Tamas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Si desea ver otras acepciones de la palabra «tamas», haga clic en Tamas (desambiguación).

En el hinduismo, el budismo y el sijismo, tamas o tamo-guna es la más baja de las tres gunas (cualidades de la naturaleza).

Tamas es la fuerza que promueve uno o más de los siguientes:

  • oscuridad
  • ignorancia
  • destrucción
  • pereza
  • inercia
  • resistencia
  • indiferencia.

Tamas es visto como una cualidad más negativa que rayo guna o sattwa guna.

Las tres gunas (sattwa, rayas y tamas se describen con detalle en la doctrina samkhia (uno de los seis darshanas del hinduismo). Cada una de las gunas tiene sus características distintivas, y los hindúes creen que todo lo que existe está hecho de esas tres gunas. Tamas es la más baja, la más pesada, la más lenta y la más bruta (por ejemplo, una piedra o un bloque de tierra). Está desprovista de la energía de rayas (la pasión creativa) y el brillo de sattwa (la iluminación).

Tamas no se puede despertar con más tamas. Es más fácil contrarrestarla por medio de rayas (la acción). Es muy difícil saltar directamente de tamas a sattwa. El resultado de una vida liderada por tamas promueve una reencarnación en el mundo animal.

Tamas en otros ámbitos[editar]

  • Pensamientos tamásicos
  • Actividades tamásicas
  • Comida tamásica
    • alimentos que crecen bajo tierra (patatas, zanahorias, etc.)
    • alimentos que crecen en lugares húmedos y oscuros (como los hongos),
  • Medios de subsistencia tamásicos

Citas sobre tamas[editar]

  • «Tamas es (nacida de la ignorancia) conoce tú, el engaño de todos los seres corporificados, con locura, indolencia y sueño, eso te ata, descendiente de Bharata» (Bhagavad Guitá 14.8).
  • «Oscuridad, inactividad y locura, ilusión ciertamente también: estas se manifiestan cuando tamas se desarrolla, hijo de Kuru [Áryuna]» (Bhagavad Guitá 14.13).
  • «En rayas si la muerte [te] alcanza: [como ser humano] asociado con el karma nacerás. Igualmente, si te mueres en tamas, en el útero de un animal nacerás» (Bhagavad Guitá 14.15).