Talcott Parsons

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Talcott Parsons

Talcott Parsons (13 de diciembre de 19028 de mayo de 1979) fue un sociólogo estadounidense.

Cursó estudios en el Amherst College, la London School of Economics y la Universidad de Heidelberg (Alemania). Dio clases de sociología en la Universidad Harvard de 1927 hasta 1974 como director del Departamento de Sociología de dicha universidad (1944). Más tarde fue nombrado presidente del nuevo Departamento de Relaciones Sociales 1946 y posteriormente presidente de la American Sociological Association en 1949

Es uno de los mayores exponentes del Estructural funcionalismo en Sociología. Dicha teoría social sostiene que las sociedades tienden hacia la autorregulación, así como a la interconexión de sus diversos elementos (valores, metas, funciones, etc.). La autosuficiencia de una sociedad está determinada por necesidades básicas, entre las que se incluían la preservación del orden social, el abastecimiento de bienes y servicios, la educación como socialización y la protección de la infancia.

Obra[editar]

Entre sus libros destacan:

  • La estructura de la acción social (1937).
  • El sistema social (1951).

Si bien ha sido considerado como uno de los sociólogos más eminentes del siglo XX, ha sido criticado por no prestar suficiente atención al cambio social y a los conflictos asociados a él. Su obra es uno de los primeros intentos de síntesis dentro del campo de la sociología donde revisa los escritos de Émile Durkheim y Max Weber, así como de autores menores para la sociología como Vilfredo Pareto, y (en la obra de 1951) Sigmund Freud. El papel de Marx en la teoría parsoniana es "asaz y escuálido" según la crítica que realiza Anthony Giddens, e incluso se ha dicho que la obra de Parsons no es más que una teoría conservadora que pretendía ignorar a Marx.

Nociones teóricas preliminares[editar]

Corriente[editar]

Parsons forma parte de la corriente sociológica denominada como estructural-funcionalista. El estructural funcionalismo conjuga la idea de una estructura social (conjunto ordenado de individuos en función de determinadas posiciones sociales) y la de una serie de funciones asignadas a cada una de dichas posiciones. El hecho de concebir la sociedad en los términos que lo hace la corriente estructural funcionalista configura un paradigma con unos supuestos fundamentales para la comprensión de las teorías que dicho paradigma arropa:

  1. Se admite que existen estructuras sociales
  2. Los sujetos de la vida social están inmersos en las estructuras
  3. La conducta del individuo está determinada por las estructuras
  4. Cada lugar estructural tiene asociada una función (cada uno cumple una función de una totalidad mayor)

Se trata, por tanto, de una corriente que se opone en sus supuestos básicos a las teorías de corte conflictivo, que proclaman una idea de sociedad dominada y determinada por el eterno conflicto entre los diferentes grupos sociales, que pugnan por dominar los medios e imponer sus valores morales (Karl Marx, Max Weber)

Enfoque integrado de la teoría sociológica[editar]

En los tiempos en los que aparece Parsons en la escena sociológica, existe una gran polarización entre las múltiples concepciones epistemológicas existentes:

Dentro de sus principales ambiciones, estaba la desarrollar un enfoque integrado de la teoría sociológica (hecho éste que quedó patente cuando funda el Departamento de Relaciones Sociales de la Universidad de Harvard)

El objeto de las ciencias sociales en el centro del debate[editar]

Todo el debate teórico de su época se agrupaba en torno a las discrepancias entre los distintos presupuestos sobre el objeto de las ciencias sociales. Las discusiones sobre el objeto de estudio de la sociología eran de carácter ontológico, pues intentaban aclarar la naturaleza de dicho objeto. La cuestión de fondo afectaba en cascada a todos los demás niveles de la investigación científica (epistemológico, metodológico y tecnológico), ya que, por ejemplo, existen diferencias científicamente significativas entre plantearse un objeto de estudio como un agente racional, a hacerlo como un grupo de personas concebidas en términos de clase social.

Teoría General de la Sociedad[editar]

La solución propuesta por Parsons a las polarizaciones anteriores a su tiempo fue una teoría general de la sociedad, que piensa la vida social como una totalidad y que pueda constituirse como un gran relato, con capacidad explicativa y predictiva sobre la vida social (al modo de Comte). Sin embargo Parsons va a encontrarse con un problema que le dará bastantes quebraderos de cabeza durante toda su vida: el papel del individuo.

Frente a una teoría tan generalista, cabe preguntarse por cuál es el lugar del individuo dentro de un universo tan grande de supraentidades. Y, es más, si se tienen en cuenta las implicaciones del estructuralismo funcional, para el que los individuos están encajados en celdas de la estructura social - que determinan lo que socialmente son - y el objetivo de éstos es cumplir una función social - es decir, que ya tienen determinado hasta lo que tienen que hacer - ¿dónde queda la decisión individual?

Fuentes[editar]

Parsons para elaborar su teoría se basa en varias relaciones. Principalmente toma a Durkheim, utilizando su definición de sociedad, pero considerada como un sistema y no un organismo, en contraposición a Marx. Toma de Weber el concepto de acción social, lo que es una conducta con significado referente a la cultura.

También retoma cuestiones de autores externos a la disciplina sociológica, como Freud, utilizando su segunda tópica, que plantea a la personalidad compuesta por tres componentes: el ello (tendencias naturales de los organismos vivos), el superyó (el Yo ideal) y el yo (la parte del ello modificada por la educación y la influencia cultural). Con esto se basa en el libro de Freud El malestar en la cultura, que presenta la sociedad como represora de nuestros instintos, ya que en el caso de las represiones del superyó son todas de conformación social.

Por último, toma de Bertalanffy, biólogo y padre de la teoría general de sistemas, su propuesta de un modelo que amplíe la visión científica bajo un nuevo aspecto de ordenamiento y relación a través del modelo de sistema.

Teoría[editar]

Conceptos[editar]

  • Sistema: es un conjunto interrelacionado y jerarquizado de partes que al interactuar producen determinado comportamiento.
  • Jerarquizado: concepto que extrae Parsons de Bertalanffy e implica el orden por rango social.
  • Aparato: es un conjunto interrelacionado de partes en el que no hay una más importante que otra.
  • Criterio de jerarquización: el criterio es el equilibrio el cual es fruto del cambio y la estabilidad.

Parsons es conocido en la historia de la sociología, como el autor de la Teoría estructural funcionalista, que se llama “A.G.I.L.”. El esquema ágil, o el modelo de las cuatro funciones, como es la Teoría estructural funcionalista, que es lo mismo, no fue ni el primero ni el más importante, es decir, el más lucido, de los intentos parsoniano por resolver este problema. Parsons elaboró muchos intentos de Teoría, todos ellos muy sugestivos, muy interesantes, muy atractivos. Uno de ello alcanzó cierto notable éxito en la comunidad sociológica internacional. Fue el modelo AGIL. Pero lo interesante es que Parsons intenta superar la distinción entre acción y sistema, entre subjetivismo y objetivismo en Teoría sociológica. Curiosamente cada uno de los momentos de su Teoría se fue desplazando, y en el fondo inconscientemente terminó siendo el representante de cada uno de esos enfoques.

Acción social en Talcott Parsons[editar]

Tiene su origen en la obra de Max Weber sobre la acción social. Escogió el término acción porque tenía una connotación diferente a la de conducta. Conducta implica una respuesta mecánica a los estímulos, mientras acción entraña un proceso mental activo y creativo. Parsons tuvo la precaución de distinguir explícitamente la teoría de la acción del conductismo.

Tres conceptos yacen en el núcleo de la teoría acción: el acto unidad, el voluntarismo y la verstehen. El fenómeno más básico de la teoría de la acción es lo que denominó el acto unidad, que se define por sus cuatro componentes:

  • Primero: implica la existencia de un actor.
  • Segundo: el acto unidad supone un fin, o un estado futuro hacia el que se orienta la acción.
  • Tercero: la acción tiene lugar en una situación que entraña dos elementos: las cosas que el actor no puede controlar (condiciones) y las que puede controlar (medios).
  • Cuarto: Finalmente, las normas y los valores sirven para determinar la elección del actor de los medios para alcanzar fines. El Voluntarismo hace referencia a las elecciones que hacen los actores en las situaciones sociales en las que se encuentran. Esto no significa que los actores sean totalmente libres al hacer su elección, el concepto de voluntarismo implica una mente, una conciencia, e individuos que toman decisiones. Finalmente está el concepto de la verstehen o la necesidad de analizar la acción desde una perspectiva subjetiva.

Teoría sistémica parsoniana[editar]

Parsons analiza a cada sistema como inmerso en una jerarquía y cualificado por su apertura a las variaciones del sistema inmediatamente "superior".

Ya entendiendo esto, podemos entender la teoría sistémica de Parsons. El sistema que lo engloba todo es el sistema cultural, el cual es el que regula las orientaciones, adentro de este está el sistema social el cual es que engloba los medios y condiciones, adentro de este sistema esta el sistema de la personalidad que es el que ubica al actor y sus necesidades individuales, también se puede decir que dentro del sistema de la personalidad esta el biológico.

Un sistema social en general un individuo dentro de un sistema social, siempre va tener un estatus, que es su ubicación en la sociedad y un rol que es la función que cumple dentro un sistema social. Todo sistema social tiene siempre necesidades mínimas de satisfacer, estas son los prerrequisitos funcionales, los cuales son necesidades del sistema social en general, y con esto Parsons solucionaría el problema del orden hobbesiano, ya que los individuos funcionarían a través de sus roles para cumplir con estos prerrequisitos, estos prerrequisitos son: primero, los sistemas sociales deben estar estructurados de manera que sean compatibles con otros sistemas, segundo, el sistema social debe contar con el apoyo de otros sistemas, tercero, debe satisfacer una parte significativa de las necesidades de los actores, cuarto, debe fomentar en sus miembros una participación suficiente, quinto, debe ejercer control sobre las conductas potencialmente desintegradotas, sexto, si surge un conflicto lo debe controlar, séptimo, requiere un lenguaje para poder sobrevivir.

Estos prerrequisitos hacen los cuatro subsistemas famosos de Parsons, formados por cuatro imperativos funcionales (AGIL) necesarios en todo sistema, que son: la adaptación (A), todo sistema debe abarcar las situaciones externas, debe adaptarse a su entorno y adaptar el entorno a sus necesidades; la capacidad para alcanza metas (G); la integración (I), regular la interrelación entre los otros imperativos funcionales; la latencia (L), un sistema debe proporcionar, mantener y renovar la motivación de los individuos y las pautas culturales que crean y mantienen la motivación. El sistema general de la acción está compuesto en la Adaptación por el sistema Orgánico, en las metas por el sistema de personalidad, en la integración por el sistema social y en la latencia por el sistema cultural. Pero este sistema es como un juego de muñecas rusas, y Parsons se da el lujo de describirnos como es adentro del sistema social: Adaptación está la economía, en metas está la Política, en la integración está la comunidad en la Latencia esta Endoculturación. La gracia es que estos sistemas interactúan entre sí y funcionan como sistema.

Problemas para mantener el equilibrio[editar]

Procesos sociales: el funcionamiento de todo sistema supone resolver los siguientes problemas.

  • ¿Cómo se asegura la coordinación necesaria entre todos los subsistemas? Para lograr la coordinación entre los subsistemas primero hay que definir los fines y los objetivos así como los métodos para obtener los objetivos. Luego hay que establecer normas de funcionamiento, sistemas de gratificaciones y sanciones y nombrar autoridades. Este conjunto constituye el subsistema político.
  • ¿Cómo se asegura que todos los integrantes de la sociedad conozcan los valores en que se sustenta? ¿Cómo se los motiva a aceptarlos y plegarse a ellos? A través del proceso de socialización los distintos integrantes del sistema van siendo formados desde niños de acuerdo a las normas establecidas y recurriendo a sistemas de gratificaciones y sanciones para lograr los fines sociales.
  • ¿Cómo se hace para que el sistema y sus miembros logren sus objetivos? Dividiendo el trabajo entre los distintos integrantes, coordinando e integrando. El lugar que ocupes en la sociedad va a determinar el poder, prestigio y propiedad que tengas.

Quien más haya cumplido con los fines va a estar más alto en la pirámide social. Según Parsons cada persona tiene el lugar que se merece dentro de la pirámide. El fracaso de las sociedades es el fracaso individual

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Francois Chazel, La théorie analytique de la société dans l´æuvre de Talcott Parsons, Paris, Mouton, 1974.
  • Reinhard Damm, Systemtheorie und Recht: Zur Normentheorie Talcott Parsons, Berlin, Duncker & Humblot, 1976.
  • José Almaraz, La teoría de Talcott Parsons: la problemática de la constitución metodológica del objeto, Madrid, Centro de Investigaciones Sociológicas, 1981.
  • Jeffrey C. Alexander, The Modern Reconstruction of Classical Thought: Talcott Parsons, London, Routledge & Kegan Paul, 1983.
  • Alberto Marinelli, Struttura dell'ordine e funzione del diritto. Saggio su Parsons, Milano, Angeli, 1988
  • Riccardo Prandini (ed), Talcott Parsons, Milano, Bruno Mondadori, 1998.
  • Uta Gerhardt, Talcott Parsons. An Intellectual Biography, Cambridge, Cambridge University Press, 2002.
  • Realino Marra, Talcott Parsons. Valori, norme, comportamento deviante, «Materiali per una storia della cultura giuridica», XXXIV-2, 2004, pp. 315-27.
  • Manuel Gómez Herrera, La cultura de la sociedad en Talcott Parsons, Cizur Menor, Navarra,Thomas Aranzadi, 2005.
  • A. Javier Trevino, Talcott Parsons on law and the legal system, Newcastle, Cambridge Scholars, 2008.
  • Sandro Segre, Talcott Parsons: un'introduzione, Roma, Carocci, 2009.
  • Christopher Hart (ed.), Talcott Parsons. A Collection of Essays in Honour of Talcott Parsons, Chester, Midrash, 2009.
  • Hans Joas, "La creatividad de la acción", Madrid, Centro de Investigaciones Sociológicas, Colección Clásicos Contemporáneos, 2013 (ed. or.: "Die Kreativität des Handelns", Frankfurt am Main, Suhrkamp, 1992).