Tamara Karsávina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tamara Platónovna Karsávina, San Petersburgo, alrededor de 1915.

Tamara Platónovna Karsávina [1] [2] (San Petersburgo, 10 de marzo de 1885Beaconsfield, 26 de mayo de 1978), famosa bailarina rusa, que eventualmente se estableció en Inglaterra, donde ayudó a fundar la Real Academia de Danza en 1920.

Vida personal y carrera[editar]

Nació en San Petersburgo, Rusia, hija del bailarín Platón Karsavin. Hermosa y talentosa desde pequeña, Karsávina rápidamente se movió en los ambientes del ballet profesional. Después de graduarse de la Escuela del Ballet Imperial, fue la bailarina principal del Ballet Imperial del Zar, bailando todo el repertorio de Marius Petipa. Sus papeles más famosos fueron Lise en La Fille Mal Gardee, Medora en Le Corsaire, y la dama del zar en El caballito volador.

El coreógrafo George Balanchine dijo que recordaba haber estado observándola cuando era estudiante en el Mariinsky. Fue a fines de los años 1910 que comenzó a viajar regularmente a París para bailar con los Ballets Rusos de Serguéi Diáguilev. Fue durante estos años con la compañía que creó muchos de sus más famosos personajes en los ballets de Mikhail Fokine, entre ellos Petrushka, y Le Spectre a la Rose. Quizás se hizo más famosa por crear el papel principal en El pájaro de fuego de Fokine (un rol originalmente pensado para Anna Pávlova) con su compañero Vatslav Nizhinski.

Dejó Rusia en 1917 después de la revolución, e inmediatamente continuó asociada con los Ballets Rusos como ballerina principal. Fruto del paso de la compañía por España será su interpretación de la molinera en el ballet El sombrero de tres picos con música de Manuel de Falla, coreografía de Léonide Massine y decorados y figurines de Pablo Picasso estrenado en 1919 en Londres. El papel de la molinera exige una combinación de conocimientos de danza española, pasada por el tamiz de la danza clásica y enriquecida por el toque humorístico de la farsa.

Sus espléndidas memorias, Theatre Street, se enfocan en su preparación para ser una bailarina, y su carrera en el Mariinsky y en los Ballets Rusos. En estas memorias, Karsávina aparece como una narradora inteligente, divertida y extraordinaria. Tamara Karsávina fue célebre por su belleza, y en el competitivo mundo del ballet, fue universal y unánimemente amada. Sin embargo Karsávina tuvo una rivalidad con Anna Pávlova[cita requerida]. En la película A Portrait of Giselle Karsavina se cuenta, exagerando la versión de la novela, sobre un "fallo del vestuario": durante una función sus correas del hombro se soltaron y quedó desnuda accidentalmente, y Pávlova redujo a una desconcertada Karsávina a las lágrimas.

En 1917 se casó con el diplomático Henry James Bruce y se trasladó a Londres, donde enseñó y escribió sobre ballet. Entre sus alumnos estuvo la ballerina inglesa Margot Fonteyn. Estando casada, tuvo una breve aventura con la notable escritora y popular en Hollywood Mercedes de Acosta. Las dos fueron amigas y amantes, y Karsávina fue una de las pocas personas que siguieron cerca de ella después de la controvertida autobiografía que De Acosta publicó, revelando muchas de sus relaciones lésbicas con la élite de Hollywood al público.

Enlaces externos[editar]

Imágenes[editar]