Tamar (Génesis)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Tamar, nuera de Judá»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Tamar (hebreo: תָּמָר, palmera)?, en la Biblia fue dos veces la nuera de Judá, así como la madre de dos de sus hijos, los gemelos Farés y Zara.

Representación romántica del arreglo de Tamar y Judá; por Horace Vernet, Wallace Collection, Londres

El Génesis[1] relata el episodio de Judá, el hijo de Jacob, con su nuera Tamar. Judá se casó con una mujer llamada Súa, quien le dio tres hijos en este orden: Er, Onán y Selá. Er desposó a Tamar, pero murió sin tener heredero. Onán se casó después de su muerte con la viuda Tamar según la Ley del levirato. Más sabiendo que, debido a esa ley sus hijos no serían suyos, evitó consumar su relación. La conducta de Onán motivó su muerte. Judá pidió a Tamar que se quedara en la casa de su padre, hasta la mayoría de edad del tercer hijo, Selá, que la desposaría.

La velada Tamar engaña a Judá para quedar embarazada. Representación barroca de un pintor anónimo holandés del S. XVII. Residenz Galerie, Salzburgo.

Tamar, pasando el tiempo y pensando que Judá nunca le daría a su último hijo por esposo, se disfrazó de prostituta y tuvo relaciones carnales con su suegro, que había quedado viudo. Tamar quedó embarazada. Aún sin que Judá la reconociera, logró que le entregara su sello y su bastón como prenda hasta que le pagara un cabrito prometido por prestarse a la relación. A los tres meses, dijeron a Judá que Tamar estaba embarazada, por lo que ordenó que la ajusticiasen como castigo por su adulterio. No obstante, Tamar probó gracias al sello y el bastón de su suegro que era él quien la había embarazado. Judá la perdonó, ya que se sentía culpable por no haberle dado a su hijo Selá. Tamar alumbró dos gemelos: Farés y Zara.

En Farés siguió la genealogía de Jesús, como relatan los Evangelios de Mateo (Capítulo I) y Lucas (Capítulo III-33). Siendo esta relación conflictiva, y sin embargo es la genealogía de Jesús, los autores[2] subrayan que Tamar, consigue con engaño una descendencia que Judá le negaba y también el derecho que nace del perdón, después de una conducta taimada.


Notas[editar]

  1. Capítulo 38
  2. Véase Joseph Ratzinger, La Bendición de la Navidad, Editorial Herder, 2007. Pág 39 y 40