Taxia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina taxia,[1] o tactismo al movimiento o desplazamiento direccionado de un ser vivo, o parte de él, como respuesta a la percepción de un estímulo o de un gradiente de la intensidad del mismo.[2] Un ejemplo claro es la fototaxia, o reacción a la luz o en función de ella. Cuando se produce un acercamiento del ser vivo a la fuente del estímulo, se dice que el tactismo es positivo; si en cambio el movimiento corresponde a un alejamiento del estímulo, se lo denomina tactismo negativo.
Este tipo de respuesta a los estímulos se da en la mayoría de los seres vivos, excepto las plantas.

Tipos[editar]

Según el origen del estímulo pueden clasificarse como:

  • Fototaxia: desplazamiento hacia o en contra de la luz.
  • Geotaxia, geotaxis, geotaxismo o gravitaxismo: desplazamiento hacia o en contra de las fuerzas gravitacionales.
  • Tigmotaxia, tigmotaxis o tigmotaxismo: respuesta frente a las vibraciones, el contacto físico o la presión ejercida sobre un punto.
  • Termotaxia, termotaxis o termotaxismo: desplazamiento hacia o en contra de un gradiente de temperatura, acercándose o alejándose de la fuente de calor.
  • Anemotaxia, anemotaxis o anemotaxismo: desplazamiento en función de la dirección del viento.
  • Barotaxia, barotaxis o barotaxismo: desplazamiento en función de los cambios de la presión atmosférica o del medio circundante.
  • Quimiotaxia, quimiotaxis o quimiotaxismo: reacción a la presencia de sustancias químicas.
  • Galvanotaxia, galvanotaxis o galvanotaxismo: desplazamiento en función de las corrientes eléctricas.
  • Hidrotaxia, hidrotaxis o hidrotaxismo: desplazamiento en función de la disponibilidad de agua.
  • Tecnotaxia: Es la respuesta de los seres vivos a estímulos provocados por la adopción de la tecnologia

Receptores[editar]

Son estructuras especializadas que captan los estímulos, avisan al individuo acerca de estos cambios. Dependiendo de donde se encuentren los receptores pueden ser: Intereorreceptores, la información viene de las viseras del animal; por ejemplo: el estómago. Propioreceptores, proviene de los músculos y las articulaciones y le "dicen" al animal cual es la posición de su cuerpo y extereoreceptores el estímulo viene del exterior en este caso.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Definición
  2. Campbell & Reece, Neil A. & Jane B. (2007). Biología. Madrid: Médica Panamericana S.A. p. 1110. ISBN 978-84-7903-998-1. Consultado el 28 de abril de 2013. «La taxia es un movimiento automático de acercamiento (taxia positiva) o alejamiento (taxia negativa) de algún estímulo.»