Teísmos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Teísmo[editar]

  • Abracismo (ver universalismo): Rama del Teísmo que se basa en que la divinidad única se manifestó por medio de todas las religiones para salvar a todo el género humano, sin excluir a ninguna persona. El Abracismo tiene su origen en las enseñanzas de Sebastián Camacho Bentancur, arzobispo patriarca de una de las ramas del veterocatolicismo. En resumen podemos simplificar esta corriente filosófica y teológica, no denominacional, como la creencia en Un Dios que abraza con su amor incondicional en la diversidad, venciendo el mal con éste amor.
  • Deísmo: Creencia en un Dios más trascendente que el universo, que no está involucrado activamente, sino sólo a través de las leyes naturales. El Deísmo no cree en ningún libro sagrado o milagros, sino que postula que el mejor camino para llegar a Dios es la razón y la naturaleza propia.
  • Disteísmo (ver malteísmo): Creencia de que Dios existe, pero no es completamente bueno y que es posiblemente malo. Normalmente se usa en referencia a Dios, la divinidad omnipotente de las creencias monoteístas. De hecho, la moral absoluta del bien y el mal ha sido siempre un paralelo constante dentro del monoteísmo.
  • Henoteísmo: Creencia y adoración centrada en un solo Dios, pero acepta la existencia de otros dioses.
  • Humanismo: Acepta la existencia de varios dioses, pero ninguno creador u omnipotente, sino que cada dios es el alma de la persona después de su muerte.
  • Impateísmo: Creencia en la existencia de un solo Dios creador pero no es importante para la salvación de la persona ya que según ellos la persona se salva según su conciencia, es un dios únicamente creador pero no intercesor.
  • Katenoteísmo: Concepto que propone la presencia de diversos Dioses, pero que sólo se debe honrar a un Dios a la vez.
  • Psiloteismo: Creencia basada en dioses buenos y dioses malos. Consiste en darle culto a quien gane la guerra, ya sean los boros (dioses buenos) o los malníficatos (dioses malos).
  • Malnismo: Acepta la existencia de un dios bueno y uno malo, este teísmo se dedica a darle culto al dios malo (no debe confundirse con el malteísmo).
  • Malteísmo: Concepto filosófico-religioso que propone un Dios cruel y malvado. Por consiguiente, los argumentos en contra de Dios por la maldad en el mundo no lo afectarian.
  • Monoteísmo: Creencia en la existencia de un único Dios creador y benevolente, padre de su creación. De esta rama se desprenden las religiones más convencionales en occidente, como el Cristianismo o el Judaísmo. Por lo general este sistema de religión está asociado a libros sagrados y son llamadas "Religiones Reveladas" ya que fueron mostradas a los creyentes a través de profetas, Mesías, etc...
  • Pananimismo: toda la realidad es vida, el universo es una totalidad viviente. Todo ser posee un alma, todos los seres reflejan el universo y son dignos de respeto.
  • Pandeísmo: Rama del deísmo que postula que Dios no sería trascendente al universo, sino que el universo y Dios serían uno sólo, o sea, Dios sería inmanente a todo.
  • Panendeísmo: Desprendida del pandeísmo propone un Dios creador, y un universo como parte de este Dios, pero no como la totalidad de Dios (concepto similar al Panenteísmo).
  • Panenteísmo: Concepto similar al panteísmo, su mayor diferencia es que postula que el universo si bien es parte de Dios, no es Todo lo que Dios es. (En otras palabras la suma de las partes no iguala el todo).
  • Panteísmo: Concepto religioso que propone que todo lo que está en la naturaleza es una manifestación de Dios. En otras palabras, el universo sería Dios. Se presupone que Dios es consciente y su omnipresencia se asegura de esta manera.
  • Politeísmo: Creencia que postula la existencia de dos o más dioses organizados jerárquicamente o en un panteón. Se suele asociar esta religión a civilizaciones antiguas (como la Maya, Egipcia, etc...)
  • Poluniteismo: Este deísmo afirma la existencia de los dioses de la mitología griega y la existencia de un Dios quien es Dios de los dioses.
  • Solinismo o Naturalismo: Creencia basada en que la naturaleza es dios, la naturaleza es omnipotente y si se le reza, la naturaleza escucha las peticiones. Se le suele asociar con el dios naturaleza (no es diosa).
  • Transteísmo: Creencia en los dioses, pero no acepta la existencia de un Dios creador, sino que los dioses inmateriales serían personas que trascendieron su existencia material, es decir, la divinidad sería la instancia espiritual más alta. Por lo cual esta creencias trasciende al teísmo y al ateísmo.
  • Uniteísmo: Acepta la existencia de un dios en cada familia, cada familia tiene su propio dios y no todo el mundo.
  • Universalismo: Esta rama propone que todas las religiones son parte de un todo más grande llamado Dios, en otras palabras no hay una religión que sea la verdadera sino que la suma de todas las religiones es Dios. Esto no significa decir que todo es parte de Dios (como el panteísmo) sino que simplemente todas las religiones apuntan al mismo Dios de distintas maneras.

No-teísmo[editar]

  • Agnosticismo: Rama filosófica que propone que la existencia de Dios es desconocida (ni afirma, ni niega sino que en todo caso duda).
  • Apateísmo: El apateísmo propone que la existencia de Dios es irrelevante y no interesa. Se lo asocia a las ramas no teístas ya que no supone su existencia o no, ni siquiera su creencia, ya que el tema en sí no interesa.
  • Ateísmo: Corriente filosófica que postula la no existencia de ninguna clase de Dios. Es también considerado ateísta aquel que si bien puede negar o no su existencia, no cree en ninguna clase de Dios.
  • Ateísmo débil: El ateísmo débil no niega explícitamente la existencia de un dios, sino que niega que sea posible comprobar o tener conocimiento acerca de la existencia de Dios.
  • Ateísmo fuerte: El ateísmo fuerte es la categoría que niega la existencia de cualquier Dios.
  • Ignosticismo: El ignosticismo plantea que la búsqueda de la existencia de un Dios no tiene sentido ya que se parte de premisas infalseables y no comprobables.
  • Irreligión: Es el hecho de no practicar o seguir una religión. Esto no implica necesariamente que el irreligioso no crea en un Dios o dioses: en muchas ocasiones se trata de un teísta no practicante en lugar de un ateo o agnóstico.

Véase también[editar]