Teodoreto de Ciro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Teodoreto de Ciro (en griego, Θεοδώρητος Κύρρου; en latín, Theodoretus; Antioquía, ca. 393 - Ciro, entre el 458 y el 466) fue obispo de Ciro (Siria) y el último teólogo destacado de la escuela de Antioquía.

Biografía[editar]

Sus padres, muy acomodados, mantuvieron estrechos contactos con los monasterios cercanos. Educado entre los monjes, su cultura refleja al mismo tiempo una profunda formación clásica. Muertos sus padres, se retiró a uno de los monasterios de Nicerta. En 423 fue elegido obispo de Ciro, donde desarrolló una amplia actividad.

Formado en la teología antioquena, personalmente ligado a Nestorio y enconado adversario del apolinarismo, del que creía encontrar reliquias en los 12 anatematismos de San Cirilo de Alejandría, escribió la refutación de los mismos. En el Concilio de Éfeso se negó a suscribir la condenación y deposición de Nestorio, e inmediatamente compuso un tratado refutando a San Cirilo y atacando las decisiones del Concilio. Parece ser que redactó el «Símbolo de Unión» (h. 433) aceptado por Juan de Antioquía y San Cirilo. A pesar de la aceptación de este último, Teodoreto prosigió la lucha intentando que se llegase a condenar los anatematismos. En 447 fue acusado por Dióscoro de predicar dos hijos de Dios existentes en Cristo. Teodoreto se defendió en su Epístola 83, donde condena a aquellos que niegan la maternidad divina de María. En 448 un edicto imperial le prohibió predicar en Antioquía.

Enérgico adversario de la herejía eutiquiana, fue depuesto de su sede episcopal hacia el 449. En 451 fue admitido entre los «doctores ortodoxos» por el Concilio de Calcedonia —que condenó a Nestorio y Eutiques— tras haberle exigido una explícita declaración contra Nestorio y su doctrina. Tras Calcedonia, Teodoreto continuó su labor pastoral y literaria.

El Concilio de Constantinopla del 533 condenó sus escritos contra San Cirilo y el Concilio de Éfeso, así como algunos de sus sermones y cartas.

En general, se considera su cristología ambigua: a veces parece distinguir en Cristo dos personas; no rechaza el término «theotocos», aplicado a la Virgen, pero admite el de «anthropotocos»; no acepta que se pueda decir que Dios haya sufrido en la Pasión. Por otro lado, afirma que Cristo es uno con unión física y niega haber enseñado jamás la existencia de dos personas. En general se advierte que a lo largo de su vida fue abandonando algunas de las fórmulas ambiguas —por ejemplo la de «assumptus homo»— que utilizó al principio.

Obra[editar]

Resulta imposible establecer una relación completa de sus obras, algunas desaparecidas. Se pueden clasificar en:

  1. Dogmáticas y polémicas: De sancta et vivifica Trinitate et de incarnatione Domini, anteriores al 431; «Contra-anatematismos»; Eranistes vel polymorphus, h. 447 contra los monofisitas; Refutación de los 12 anatematismos, llamado también «Contra-anatematismos», 431, cuyo contenido nos es conocido a través de la refutación de San Cirilo; Los cinco libros contra San Cirilo y el Concilio de Éfeso Pentalogium, h. 432. El mismo Teodoreto nos da noticias de escritos contra los arrianos, los eunomianos, los macedonianos, los marcionitas y los apolinaristas.
  2. Apologéticas: Curación de las enfermedades griegas, última apología contra el paganismo; Diez sermones sobre la Providencia; Respuesta a las preguntas de los magos.
  3. Exégesis: Cuestiones al Octateuco, de carácter didáctico y apologético, y comentarios a numerosos libros de la Biblia.
  4. Historia: Historia eclesiástica, continuación de la de Eusebio de Cesarea, que termina el 428 con la muerte de Teodoro de Mopsuestia; Historia religiosa, o de los monjes, 444; Historia de las herejías (Haereticarum fabularum compendium): no es segura la autenticidad del capítulo dedicado a Nestorio. Finalmente, un pequeño número de sermones y 232 cartas.

Bibliografía[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]