Takijirō Ōnishi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Takijirō Ōnishi
Admiral Takijiro Onishi.gif
Takijirō Ōnishi
Vicealmirante (Kaigun Chūjō)
Años de servicio 1912-1945
Lealtad Bandera de Japón Imperio del Japón
Servicio/rama War flag of the Imperial Japanese Army.svg Armada Imperial Japonesa
Mandos Primer comando aéreo.
Participó en Segunda Guerra Mundial

Nombre real Takijirō Ōnishi
Nacimiento 2 de junio de 1891
Fallecimiento 16 de agosto de 1945 (54 años)
[editar datos en Wikidata]

Takijirō Ōnishi (大西瀧治郎 Ōnishi Takijirō?, 2 de junio de 1891 - 16 de agosto de 1945) fue un Vicealmirante de la Armada Imperial Japonesa durante la Segunda Guerra Mundial.

Es conocido como el creador de los kamikaze.

Biografía[editar]

Ōnishi era originario del poblado de Ashida (hoy día ciudad de Tamba), en la Prefectura de Hyōgo en Japón. Se graduó de la 40 generación de la Academia de la Flota Imperial Japonesa en 1912.

Fue ascendiendo en su carrera militar durante los años 1920's y fungió también como instructor de vuelo.

En la Segunda Guerra Mundial[editar]

A petición del almirante Yamamoto participó junto con el capitán Minoru Genda en la planificación del ataque a Pearl Harbor. En abril de 1941 contestaron a Yamamoto, quien les había pedido su opinión dos meses antes, que un ataque aéreo a Pearl Harbor sólo era posible mediante bombardeos en picado y en altura, lo que supuso una decepción para Yamamoto pues habían descartado el uso de torpedos lanzados desde los aviones debido a la escasa profundidad de las aguas de Pearl Harbor —los torpedos japoneses necesitaban unos treinta metros para no incrustarse en el fondo y dirigirse hacia su objetivo, mientras que la profundidad media en Pearl Harbor era de doce metros—. Pero Yamomoto insistió en que era posible el ataque con torpedos y respondió que habría que mejorarlos y entrenar a los pilotos en su uso.[1]

Onishi y Genda se pusieron a trabajar inmediatamente en la solución de los problemas que planteaba el uso de torpedos. Con la ayuda de los técnicos consiguieron reducir drásticamente la profundidad a la que tenían que hundirse para poder dirigirse al blanco, y adiestraron a los pilotos para volar muy bajo y disminuir así la posibilidad de que los torpedos se empotrasen en el fondo marino cuando eran lanzados desde los aviones. En septiembre comenzaron los ejercicios de simulación bélica en la bahía de Kinko, en Kagoshima, elegida por su parecido con Pearl Harbor. Ninguno de los pilotos que participaron sabía cuál era el objetivo. A finales de septiembre el plan de ataque a Pearl Harbor ya estaba listo, siendo aprobado el 20 de octubre por el Estado Mayor de la Armada Imperial Japonesa.[2]

A comienzos de la Campaña del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial estuvo al mando de la División de Desarrollo para la Aviación Naval y el 1 de mayo de 1943 fue promovido a vicealmirante.

Takijiro Onishi

Ōnishi estaba interesado también en la psicología, particularmente en lo relacionado a las reacciones de los soldados bajo circunstancias críticas e incluso había publicado un libro sobre el tema en 1938: "La ética en la guerra en la Flota Imperial".

En octubre de 1944 Ōnishi se convirtió en comandante de la Primera Flota Aérea de la Armada Imperial Japonesa en el norte de Filipinas. Durante una reunión en Mabalacat, cerca de Manila el 19 de octubre de 1944, Ōnishi les informó a los presentes que se había activado la Operación Sho (plan defensivo-ofensivo que consistía en enviar todas las tropas disponibles al primer lugar que invadieran las tropas americanas). Filipinas fue designada como el lugar de la “última batalla” y al llegar los americanos a Leyte) se hizo necesario contener a la flota Norteamericana al menos una semana con la finalidad de permitir la llegada de la Segunda Flota japonesa al mando del Vicealmirante Takeo Kurita (el cual incluía los acorazados Musashi y Yamato). El Vicealmirante Onishi hizo hincapié en que la única manera efectiva, desde su punto de vista, de lograr este objetivo, era implementar un grupo especial de ataque suicida formado por cazas Zero cargados con bombas de 250 kilogramos.

Muerte[editar]

El mismo 15 de agosto, fecha en que el Emperador transmitió un mensaje para hacer oficial la rendición incondicional de Japón, el Vice-Almirante Ōnishi sostuvo algunas reuniones oficiales en su cuartel. Entrada la noche del 15, decidió cometer seppuku y personal de la base lo halló en la madrugada. Si bien Ōnishi hizo un corte limpio en la zona abdominal, falló en cortarse la garganta y rehusó tanto recibir auxilio médico como recibir el "golpe de gracia".

Después de más de 16 horas de agonía, murió a las 6 de la tarde del 16 de agosto de 1945.[3]

La nota final o yuigon que escribió decía:[3]

Deseo expresar mi profundo aprecio a las almas de los valientes atacantes especiales. Ellos lucharon y murieron valerosamente, con fe en nuestra victoria final.

En la muerte, quiero purgar la parte que me toca en el fracaso de no lograr esa victoria y pido disculpas a las almas de esos aviadores muertos y sus acongojadas familias.

Deseo que la gente joven de Japón encuentre en mi muerte una moraleja. Ser temerarios solamente favorecerá al enemigo. Deben inclinarse con la mayor perseverancia ante el espíritu de la decisión del Emperador [...] Ustedes son el tesoro de la nación.

Con todo el fervor de espíritu de los atacantes especiales, luchen por el bienestar de Japón y por la paz en todo el mundo.

La espada con que Ōnishi intentó quitarse la vida es exhibida en el Museo Yūshūkan, cercano al Santuario Yasukuni en Tokio.

Las cenizas de Ōnishi fueron divididas en dos tumbas: una en el templo Zen Sōji-ji en Yokohama y la otra parte en el cementerio público del antiguo poblado de Ashida en la Prefectura de Hyōgo.

Referencias[editar]

  1. Hotta, 2015, p. 141-143.
  2. Hotta, 2015, p. 288-289.
  3. a b Inoguchi, Nakajima, Pineau. Pag. 214

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]