Temazcal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Temazcal

Un temazcal (del náhuatl temazcalli, 'casa / templo de vapor', de temaz, 'vapor', y calli, 'casa') es un baño de vapor empleado en la medicina tradicional y religión de las culturas mesoamericanas y también de Norteamérica. Alonso de Molina lo definía, en su diccionario de lengua náhuatl, como "casilla como estufa, adonde se bañan y sudan".[1] El término se refiere tanto al espacio físico como al ritual que en él se lleva a cabo. El nombre equivalente en maya es zumpul-ché y en mixteco, ñihi.

Descripción[editar]

La Ceremonia se realiza dentro de diversas estructuras, que van desde unas casas hechas de carrizo / ramas de sauce cubiertas por petates, barro y/ o hierba en formas de cúpula o cilíndrica horizontal de pequeña dimensión, comúnmente llamadas toritos, hasta edificaciones de piedra y ladrillo. Estos últimos son los que se observan en los códices mesoamericanos como el Códice Vindobonensis, el códice Borgia o el códice Nutal e indican el tipo usado en aquel entonces y que se mantiene en la mayoría de las poblaciones autóctonas de México.

Las personas que se bañarán en el temazcal deberán entrar preferentemente con ropa ligera, o de playa. Una vez adentro los participantes, el guía, sudador o temazcalero[2] vierte agua (a esta acción es conocida como el "tlasas" o bien una infusión de plantas medicinales sobre las piedras calientes que causa un efecto terapéutico tanto física como emocionalmente al rememorar los tejidos en el estadio embrionario - dentro del vientre materno.

El vapor es manejado y dirigido por un guía hombre o mujer, con un ramo frondoso de plantas y/o ramas tiernas de árbol con las que abaníca con movimientos suaves pero enérgicos,

Su uso principal es el de un baño cotidiano y terapéutico desde la antigüedad hasta nuestros días.[3] y su práctica sobrevive en la actualidad gracias a la tradición de las distintas comunidades autóctonas. Se ha sofisticado su aplicación en la medida que se practica en toritos de cemento o barro regularmente pequeños para un par de personas y en grupos que buscan experiencias espirituales incorporan elementos de baños propios de las comunidades nómadas de Aridoamérica.

Historia[editar]

Temazcal en el códice Magliabechiano

Al estudiar el origen del Temazcalli, G. Moedano, menciona que en 1960 P. Kirchhoff, entre otros, estudiaron el baño de vapor de diferentes culturas y constataron las semejanzas que hay en su significado ceremonial y terapéutico. Lo que los llevo a suponer la existencia de un origen común de esta tradición en el mundo, que debía explicar la presencia ancestral de la "casa de baño", en poblaciones tan alejadas unas de las otras, como las de Rusia, Dinamarca, Suecia, Canadá, Estados Unidos, México, Perú, Brasil, isla de Pascua, China, Japón, Filipinas y Madagascar, entre otros países.

Aunque los baños de vapor han sido usados por muchas culturas en diversas partes del mundo, el temazcal ha tenido una importancia especial en las culturas nativas de América, tanto porque forma parte como el baño cotidiano como por motivos rituales o como herramienta de sanación holística.

Se pueden encontrar vestigios de temazcaltin en numerosas zonas arqueológicas de Mesoamérica y Centro América]]. Algunos ejemplos son en Teotihuacan, Monte Albán, Tula, Paquimé, Tlatelolco, Comalcalco, Joya de Cerén, Xochicalco y Tenanco del valle. En la zona maya se han encontrado en Palenque, Chichen Itza, Tikal, Tulum, Dzibilchaltun, Toniná, Piedras Negras e Iximche. Se estima que las edificaciones ancestrales de los temazcaltin (temazcal en plural en lengua nahuatl) de Tikal, tienen alrrededor de 1,200 años.

En muchos temazcaltin de la cultura náhuatl el temazcal estaba dedicado por la diosa Toci (nuestra abuela), también llamada Teteo Innan ('la madre de los dioses') y Temazcalteci ('abuela de los baños de vapor'), patrona de los médicos, las parteras, las yerberas, los adivinos y los temazcaleros.[4]

A la llegada de los españoles, el uso del temazcal era generalizado como baño cotidiano y como un medio terapéutico. Durante la época colonial, su uso fue paulatinamente prohibido, ya que a los españoles les horrorizaba el hecho de que varios hombres y mujeres compartieran la misma habitación estando casi desnudos.

Los purépechas llamaban al temazcal hurínguequa, con aplicaciones terapéuticas y rituales similares a otras culturas. Su diosa era Pehuame, asociada a la luna, y simbolizando a la Madre.[4]

Cerca de lo que hoy es San Francisco, California a inicios del siglo XIX, fue documentado por el entonces cónsul de Inglaterra en México un grabado sobre la práctica del baño de vapor por los indios originarios de esa región. Ese baño se realizaba de manera colectiva y tenía un propósito religioso.

El temazcalli representa el vientre de una madre, por lo mismo era vinculado con la diosa Toci. Para la tradición autóctona, su propósito cotidiano es el de un baño y de ahí que esté vinculado a la idea de "purificación", esto debido a que si el cuerpo está limpio, el pensamiento igual. El interior del temazcal es oscuro y por lo mismo -como cualquier aposento sin luz tipo una cueva- los pueblos mesoamericanos lo vinculaban con el concepto "Tezcatlipoca", relacionado con el humo que sale de las brasas conque se calientan las piedras del temazcal.

El baño de temzcal está compuesto por las siguientes partes: Estructura general , que puede ser esférica -al parecer es la más antigua- o cuadrada. La puerta de entrada al baño. El tlexictle o el fogón situado en el exterior del temazcal pero que calienta una pequeña pared del temazcal hecha con piedras volcánicas. A esta pared se le echa el agua en la acción llamada "tlasas". Tales piedras son calentadas por leños. Una vez lograda la temperatura deseada en el interior del temazcal -lo ideal es que provoque el sudor en menos de un minuto de que el bañista ha entrado en el temazcal- se procede a barrer cuidadosamente el interior del temazcal y a retirar los leños del tlexictle a fin de evitar que haya humo en el interior del recinto. El techo que suele tener escoriaciones de tizne llamadas "cuixtle" y tiene una distancia con el suelo aproximadamente de un metro y medio. El piso, anteriormente hecho de piedra y ahora de cemento alisado. Un fogón donde se caliente el agua que se utilizará para remover el sudor.

El procedimiento del baño de temazcal lleva los siguientes pasos: 1 Calentamiento del baño, lo cual toma de media hora a dos. 2 Introducción de los participantes, serán tantos como lo permita el espacio del temazcal. 3 El tlasas. Esto sucede cuando los participantes se han acostado en el piso del aposento y entonces un encargado tira con fuerza y con una bandeja, agua a las piedras del tlexictle. Lo anterior con el propósito de provocar el sudor inmediato. El participante no se coloca sentado ni de pie pues corre el riesgo de marearse e incluso de provocar el vómito. 4 El Tlaxihuis. Aquí los participantes bajan el vapor colocado en la parte superior del recinto hacia los cuerpos de los participantes. Con estas mismas ramas, se dan masajes golpeando con ellas a los participantes. 5 El tallado. Se procede al tallado corporal con una piedra pequeña y lisa de río. 6 El enjuague. Inmediatamente se introducen baldes para lavar con jabón y zacate la cabeza y el cuerpo. Se usa agua fría para la cabeza y agua caliente para el cuerpo a fin de que el temazcal no tenga efectos contraproducentes tales como mareo,vómito, dolor en los huesos, refriados o hipertensión. El agua es hervida previamente y en el transcurso del baño en un fogón colocado a un costado del temazcal. Si el uso es terapéutico se agregan distintas hierbas del tipo medicinal que se usará para las tlasas, el enjuague y para servirse como un té al final del baño. 7 Reposo. El bañista es sacado del temazcal muy bien abrigado con una cobija a fin de que el baño no sea dañino. El bañista es llevado a una habitación contigua para que se acueste y descanse durante un rato prolongado.

Precauciones, riesgos a la salud y contraindicaciones[editar]

Si bien es cierto que un temazcal bien preparado tiene valor terapéutico, las altas temperaturas pueden causar problemas del corazón o de las vías respiratorias. Por lo mismo los menores de edad, participantes primerizos o mujeres embarazadas, usan el temazcal a temperaturas menores a las normales de un temazcal tradicional. No es indicado bañarse temperaturas elevadas a menos que se goce de una buena salud y se esté acostumbrado al baño del temazcal. Tampoco, entrar con ningún tipo de vestimenta pues esto puede provocar dolor de huesos, encefálico y muscular después del baño por el contacto prolongado de la tela humedecida con el cuerpo del bañista. Un mal uso del baño puede producir efectos negativos como mareo, vómito, deshidratación, dolores de cabeza, insomnio, dolor de huesos e infecciones del tipo gripal. Se habla mucho de que esta contraindicado el uso del temazcal en mujeres en su periodo menstrual, sin embargo aun en varias partes de America se atiende a la mujer en su parto y postparto -para cerrar la cadera y reacondicionamiento de los tejidos. Un(a) Guia experimentad@ te recibirá y te atendera como es debido; el calorcito ayudara a disminuir los cólicos y las molestias de tu menstruación Es indispensable que la comunicación entre los participantes y quienes han preparado el temazcal a fin de prevenir dos riesgos: 1 Temperatura demasiado elevada para la resistencia de los participantes. 2 La presencia de leños ardiendo en el Tlexictle pues provoca la saturación de anhídrido carbónico en el interior del temazcal y esto puede ser causa de intoxicación y asfixia.

Las personas que practican conocimientos auxiliares de salud, deben sin embargo estar conscientes de los riesgos que las altas temperaturas pueden producir incluso con temperaturas incorrectos. El temazcal debe tener una temperatura definida, e incluso a temperaturas bajas hay riesgos para la salud que no pueden suprimirse, no solo físicos sino psicológicos ( brotes psicóticos ocasionales )

Debe considerarse que muchas personas no saben que tienen diabetes o hipertensión, por lo que los riesgos no deben ignorarse. Los participantes de un temazcal deben de usar el sentido común durante el evento. Si sienten agobio, malestar excesivo, o algún otro síntoma (mareo, debilidad, problemas de visión, etc.) deben de retirarse del temazcal.

Durante un temazcal los participantes deben de mantenerse bien hidratados. Aunque es común que en los temazcales se proporcione agua o té, es mejor asegurarse previamente.

Además deben de tenerse otras precauciones, por ejemplo:

  • Antes de iniciar una sesión de baño de temazcal se debe haber descansado entre 15 y 30 minutos. No es aconsejable el entrar a la sauna después de realizar esfuerzos físicos, como la práctica de algún deporte, facilitando, de esta forma la reacción del cuerpo al calor.
  • Durante la menstruación por la bajada de tensión arterial.
  • Hipertensión compensada mediante medicación: el enfriamiento se debe realizar sin ducha y progresivamente.
  • En hipertensiones no medicadas sólo se puede tomar bajo consejo médico.
  • No es recomendable para personas con migrañas o dolores de cabeza recurrentes.
  • Es posible quemarse con las piedras calientes dentro de un temazcal, por lo que nunca deben de tocarse y deben de tomarse precauciones al respecto.
  • No debe de usarse joyería de metal, que puede calentarse y quemar a los participantes.
  • No deben de asistir al temazcal personas que hayan consumido alcohol o drogas.

Se recomienda tener cuidados especiales (tiempo limitado y nunca temperaturas extremas) en el caso de personas que padecen diabetes o hipertensión, en niños y personas que por enfermedad o edad avanzada tengan poca vitalidad.


Contraindicaciones[editar]

Al igual que el sauna, el calor producido en el temazcal tiene incidencia en el sistema circulatorio por lo que las alteraciones que se pudieran tener en el mismo pueden condicionar su uso. El ambiente oscuro puede desencadenar episodios de desajuste mental en personas con padecimientos mentales graves.

Está contraindicado si se tiene alguna de estas enfermedades o alteraciones:

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Molina, Alonso de (1880). B. G. Teubner. ed. Vocabulario de la lengua méxicana. Liepzig. pp. 465. http://archive.org/stream/vocabulariodela00platgoog#page/n465/mode/2up.  Internet Archive.
  2. Como funciona un Temazcalli
  3. Mendoza Castelán, Lugo Pérez, Tehuacatl Cuaquehua. Universidad Autónoma Chapingo, México, 2004. Ipehualyo In Temazcalyo, Fundamentos del Temazcalli. p 274-280
  4. a b González Torres, Yolotl; Juan Carlos Ruiz Guadalajara (1995). Diccionario de Mitología y Religión de Mesoamérica. Ediciones Larousse. pp. 165,178. ISBN 970-607-802-9. 

Enlaces externos[editar]