Tareq Aziz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tareq Aziz
طارق عزيز
ܜ ܪ ܩ ܥ ܙ ܝ ܙ
Tareq Aziz

Coat of arms (emblem) of Iraq 1991-2004.svg
Miembro del Consejo Revolucionario Iraquí
Viceprimer Ministro de Iraq
16 de julio de 1979-9 de abril de 2003
Sucesor Jay Garner, como mando de la Autoridad Provisional de la Coalición

1979-1991

Datos personales
Nacimiento 28 de abril de 1936 (77 años)
Tel Keppe, Irak
Partido Partido Árabe Socialista Baaz
Religión Católico caldeo

Mikhail Yuhanna, más conocido como Tariq Aziz o Tareq Aziz, (árabe: طارق عزيز, siríaco: ܜ ܪ ܩ ܥ ܙ ܝ ܙ) (Tel Keppe, Irak, 28 de abril de 1936), fue Ministro de Asuntos Exteriores (1983-1991), Viceprimer Ministro Adjunto de Irak (1979-2003) y asesor cercano del expresidente Saddam Hussein durante décadas. Su relación con Saddam comenzó en 1950, cuando ambos eran militantes del Partido Árabe Socialista Baaz, en aquel entonces un partido ilegal.

Aziz fue en numerosas ocasiones el Jefe de gobierno de facto de Iraq en el exterior, ya que por razones de seguridad, Saddam Hussein raramente abandonaba el país y Tariq Aziz era el encargado de representar al Estado en cumbres diplomáticas.

Actualmente, se encuentra preso en la cárcel de Camp Cropper, al oeste de Bagdad,[1] Fue absuelto de algunos cargos el 1 de marzo de 2009 tras un juicio, pero fue condenado a quince años de prisión el 11 de marzo de 2009 por su papel en las ejecuciones de cuarenta y dos comerciantes declarados culpables de especulación en 1992.[2] Posteriormente, el 25 de octubre de 2010, fue condenado por el Tribunal Supremo de Irak a morir en la horca junto con el antiguo ministro del Interior Saadun Shaker por su relación con la depuración de los partidos religiosos.[3]

El 17 de noviembre del 2010, el Presidente de Iraq Yalal Talabani anunció que no firmaría la orden de ejecución de la pena de muerte dictada por la justicia iraquí contra Tareq Aziz; Talabani dijo que él era socialista y por eso no podía autorizar la muerte de Aziz, un cristiano iraquí de más de 70 años de edad. De acuerdo a la Constitución iraquí, una pena de muerte dictada por los tribunales no puede ser ejecutada si el Presidente no la ratifica con su firma; es una de las pocas funciones reales que tiene el Presidente (un cargo mayormente simbólico). Sin embargo, en el pasado, Talabani (opositor a la pena de muerte) sí ha permitido otras ejecuciones, entre ellas las de varios colaboradores de Saddam, como la de Abd Hamud, secretario personal de Hussein, ahorcado el 6 de junio 2012.[4]

Referencias[editar]