Taladradora de mano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un taladro inalámbrico

La taladradora de mano es una herramienta que se utiliza para perforar diversos materiales. Los agujeros se hacen por un proceso de arranque de material mediante unas herramientas llamadas brocas.

Básicamente los taladros pueden ser de dos tipos: el taladro de mano que es portátil y el taladro de sobremesa que permite bajar fácilmente la broca perpendicularmente al material que queremos agujerear y habitualmente se utiliza conjuntamente con la mordaza, herramienta que permite sujetar el material que se quiere perforar. El taladro de sobremesa está fijado a un banco de trabajo y no es, por tanto, portátil.

Según el material que se quiere perforar, la broca a utilizar variará. Hay brocas para metal, el hormigón, la madera o la piedra. Además, también se permite elegir el diámetro de la broca en función del tamaño de agujero a realizar.

Normalmente los taladros llevan un regulador de velocidad que deberá ser lenta por los materiales duros y más rápida por blandos o agujeros pequeños. Por los materiales como piedra, cerámica u hormigón a menudo es conveniente activar el percutor, que es un dispositivo que permite que la broca, además de girar, pique sobre el material a taladrar.

Los taladros a bateria y atornilladores a bateria, mas alla de la comodidad que tengan, no pueden suplir la potencia de un taladro perforar electrico, si bien en el mercado los hay de muchas potencias, cuando mas se los fuerza mas rapido se gasta la bateria, y en el caso de trabajos duros no nos van a ser de utilidad.

Obviamente siguen siendo de gran utilidad en lugares donde no se cuenta con la energia electrica.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]