en Libertad Digital, que incluye citas como

    ¿fue el 11-M un órdago lanzado a la cara de Zapatero? Lo malo de esa pregunta es que resulta enormemente pertinente. Enfrentado a una masacre de ETA (con o sin colaboración de otras instancias), ¿cómo reaccionaría el PSOE aquel 11 de marzo? ¿Se encogería de hombros y daría por perdido el poder para muchas legislaturas, en las que los españoles veríamos sucesivamente la desaparición de ETA y la de los partidos nacionalistas en los que el PSOE había comenzado a apoyarse? ¿O aceptaría el órdago y tendería la mano salvadora a ETA, aferrándose a la única posible solución: un golpe de estado mediático que expulsara al PP del poder y que permitiera al PSOE intentar un final dialogado de la violencia? [...] Lo chapucero de muchas de las pruebas falsas, las inmensas contradicciones y lagunas de la versión oficial del 11-M apuntan a que hubo una gran dosis de improvisación en aquellos tres días de marzo. ¿Movilizó el PSOE a sus terminales en las fuerzas de seguridad para construir a toda prisa una tesis islamista y tapar, al precio que fuera, una posible participación de la banda terrorista ETA en la masacre? Situado entre la espada y la pared, ¿decidió Zapatero ligar su suerte a la de ETA? Es una de las hipótesis que se barajan.

  8. El jefe de la política exterior de Rabat "sugiere" la participación francesa y marroquí en el 11-M, artículo de Jesús Cacho, columnista de El Mundo, en El Confidencial
  9. http://www.peonesnegros.es/dias11.htm
  10. http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_3507000/3507550.stm/
  11. http://www.dw-world.de/dw/article/0,2144,1145108,00.html Noticia del 17-3-2004 perteneciente al diario aleman Deutsche Welle donde se cita el explosivo GOMA 2 como indicio de la autoría de ETA,
  12. El informe sobre los explosivos del 11-M carece de valor judicial alguno / EL MUNDO
  13. "...Está demostrado científicamente que la nitroglicerina no es uno de los componentes que se utiliza en el explosivo Goma 2 ECO...", en "Otra contaminación para justificar la nitroglicerina", en BELT.ES: El portal de los profesionales de la seguridad, 17 de abril de 2007 (Visitado el 25 de mayo de 2009)
  14. "La fábrica certifica que la Goma 2 EC no incluye nitroglicerina, en El Mundo, 2 de junio de 2007. (Revisado el 25 de mayo de 2009)
  15. Definición del DRAE
  16. Los nuevos análisis descartan que la Goma 2 ECO se contaminara en la fábrica | elmundo.es
  17. Las cámaras de Bermúdez dejaron de grabar "por un apagón" tras aparecer DNT en una muestra del 11-M, Libertad Digital, 26 de marzo de 2008.
  18. Un perito del 11-M: La policía científica nos quiso tomar el pelo, Entrevista en El Mundo, 19 de mayo de 2009.
  19. Antonio Iglesias: En los análisis del 11-M salió el retrato robot del Titadyn, El Mundo, 18 de mayo de 2009.
  20. 11-M: ¿Por qué es tan importante el vídeo del DNT?, COPE, 23 de febrero de 2010.
  21. Manuel Marraco y Joaquín Manso: El vídeo clave del 11-M estaba oculto con un nombre distinto, El Mundo, 24 de febrero de 2010.
  22. [1] Sentencia Nº 46/2006. Órgano de procedencia: Juzgado de Instrucción 14 de Madrid.
  23. La fiscal prescinde del testigo clave de la custodia de la mochila de Vallecas | elmundo.es
  24. La Goma 2 de la Kangoo salió de un cartucho de los TEDAX, El Mundo, 12 de mayo de 2009.
  25. http://www.libertaddigital.com/nacional/ni-clavos-ni-tuercas-ni-tornillos-no-habia-metralla-entre-nuestros-191-muertos-1276321976/
  26. [2][3] Pag.153 y 154 del Auto del 11-M donde se afirma que en ningún momento el explosivo GOMA 2 ECO fue identificado y la existencia de irregularidades en el informe policial.
  27. [4] Pag.155 del Auto del 11-M donde se afirma que la policía entrego una muestra de GOMA 2 ECO "contaminada" por metenamina
  28. [5] Información relativa en el diario El Mundo.
  29. La fotografía del explosivo hallado en la furgoneta de Alcalá es la misma que la de la mochila de Vallecas
  30. «La Fiscalía de Madrid entierra el bulo del 11-M que Torres-Dulce ordenó indagar». El País. 7 de julio de 2010. 
  31. «Fernández Díaz: 'ETA no fue la causante del 11M'». El Mundo. 11 de marzo de 2014. Consultado el 12 de marzo de 2014. 
  32. «El presidente del Congreso: “Nunca entendí la ‘teoría de la conspiración”». El País. 11 de marzo de 2014. Consultado el 12 de marzo de 2014. 
  33. «UPyD proclama que "la teoría de la conspiración ha muerto de inanición" y que los atentados son "caso cerrado"». Expansión. 11 de marzo de 2014. Consultado el 12 de marzo de 2014. 
  34. Casimiro García-Abadillo (9 de marzo de 2014). «Diez años después, un balance desapasionado del 11-M». El Mundo. Consultado el 12 de marzo de 2014. 
  35. «Pedro J.: “A Rajoy no le gusta la crítica y prefiere que los medios sean lo más dóciles posible”». elplural.com. 3 de marzo de 2014. Consultado el 12 de marzo de 2014. 
  36. Hernández, José Antonio (10 de marzo de 2014). «“El bulo del 11-M destrozó mi familia y mi esposa no pudo aguantarlo”». El País. Consultado el 12 de marzo de 2014. 
  37. Junquera, Natalia (10 de marzo de 2014). «“La asociación 11-M paga camas calientes y llena la nevera de muchas víctimas”». El País. Consultado el 12 de marzo de 2014. 

Enlaces externos[editar]

A favor

En contra