Teatro de la Cruz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El teatro de la Cruz fue un corral de comedias de Madrid, uno de los más populares de la ciudad junto con el de la Pacheca y el nuevo corral del Príncipe.[1]

Historia[editar]

En 1579 se habilitó en Madrid un corral de comedias a cargo de la hermandad de la Soledad y que llegó a ser uno de los más importantes de su época. En el siglo XVIII su mal estado de conservación obligó al ayuntamiento a reformarlo, transformándolo en un teatro moderno con capacidad para 1500 espectadores. Estas obras fueron encomendadas al arquitecto Pedro de Ribera, y fueron acometidas alrededor del año 1743.

Durante el siglo XIX surgió una corriente crítica con la arquitectura de Ribera, y en concreto contra el Teatro de la Cruz, lo que llevó a que en el año 1849 fuera declarado oficialmente “oprobio del arte” mediante una Real Orden, siendo ordenada su demolición. No obstante la demolición no fue inmediata y el teatro reabrió sus puertas en el año 1850, para volver a ser clausurado entre 1852 y 1857. Derruido finalmente en 1859, el único recuerdo que quedó de su existencia fue una pequeña placa conmemorativa situada en el cruce de las calles Espoz y Mina y Cruz.

Estrenos y actores[editar]

En el teatro de la Cruz se estrenaron obras de Leandro Fernández de Moratín como El barón (1803), La mojigata (1804) o la más conocida El sí de las niñas (1806). Entre 1840 y 1845 se hizo cargo del teatro el empresario Juan Lombía, quien contrató en exclusiva a José Zorrilla, que en esos cinco años estrenó allí veintidós dramas, entre ellos la segunda parte de El zapatero y el rey, El puñal del godo y el famoso Tenorio (1844).[2]

Grandes figuras de este teatro fueron Rita Luna, Juan Carretero, Carlos Latorre, Manuela Carmona y Agustina Torres.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Gómez García, Manuel (1997). Diccionario del teatro. Madrid, Ediciones Akal. p. 216. ISBN 8446008270. 
  2. José Zorrilla, Recuerdos del tiempo viejo, Círculo de Lectores, Barcelona, 1996, p. 105.