Teletexto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Teletexto de La 1 de Televisión Española.
Un ejemplo de teletexto en alemán.

El teletexto es un servicio de información en forma de texto que se emite junto con la señal de televisión. Necesita televisores adecuados para acceder al servicio; la mayor parte de televisores que se venden desde el año 1990 incorporan este sistema.

Introducción al teletexo[editar]

Concretamente, este dispositivo es el precursor de los actuales productos multimedia.

Básicamente, consiste en un conjunto (más o menos extenso) de páginas, las cuáles se eligen a través del mando a distancia. Se escribe el número de la página (de tres cifras) y transcurrido un tiempo, se muestra en la pantalla del televisor. Sólo permite transmitir información escrita y gráficos. Por tanto, se puede afirmar que el teletexto sería un videotex por televisión, teniendo en cuenta que entre los dos aparatos pueden distinguirse las siguientes diferencias:

- El videotex precisa de un descodificador para la recepción de su señal, mientras que el teletexto no necesita nada más aparte de la televisión.

- El videotex, en su versión más moderna (viewdata), es interactivo y permite formular preguntas y obtener respuestas mediante un teclado. El teletexto es totalmente unidireccional y no permite modificar contenidos, aunque sí escoger qué información se quiere consultar.

El pionero de estos servicios fue el que puso en marcha la British Post Office. El primer canal en incorporar el teletexto fue la BBC en 1972. Más tarde, otros países como Austria, Alemania y Holanda también comenzaron a utilizar este singular sistema.

En España, TVE comenzó la emisión ininterrumpida del teletexto el 16 de mayo de 1988, aunque durante el Mundial de Fútbol de 1982 comenzaron las emisiones en prueba. La principal finalidad de este sistema, además de informar, consistía en prestar un servicio a las personas con discapacidad auditiva, de este modo comenzaron a crearse subtítulos para los principales programas de las emisoras.

También pueden existir "enlaces", saltos o accesos rápidos entre páginas en la última fila de la pantalla, que se activan a través de los botones de colores que posee el mando a distancia. Algunas páginas son de tipo rodante, lo que quiere decir que van apareciendo distintas "subpáginas" cada cierto tiempo, si bien el número de página es el mismo. Esto se indica (por ejemplo) así: 2/4, lo cuál quiere decir que estamos viendo la "subpágina" 2 de 4 que existen en total.

Entre las consultas realizadas, el espectador podía recibir noticias de última hora, resultados deportivos o, incluso, los números premiados de sorteos dependientes de la Lotería o la ONCE. En definitiva, ofrecía servicios similares a los de cualquier periódico y, por tanto, el teletexto llegó a restar lectores a la prensa en papel.[cita requerida]

En la Radio hay un sistema semejante llamado radio texto o RDS. En la Televisión Digital Terrestre, además del teletexto, se envían informaciones sobre los canales y su programación mediante EPG (electronic program guide) y aplicaciones MHP y HbbTV.

La transmisión[editar]

La señal de televisión está formada por líneas agrupadas en campos y cuadros. Cada cuadro (la equivalencia a lo que en cine es un fotograma) tiene dos campos y cada campo está compuesto por un número concreto de líneas, este número depende de sistema de televisión empleado. Cada línea incorpora la información de luz y de color, luminancia y crominancia, y los sincronísmos necesarios para su posterior presentación en el receptor de TV, estos sincronismos se llaman sincronismo horizontal y salva de color. Los campos, par e impar que forman un cuadro, tienen también su sistema de sincronismos, estos reciben el nombre de sincronismo vertical. Este sincronismo está formado por los pulsos de igualación, anteriores y posteriores, pulsos de sincronismos y líneas de recuperación. Estas últimas líneas no llevan información de imagen, están vacías, ya que el tiempo de duración de las mismas era utilizado para la estabilización de los circuitos de deflexión vertical que la tecnología existente en el momento de la definición de la señal de televisión (válvula termoiónica) precisaba de mucho tiempo para su estabilidad en la recuperación de la oscilación.

Las nuevas tecnologías de estado sólido han dejado sin motivo estas líneas del sincronismo vertical que se han aprovechado para la transmisión de otras informaciones y servicios, como las señales VIT (VITS) y el teletexto que emplea un sistema de codificación digital. De este modo, los receptores no preparados simplemente ignoran estas líneas, y los preparados pueden captar esta señal sin afectar a la calidad de la imagen para las otras personas.

Niveles de teletexto[editar]

Nivel 1 (alfamosaico básico)[editar]

Es el sistema básico, cuyo repertorio base son:

  • 96 caracteres alfanuméricos.
  • 64 caracteres gráficos de tipo mosaico (continuos o separados).
  • 30 caracteres de control.

Los atributos están en modo serie, y ocupan espacio en pantalla y en memoria. Los caracteres se visualizan con el atributo actual hasta recibir uno nuevo.

Nivel 1 y 1/2[editar]

Es el usado en España, con 128 caracteres alfanuméricos, fondo negro y código de 4 colores que permite el acceso más rápido de las páginas más

Nivel 2 (alfamosaico mejorado)[editar]

Tiene un repertorio más extenso de caracteres, y destaca que los atributos están en modo paralelo, sin ocupar espacio en pantalla. El generador comprueba si el carácter está afectado por algún atributo antes de visualizarlo en pantalla. Es el usado por el sistema francés ANTIOPE.

Nivel 3 (alfa-DRCS)[editar]

Incluye caracteres móviles o dinámicamente redefinibles (DRCS). Los caracteres gráficos son mosaicos de 6x4 celdillas, por lo que presenta mayor calidad y resolución.

Nivel 4 (alfageométrico)[editar]

Posee un mayor número de caracteres, donde ya se aprecia una elevada calidad de gráficos. Los receptores para visualizar éste teletexto son más complejos y más caros.

Nivel 5 (alfafotográfico)[editar]

Permite la transmisión de imágenes fotográficas fijas con resolución de televisión. Cada imagen es digitalizada y transmitida punto a punto, para ser almacenada en el receptor. Pese a sus numerosos inconvenientes (mayor tiempo de espera, exigencia de una gran capacidad de memoria,...) es el sistema adoptado en Japón por la complejidad de los caracteres.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]