Teoría del escopo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La teoría del escopo (en alemán: Skopostheorie) es un concepto del campo de la traductología.

Escopo es una palabra de origen griego (en griego: σκοπός) y significa "propósito".

Fue formulada por el lingüista Hans Vermeer. Supone la idea de que la traducción y la interpretación deben tener en cuenta, en primer lugar, la función de los textos de origen y de destino.

Paul Kussmaul escribe acerca de esta teoría: "el enfoque funcional tiene una gran afinidad con la teoría del escopo. La función de una traducción depende del conocimiento, expectativas, valores y normas de los lectores del texto traducido, quienes a su vez están influidos por la situación en que se encuentran inmersos y por la cultura. Estos factores determinan si la función del texto de origen o de algunos pasajes en ese texto de origen se puede preservar, o si se debe modificar o cambiar al traducir.[1]

Como lo señala Christiane Nord, el principio primordial que condiciona cualquier proceso de traducción es la finalidad a la que está dirigida la acción traslativa. Esta se caracteriza por su intencionalidad, que es una característica definitoria de cualquier acción.

Referencias[editar]

  1. Paul Kussmaul, Training The Translator, John Benjamins Publishing Co, 1995

Enlaces externos[editar]