Taquipnea transitoria del recién nacido

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Taquipnea transitoria del recién nacido
Clasificación y recursos externos
CIE-10 P22.1
CIE-9 770.6
DiseasesDB 32373
MedlinePlus 007233
eMedicine ped/2597
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La taquipnea transitoria del recién nacido o pulmón húmedo es la persistencia del edema pulmonar del feto después del nacimiento, por lo que se denomina también retención de líquido pulmonar fetal y es una de las causas del síndrome de distrés respiratorio del recién nacido.[1] En la mayoría de los casos, la persistencia de líquido en los pulmones causa taquipnea, de allí el nombre, con una frecuencias respiratorias entre 60-160 por minuto (la mayoría de los recién nacidos normales toman de 40 a 60 respiraciones por minuto).[2] Los síntomas respiratorios por lo general resuelven por sí solos al cabo de 3 a 4 días después del nacimiento.[3] El temor al desarrollo de policitemia, hiperbilirrubinemia y la taquipnea transitoria del recién nacido son algunas de las razones por la que muchos facultativos, especialmente en el hemisferio occidental, deciden pinzar el cordón umbilical en los primero segundos después del nacimiento.[4]

Patogenia[editar]

Los pulmones del feto producen un líquido especial que contiene agua y algunos electrolitos como el sodio y el cloro, que los llena y ayuda a su desarrollo. En los recién nacidos a término, el volumen en los alvéolos comienza a disminuir pocos días antes del nacimiento y el mismo trabajo del parto estimula a los pulmones a vaciar el líquido remanente o reabsorberlo sustituyéndolos de aire con las primeras respiraciones del nacimiento.[2] Es posible que ciertas hormonas contribuyan con este proceso horas antes del nacimiento.[3]

Es posible que estos estímulos químicos y físicos no respondan tan bien en los bebés nacidos prematuros y puede haber más líquido en el pulmón cuando estos nacen.[3] Lo mismo parece ser el caso si la madre fue sometida a una operación cesárea sin estar en trabajo de parto, de nuevo dejando más líquido en el pulmón al momento de nacer. El riesgo de una taquipnea transitoria del recién nacido es mayor en neonatos prematuros, aquellos que nacen por cesárea sin trabajo de parto y quienes nacen de madres diabéticas o que hayan recibido grandes cantidades de analgésicos durante el parto.[2]

Otros posibles factores de riesgo incluyen:

Cuadro clínico[editar]

La taquipnea tansitoria del recién nacido se presenta en las primeras horas de vida con una frecuencia respiratoria mayor a 60 por minuto, quejido espiratorio, requerimiento de oxígeno elevado y gasometría arterial que no refleja una retención de dióxido de carbono.[6] En casos extremos puede aparecer cianosis.

Tratamiento[editar]

El tratamiento consiste en proporcionar una cantidad suficiente de oxígeno a todo recién nacido con dificultad respiratoria. El tratamiento generalmente comienza con la aplicación de oxigenoterapia. Si no mejora, se suele emplear un CPAP: presión continua de aire a presión, o en casos graves, ventilación mecánica después de la anterior intubación del paciente. Se debe garantizar al bebé un ambiente de tranquilidad y protegerla contra la pérdida de calor.

El uso de medicamentos en la taquipnea transitoria del recién nacido es mínima. El uso empírico de antibióticos se utilizan a menudo para 48 horas después del parto, hasta que la sepsis neonatal se haya descartado en pacientes con sugestión clínica. Los antibióticos más usados son una combinación de una penicilina (por lo general, la ampicilina) y un aminoglucósido (por lo general, la gentamicina). Los diuréticos no han demostrado ser de beneficio.[6]

Referencias[editar]

  1. DONOSO B, Bernardita; VERA P-G, Claudio y CARVAJAL C, Jorge. Betametasona antenatal e incidencia de distrés respiratorio después de cesárea electiva: estudio aleatorizado pragmático. Rev. chil. obstet. ginecol. [online]. 2006, vol. 71, no. 6 [citado 2009-02-25], pp. 437-439. Disponible en: [1]. ISSN 0717-7526.
  2. a b c [MedlinePlus] (noviembre de 2007). «Taquipnea transitoria en el recién nacido» (en español). Enciclopedia médica en español. Consultado el 25 de febrero de 2009.
  3. a b c Colin David Rudolph, Margaret K. Hostetter. Rudolph's Pediatrics (en inglés). Publicado por McGraw-Hill Professional, 2002; pág 179-181. ISBN 0-8385-8285-0
  4. ARANGO GOMEZ, Fernando and MEJIA LONDONO, Juan Carlos. ¿Cuándo pinzar el cordón umbilical? (en español). Rev Colomb Obstet Ginecol, Apr./June 2004, vol.55, no.2, p.136-145. ISSN 0034-7434.
  5. a b Takaya A., Igarashi M., Nakajima M., Miyake H., Shima Y., Suzuki S (2008). «Risk factors for transient tachypnea of the newborn in infants delivered vaginally at 37 weeks or later.». Journal of Nippon Medical School = Nihon Ika Daigaku zasshi 75 (5):  pp. 269–73. PMID 19023165. 
  6. a b Siva Subramanian, KN; Monisha Bahri (noviembre de 2006). «Transient Tachypnea of the Newborn» (en inglés). Pediatrics: Cardiac Disease and Critical Care Medicine. eMedicine.com. Consultado el 25 de febrero de 2009.