Taseografía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hojas de té que podrían ser usadas para la Taseografía

La Taseografía, Taseomancia o Tasomancia era un método de predicción en el cual el adivino, o intérprete, se servía de los posos del café para investigar acerca de las cuestiones más cruciales respecto del porvenir. Por esto mismo, este arte adivinatorio se denomina, comúnmente, con el nombre de Cafedomancia. Para interpretar y dar un sentido lógico a las diferentes figuras que aparecen en el fondo de la taza, es necesario un alto grado de concentración y tener una gran imaginación e instinto. No obstante, también se puede echar mano del diccionario de símbolos más comunes:

  • Abanico: Esta figura, cuando aparece en las paredes de las tazas de té, revela indiscreción y falta de tacto por parte del consultante.
  • Abeja: La imagen de la abeja representa buenos augurios, buenas noticias y posibilidades de lograr en la vida todo aquello que se hubiera propuesto el consultante.
  • Antorcha: Indica cambios y transformaciones en la vida del consultante, especialmente en lo concerniente a cuestiones cotidianas.
  • Araña: El símbolo de una araña indica persistencia, entereza y decisión.
  • Árbol: Muestra que el consultante se hallará inmerso en su vida en situaciones de progreso y prosperidad.
  • Avestruz: Indica posibilidad de realizar viajes.
  • Baúl: Anuncia que el viaje a realizar será muy largo, o que las decisiones a tomar serán irrevocables.
  • Barco: Revela que muy pronto recibirá el consultante una visita inesperada, o que realizará un viaje en compañía de un antiguo y viejo amigo.
  • Cabeza: Se predice que se presentarán nuevas oportunidades en la vida del consultante.
  • Cadena: Los eslabones de una cadena revelan que el consultante puede ser engañado por sus colaboradores más cercanos, o por las personas más allegadas.
  • Caja: Si la representación que aparece en las paredes de la taza es similar a la imagen de una caja, entonces es señal de que la vida amorosa del consultante sufrirá cambios cualitativos; especialmente, si la caja está abierta.
  • Casa: La imagen de una casa anuncia seguridad y tranquilidad interiores.
  • Coche: Predice buenas noticias para el consultante, especialmente en el campo de los negocios.
  • Cruz: Anuncia mala salud y dificultades de recuperación a causa de un decaimiento debido a una enfermedad. Si en la imagen aparecen con nitidez dos cruces, entonces es señal de que el consultante vivirá durante mucho tiempo y logrará ascender en la escala social.
  • Cuerno: Revela el advenimiento de una pronta prosperidad.
  • Chimenea: Anuncia que algún secreto oculto esta a punto de salir a la luz.
  • Edificio: Indica cambios, transformaciones y mudanzas.
  • Escaleras: Anuncia prosperidad y mejoras económicas.
  • Escoba: Predice la posible presencia de un antiguo conocido que, en otro tiempo, contrajo una deuda con el consultante y aún no se la ha pagado.
  • Estrella: Indica buenas perspectivas, especialmente en el campo profesional.
  • Flecha: Predice malos augurios, especialmente en el terreno cotidiano y familiar.
  • Globo: Revela la existencia de desavenencias y problemas con los parientes más próximos.
  • Huevo: Anuncia prosperidad y riqueza materiales.
  • Insecto: Muestra la existencia de problemas esporádicos que pronto se solucionaran.
  • Joyas: Son un claro indicio de que el consultante recibirá regalos valiosos de parte de algunos de sus colaboradores más cercanos.
  • Luna: Anuncia que el mundo afectivo, y emocional, del consultante se verá invadido por la desarmonía interna.
  • Llave: Es señal de que los peores problemas o disgustos pasarán.
  • Montaña: Predice la afluencia de grandes obstáculos en la vida del consultante.
  • Nubes: Los asuntos económicos no terminan de aclararse.
  • Pez: La figura de un pez es símbolo de buena suerte.
  • Reloj: Indica que el consultante piensa mucho en el paso del tiempo y en asuntos trascendentales o metafísicos.
  • Ventana: Revela buena suerte, si está abierta; y, si está cerrada, es señal de mala suerte.