Teatro romano de Cartagena

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vista panorámica del Teatro Romano de Cartagena
Altar de Júpiter encontrado en el teatro romano de Cartagena. Museo del Teatro Romano.
Capitel corintio del teatro romano de Cartagena. Museo del Teatro Romano.
Apolo. Museo del Teatro Romano.
Rea Silvia. Museo del Teatro Romano.

El teatro romano de Cartagena es un teatro de época romana,construido entre los años 5 a. C. y 1 a.C en la ciudad de Carthago Nova, actual Cartagena. Tenía capacidad para unos 7.000[1] espectadores, y estuvo en uso hasta el siglo III, a partir del cual se superpusieron varias edificaciones. En 1988 fue descubierto por el catedrático de la Universidad de Murcia Dr. Sebastián Ramallo Asensio y las excavaciones arqueológicas dirigidas por él lograron exhumarlo para poder ser visitado en el marco del Museo del Teatro Romano. El 21 de enero de 1999 fue declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento.

Construcción[editar]

El teatro romano fue construido en tiempos del emperador Augusto. En el 44 a. C. la ciudad había sido elevada al rango de colonia romana, bajo el título de Colonia Vrbs Iulia Nova Carthago (C.V.I.N.C), y poco después, el emperador Augusto se lanzó a un ambicioso plan de romanización y urbanización de la ciudad.

La ciudad ya contaba con un gran anfiteatro, de época republicana, y ahora el emperador la dota de un gran foro y un teatro de grandes dimensiones.

El teatro fue dedicado a Lucio y Cayo César, príncipes de la juventud y nietos de Octavio Augusto, cuyos nombres aparecen en dos grandes dinteles de mármol gris situados sobre los accesos oriental y occidental del teatro. Por esta razón, se sabe que fue construido entre los años 5 y 1 a. C.

Fue construido con diversos materiales: calizas y mármoles del Cabezo Gordo (Torre-Pacheco), areniscas de las canteras locales, y, destacan las columnas realizadas en travertino rojo de Mula, y muy especialmente todas la ornamentación escultórica del teatro que fue realizada en mármol pentélico blanco procedente de Grecia y muy posiblemente tallados en talleres imperiales en la propia Roma e importados expresamente a la ciudad para la construcción del teatro.

Configuración[editar]

El diámetro de la cávea es de 87,6 metros, con una capacidad de unos 6.000 espectadores, siendo uno de los mayores de la Hispania romana, sólo superado por el de Corduba con una cávea de 124,3 metros, el de Gadir con 120 metros, el de Caesaraugusta con 107 metros y el de Clunia con 91 metros. Estaba excavado casi totalmente en la roca, aprovechando la ladera norte del monte del castillo de la concepción, correspondiendo al tipo clásico de teatro apoyado en ladera, en la que quedan recortadas las partes inferior y central de las cávea, si bien los cuerpos laterales del edificio se apoyarían en galerías abovedadas.

Sigue el modelo arquitectónico propuesto por Vitrubio, constando de:

  • Frente escénico con doble columnata de columnas de fuste en mármol rosa y capiteles en mármol blanco.
  • Orchestra: semicírculo frente a la escena en la que se sentaban las autoridades.
  • Cávea: en la que según el rango social se situaban los espectadores.
  • Proscenio: espacio delante de la escena.
  • Pórtico detrás de la escena: patio porticado detrás de la escena.

Elementos ornamentales[editar]

El teatro fue concebido con un ambicioso programa ornamental: Parece que muchas de las obras fueron esculpidas en mármol griego en talleres imperiales de la propia Roma.

Muchos materiales se habían conservado gracias a su reutilización como material de construcción en la cimentación del mercado tardoromano del siglo V.

Entre las obras descubiertas destacan:

Barrio comercial sobre el teatro[editar]

Con la creación de la provincia romana de la Carthaginense con capital en la ciudad en el s.III, la ciudad vivió una cierta recuperación poblacional y económica, y sobre el teatro, y aprovechando materiales de éste, se construyó un mercado columnado cuya plaza principal, en forma semicircular fosilizaba la estructura de la orchestra. Este mercado fue construido aprovechando materiales del teatro. Los capiteles, columnas, incluso esculturas formaban parte de los muros y cimientos de las nuevas estructuras. Por esta razón, hasta un 60% del material original con el que fue construido el teatro se encuentra en su lugar original, aunque desplazado.

Después de la destrucción de la ciudad por los vándalos en 425, este mercado posiblemente quedó muy dañado y en desuso.

Con la restauración del orden romano, a cargo del emperador bizantino Justiniano I, la refundación de la ciudad como Carthago Spartaria y su reconstrucción y reamurallamiento, sobre las ruinas del teatro romano se instaló un barrio comercial bizantino en el s.VI

Catedral de Cartagena sobre el teatro[editar]

Sobre el barrio bizantino y el teatro, se construyó en el s.XIII la Catedral de Cartagena. Muchos de los muros de la catedral contienen restos de diferentes épocas, algunos atribuibles al teatro.

Descubrimiento[editar]

Fue descubierto casualmente cuando se comenzó la construcción del Centro Regional de Artesanía. Al haber estado cubierto por sucesivas capas de ocupación (bizantina, árabe, medieval..) el teatro estaba oculto y no se tenía ninguna constancia de su existencia.

Esta ocultación permitió que una elevada cantidad del material original del teatro se conservara in situ.

Restauración y construcción del Museo[editar]

Teatro romano de Cartagena en proceso de restauración.

Después de algunos años de abandono, tras su descubrimiento, se emprendió un ambicioso proyecto de reconstrucción y restauración del monumento.

El teatro se había mantenido en muy buen estado de conservación y hasta un 60% de los materiales originales se conservaban enterrados (del teatro romano de Mérida, por ejemplo, sólo se conservaba un capitel cuando se comenzó la restauración de la escena).

La restauración del monumento se ha concluido parcialmente en 2008. En la restauración se ha seguido el criterio de diferenciar claramente lo que son materiales originales de lo que son materiales nuevos. Hasta el año 2020 no se concluirá la restauración del pórtico. La restauración del pórtico del Teatro Romano queda pospuesta hasta la próxima década.

Paralelamente, se encargó la construcción del Museo del Teatro Romano de Cartagena al prestigioso arquitecto Rafael Moneo, que fue inaugurado el 11 de julio de 2008.

La restauración arqueológica fue realizada bajo la dirección técnica del prestigioso arqueólogo Sebastián Ramallo Asensio.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

Notas[editar]