Teatro de títeres

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Teatro de títeres con "Gioppino y Brighella", (Bérgamo, Italia).

Teatro de títeres, se llama al espectáculo realizado con títeres o muñecos para manipular (de guante, de varilla, de sombra y marioneta, títere articulado movido por hilos).[1] También puede hacer referencia al local o espacio donde se representan las funciones, así como al teatrillo, retablo o conjunto de escenario, atrezo, decorados y muñecos, construidos para hacer títeres. Muy explicativa es la definición que, en 1611, dejó escrita Covarrubias en su Tesoro de la lengua castellana, describiendo diferentes modelos de retablo y sus maquinarias.[2]

Origen del espacio escénico[editar]

En las artes escénicas, "retablo" es el pequeño escenario en el que se representa el teatro de títeres. El DRAE hace derivar ese uso ("pequeño escenario en que se representaba una acción valiéndose de figurillas o títeres") de la definición y descripción de los retablos pictórico-escultóricos, y destaca su capacidad de representación narrativa: "conjunto o colección de figuras pintadas o de talla, que representan una historia o suceso") antes que su capacidad decorativa como elemento arquitectónico.[3]

Cervantes se refiere a esta forma teatral en dos ocasiones: en El retablo de las maravillas, entremés de 1615, y en los capítulos XXV y XXVI de la segunda parte de Don Quijote de la Mancha, publicada aquel mismo año.[4] Por su parte, Manuel de Falla compuso en 1923 El retablo de Maese Pedro (con títeres y escenografía de Hermenegildo Lanz y la colaboración de Manuel Ángeles Ortiz); además de otras colaboraciones con los títeres gaditanos de la Tía Norica (una de las más valiosas colecciones de títeres de cuerda de España. Poco después, en 1930, culminando sus trabajos para los populares títeres de cachiporra, Federico García Lorca escribió el Retablillo de Don Cristóbal.[5] [6]

Precedentes históricos[editar]

Títeres, copia del grabado en color hecho por Giovanni Volpato, conservado en el Museo de Gadagne de Lyon. Reproduce un óleo pintado hacia 1770 por Francesco Maggiotto (Venecia 1738 - 1805).

Algunos historiadores sostienen que su uso se anticipó a los actores en el teatro.[7] Hay ejemplos arqueológicos de que existieron en Egipto unos 2.000 antes de Cristo con el uso de figuras de madera manipulables con una cuerda. Algunos muñecos articulados de marfil también fueron encontrados en tumbas egipcias. Incluso algunos jeroglíficos describen "estatuas de pie" utilizadas por los antiguos egipcios en dramas religiosos.

Los escritos más antiguos sobre los títeres se atribuyen a Jenofonte en 422 a.C. Entre las modernas aportaciones pueden mencionarse la de Jodorowsky, con su creación en 1950 del Teatro de Títeres del Teatro Experimental de la Universidad de Chile; y la de Jim Henson, su Muppets Show y demás "teleñecos".

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Manuel Gómez García, "Diccionario de teatro", pp. 388 y 816
  2. Definición de Covarrubias. Consultado el 27 de septiembre de 2013
  3. «retablo», Diccionario de la lengua española (22.ª edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=retablo 
  4. Análisis de los capítulos XXV y XXVI en el CVC. Consultado el 28 de septiembre de 2013
  5. García Lorca, Federico (1963). Obras completas. Madrid, Aguilar S.A. p. 723. 
  6. Manuel Gómez García, "Diccionario de teatro", p. 830
  7. Blumenthal, Eileen (2005):D . Puppetry and Puppets, Thames & Hudson ISBN 978-0-500-51226-5

Bibliografía[editar]

  • Artiles, Freddy (1998). Títeres: historia, teoría y tradición. Barcelona, Plaza y Janés. ISBN 8492260750. 
  • Gómez García, Manuel (1997). Diccionario del teatro. Madrid, Ediciones Akal. ISBN 8446008270. 

Enlaces externos[editar]