Telefonía móvil en México

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
En México se estiman más de 90 millones de líneas activas

El servicio de telefonía móvil en México alcanza, según estimaciones para el año 2013, a un total de 90 millones de líneas celulares activas (la población mexicana se calcula cerca a los 108 millones de habitantes).

Historia[editar]

Aunque los usuarios del servicio de telefonía móvil en México utilizan el servicio desde hace pocos años, los primeros pasos para probar e implementar el servicio superan lastres décadas.

Inicios de la telefonía móvil[editar]

El servicio de telefonía móvil en México se remonta a 1977, aproximadamente es cuando se solicitó a la SCT de México (Secretaría de Comunicaciones y Transportes) una concesión para instalar, operar y explotar un sistema de radiotelefonía móvil en el Distrito Federal. Pero no fue hasta 1981 cuando se inició la comercialización de este servicio, el cual fue conocido por el público como Teléfono en el Auto, con el cual se logró, en un lapso de ocho meses, dar servicio a 600 usuarios.

Un grupo de accionistas aportaron el capital humano necesario para cubrir el vacío de un servicio que no existía en México, el de la telefonía celular, es por ello que tuvieron que buscar varios proveedores para este objetivo, eligiendo como proveedor principal de Telcel en lo que se refería a equipos de conmutación a Ericsson. Compañía de origen sueco, empresa con más de 100 años de experiencia en redes telefónicas en México, con estándares europeos aplicados en las centrales de conmutación.

Por aquel entonces el servicio de teléfono móvil era toda una novedad que solo estaba al alcance de unos pocos. Conviene recordar que fue el medio de comunicación usado por el periodista Jacobo Zabludovsky para reportar en tiempo real cuando ocurrió el terremoto de 1985 ya que este se encontraba instalado en el auto que usaba el día del siniestro.

La consolidación[editar]

A lo largo de los años 80 y parte de los 90 algunas empresas comenzaron a brindar este servicio a un nivel local, así como acuerdos de roaming automático, así como un predominio de la empresa Iusacell, la cual era reconocida popularmente en la época por el servicio y algunas estrategias de propaganda masiva tanto en televisión como en radio así como las primeras expansiones y actuaciones de Telcel en el ámbito de telefonía celular a nivel nacional. Sin embargo las tarifas aún eran costosas e inaccesibles para la mayoría de los ciudadanos.

México sufrió una crisis económica en 1994 que afectó bastante a todos los rubros de comunicación, por lo que Iusacell, que poseía un poder dominante por aquel entonces, decidió enfocarse a los clientes de alto poder adquisitivo con planes de renta a precios elevados. Mientras tanto, Telcel adoptó una estrategia que le fuese útil para poder subsistir ante la crisis, por lo que decidió acercar sus planes a precios medianamente accesibles e impulsar los primeros planes de prepago bajo el nombre de sistema amigo de Telcel (nombre el cual subsiste hasta hoy en día). Iusacell también implementó lo mismo bajo el nombre de Viva, el cual prevaleció hasta 2005 cuando se consolidan sus planes prepagados.

Al pasar los últimos años de la década de los 90 Telcel, Iusacell y otras concesionarias del servicio como Pegaso PCS (Propiedad de Televisa y de Alejandro Burillo Azcárraga, hoy en manos de MoviStar), Nextel y Unefón (propiedad de Grupo Salinas / TV Azteca y de Televisa, al igual que Iusacell) comenzaron a invertir masivamente para incrementar y modernizar parte de la infraestructura que estaba siendo usada en estándares AMPS, TDMA, iDEN Y CDMA. A la vez, con la evolución de la tecnología el tamaño de los teléfonos iba reduciéndose a la vez junto con el precio en el servicio, y las alternativas de prepago en constante crecimiento iban acercando poco a poco al ciudadano al mundo de la telefonía móvil.

Iniciando el nuevo milenio la evolución tecnológica de las laspolimericas esa de las redes dio un giro radical a lo que debía ser la telefonía móvil en México pasando de ser un artículo de lujo a casi ser una necesidad aunado a la entrada de nuevos empresarios como el grupo español Telefónica, que compró 4 pequeños operadores propiedad de Motorola al norte del país, creando Telefónica Movistar con sede en Monterrey. Posteriormente esta misma compró a otro operador llamado Pegaso PCS, dándole la oportunidad de expandir la cobertura y llegar al centro y sur del país. Acto seguido, la compañía española mudó sus operaciones a la Ciudad de México, destacando también la evolución de la compañía Telcel, que implementó el sistema GSM a mediados del 2002, mientras que Movistar hizo lo mismo pero en 2003 y 2004 respectivamente, dejando a ambas empresas con el estándar GSM. Mientras tanto, Iusacell, que también absorbió a la compañía Unefon, se concentró en implementar y tratar de mejorar su red en CDMA y Nextel permitiendo una extensión de contrato para seguir desarrollando las redes iDEN en el país. Entre 2006 y 2008 se produjo el salto a los servicios de tercera generación, tanto Iusacell con su red CDMA bajo 1xEV-DO, Telcel y Telfónica bajo el estándar UMTS y HSDPA permitiendo una mejoría relativa en servicios de datos e implementación de otros tantos como GPS, videollamadas y otros más. Hoy en día se puede afirmar que hay un competido mercado de servicios de telefonía móvil puesto que actualmente las compañías encargadas del servicio son:

Operadores con red propia(OMR)[editar]

Operadores móviles virtuales(OMV).[editar]

Maxcom opera bajo la red de Movistar.

Megacable opera bajo la red de Movistar.

Virgin Mobile opera bajo la red de Movistar.

Coppel opera bajo la red de Movistar.

Iusacell opera bajo la red de Movistar Cobertura extendida.

Nextel Mexico opera bajo la red de Movistar Cobertura extendida.

Tuenti opera bajo la red de Movistar.

Cierto opera bajo la red de Movistar.

Internet Móvil[editar]

Con la aparición de las redes GSM Y la optimización de CDMA al estándar EV-DO se planteó la posibilidad de acceder a Internet mediante las redes de telefonía móvil, dando así apertura a este servicio del cual se reporta una demanda sostenible.

En México existen cuatro operadores móviles con red propia (Telcel, Movistar, Iusacell, Nextel) todos ofrecen el servicio de acceso a transferencia de datos. Telcel presta el servicio mediante WAP, GPRS (EDGE), 3G y LTE (4G), esta última, solo en ciertas ciudades. Movistar mediante WAP, GPRS, EDGE, 3G, 3.5G, 3.75G y LTE (4G), también siendo esta última, comercializada solo en ciertas ciudades por el momento. Iusacell mediante 3G y Nextel lo hace mediante WAP sobre iDEN y, actualmente, HSUPA. Los estados con mas empresas telefónicas es estado de México y Veracruz

Telcel y MoviStar cuentan con la cobertura 3G más amplia del país. Así mismo, en tecnología son las que más avanzadas se encuentran. Iusacell por su parte, ha adoptado el mismo estándar tecnológico de las primeras 2 compañías, para competir con ellas.

Distrito Federal[editar]

Entre 2011 y 2012, el gobierno del Distrito Federal, a través del Instituto de Ciencia y Tecnología, promovió iniciativas para generar aplicaciones para teléfonos móviles que permitieran brindar servicios públicos. Así, a través del evento gratuito Ciudad Móvil se convocó a programadores para que desarrollaran las mismas.[2] Como resultado de ello, se anunció en 2012 la implementación de aplicaciones para facilitar, entre otros servicios, la utilización del metro, la obtención de recetas médicas en hospitales públicos y la localización de atractivos turísticos.[3]

Nuevos Operadores OMV[editar]

A este mercado no se le prestó mucha atención inicialmente, debido a que algunos de sus inversores pensaban que era poco rentable y que no representaría una parte importante de participación en las telecomunicaciones mexicanas.

No obstante la empresa Maxcom en 2008 suscribió un acuerdo con la empresa Movistar para poder brindar servicios de telefonía móvil con su propia marca a través de la red de esta misma; actualmente la compañía sostiene el modelo.

En 2010 varias empresas analizaron la posibilidad entrar al mercado de la telefonía móvil a través de este modelo, entre los sectores interesados en actuar como OMV están las compañías de telefonia fija, empresas de televisión por cable, tiendas departamentales y de autoservicio entre otras. Se espera que con el ingreso de nuevos operadores que utilicen el modelo existan tarifas más atractivas para los usuarios, así como una mayor variedad en el mercado actual y el acercamiento de la telefonía móvil a más sectores de población en México.[4]

La empresa Marcatel también se decidió a optar por ser OMV para iniciar actividades en 2010 por medio de la red Movistar,[5] la empresa de televisión por cable Megacable también ofrece el servicio con red de Movistar [6]

Axtel y otras empresas de telefonia fija analizan su incursión a la telefonía móvil por medio de esta alternativa.

La ley vigente permite que existan este tipo de operadores, y se regulará para permitir una mejor situación que defina este mercado así como precios mas económicos, y beneficios propios como ya se hace en España.[7]

Se prevé que el mercado de telefonía móvil crezca gracias a estos operadores que podrían representar un aumento de usuarios en México y un 16% más de líneas activas en latinoamérica.[8]

Véase también[editar]

Referencias[editar]