Tchang Tchong Yen

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Tchang Tchong Yen (en las ediciones en francés, Tchang Tchong-jen), o simplemente Tchang, es un personaje ficticio de las historietas de la serie Las aventuras de Tintín, del dibujante belga Hergé, basado en un personaje real amigo del autor.

Aparentemente, es el primer amigo verdadero de Tintín. Éste le salvó de morir ahogado en una inundación durante el viaje a China en El Loto Azul. Un Tchang adolescente inicia a Tintín en el conocimiento de la cultura china, y al emprender su regreso a Europa, Tintín derrama algunas de las escasas lágrimas de su vida a causa de la separación.

A pesar de la misma, el contacto aparentemente se mantiene. En Tintín en el Tíbet el protagonista recibe una carta de Tchang en la que anuncia su viaje a Europa. La inmensa alegría que la noticia le produce se ve truncada inmediatamente al saber que el avión de su amigo se ha estrellado en el Himalaya, y que al parecer no hay supervivientes. Convencido de que Tchang está vivo, contra toda evidencia, Tintín emprende un complicado viaje por el Tíbet para encontrarle, seguido a regañadientes por el capitán Haddock.

Las últimas noticias de Tchang aparecen en Las joyas de la Castafiore, en forma de carta procedente de Londres.

El auténtico Tchang[editar]

El personaje de Tchang está inspirado en el pintor y escultor chino Zhang Chongren (cuyo nombre, en la transcripción francesa de la época, es idéntico al del personaje de ficción). Zhang fue un gran amigo de Hergé, al que conoció en Bruselas, y al igual que hizo su doble de ficción con Tintín, inició al dibujante en el conocimiento de la cultura china. Hergé estaba entonces haciendo los bocetos de El Loto Azul y Zhang le dará numerosas indicaciones que harán que el álbum esté lejos de los estereotipos europeos de la época sobre China (como el inevitable de la coleta) que Hergé había plasmado en sus primeras anotaciones. Zhang participará incluso en el dibujo, escribiendo auténticas frases en chino para los carteles que aparecen en las viñetas del álbum. La intervención de Zhang permite a Hergé burlarse de sí mismo mostrando a Hernández y Fernández intentando pasar despercibidos en China, ante las risas de los transeúntes, con un atuendo estereotipado de túnicas estampadas con dragones, sombreros con plumas y coleta: posiblemente no muy alejados de los que habrían aparecido en la obra de no haber mediado la crítica de Zhang.

La influencia de Zhang Chongren en Tintín es muy grande y marca un antes y un después: el minucioso trabajo de documentación que caracterizará la obra de Hergé en adelante se debe a sus críticas al guion inicial de El Loto Azul, el primer álbum documentado, y también liberó a Hergé de buena parte de sus prejuicios eurocéntricos, ligados al medio burgués y ultracatólico en que se movía. El hecho de que Hergé creara un personaje y le diera el mismo nombre de su amigo real es revelador, ya que no lo había hecho antes ni lo hará después.

Hergé perdió el contacto con Zhang Chongren en 1937, cuando Japón invadió China, y no conseguirá restablecerlo hasta 1981, poco antes de su muerte, cuando Zhang, convertido después de muchas vicisitudes en un artista de prestigio en China —y conocido internacionalmente a través de su doble de historieta—, visita Francia invitado por el gobierno francés.

Véase también[editar]