Taken (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Taken (titulada Búsqueda Implacable en Hispanoamérica y Venganza en España) es una película de acción francesa,[2] [3] protagonizada por Liam Neeson, Famke Janssen y Maggie Grace. Está dirigida por Pierre Morel escrita y coproducida por Luc Besson.

Argumento[editar]

Bryan Mills (Liam Neeson), agente jubilado de la CIA y Fuerzas Especiales experto en seguridad, quiere pasar más tiempo con su hija Kim de 17 años (Maggie Grace), que ahora vive con su ex esposa Leonore (Famke Janssen) y su rico padrastro, Stuart (Xander Berkeley), un millonario de Beverly Hills California.

Cuando Sheerah, una diva del pop (Holly Valance), llega a la ciudad, Bryan es contratado por un amigo ex CIA, para ser miembro de la seguridad durante un concierto. Después del espectáculo, la diva es atacada con un cuchillo, pero Bryan deshabilita al agresor. Agradecida, Sheerah manifiesta cierto interés en la hija de Bryan después de enterarse de que Kim quiere ser cantante. Sheerah le da su información de un contacto todo pagado.

Al día siguiente, Bryan descubre que Kim quiere tomar unas vacaciones a París con su amiga Amanda (Katie Cassidy) para visitar los museos y mejorar su francés. A pesar de sus preocupaciones iniciales sobre la seguridad del viaje a Europa, Bryan está de acuerdo para permitir que Kim vaya, pero que mantenga a todo tiempo la comunicación.

Le da un teléfono internacional especial para que lo llame cuando llegue y todos los días antes de dormir. Más tarde, descubre que su verdadero plan de viajar a Europa es seguir a la banda U2 en su gira por varios países de Europa. Leonore, harta de la sobreprotección de Bryan, le advierte que la tiene que dejar libre o la perderá. Cuando llegan al aeropuerto Charles de Gaulle, Kim y Amanda conocen a la salida para tomar un taxi a un encantador francés llamado Peter (Nicolas Giraud) que atrae la atención de Amanda. Peter ofrece invitarlas a una fiesta y averigua la dirección de las chicas, y algunos datos más para ir a buscarlas.

En el departamento de París, Kim recibe una llamada telefónica de su padre, ya que ella había olvidado llamarlo al llegar. La joven responde en el cuarto de baño, ya que Amanda tenía la música a todo volumen y bailaba. Entonces, súbitamente todo cambia; desde la ventana del cuarto de baño del departamento, Kim ve a unos hombres entrar al cuarto principal del piso, quienes golpean y secuestran a Amanda. Kim desesperada y horrorizada se lo dice a su padre por el teléfono. Este le da instrucciones de que se esconda debajo de una cama en un dormitorio junto al baño en el departamento, y que cuando se la lleven los secuestradores, que deje el celular ahí y grite toda la información de los secuestradores que pueda en el momento del secuestro, para que él la pueda escuchar: peso, altura, tatuajes, etc. Bryan conecta el celular a una grabadora para que un amigo ex analista de la CIA trate de obtener información de los secuestradores.

Bryan obtuvo información importante acerca de los secuestradores cuando Kim gritó todo lo que pudo sobre ellos, antes de que se la llevaran secuestrada del departamento. En resumen, Bryan habla con Marko (Arben Bajraktaraj), uno de los secuestradores, advirtiendo que posee ciertas habilidades especiales que pueden convertirlo en una pesadilla para él, a menos que liberen a su hija Kim, si lo hacen, él no los perseguiría y olvidaría todo; y si deciden secuestrarla, el los encontraría y los asesinaría. El secuestrador le responde "buena suerte" antes de romper el teléfono. Más tarde, Bryan le pasa la llamada grabada a su amigo Sam, informante de la CIA, para tratar de obtener información sobre los secuestradores.

Después de esto, Bryan empieza la búsqueda de su hija Kim en Francia, con un límite de 96 horas, ya que según estudios de inteligencia de la CIA, cuando este tiempo termine, le será imposible volver a encontrarla porque ha sido secuestrada por una banda albanesa de trata de blancas, que las enganchan a las drogas y luego las prostituyen. Si Bryan no logra encontrar a Kim en este tiempo, quizás ya no la encuentre jamás.

Cuando Bryan viaja a París, encuentra el teléfono de su hija en la habitación de donde la secuestraron y a partir de allí, lleva una búsqueda en París, que combina inteligencia de la CIA (incluso para burlar a la policía parisina), y mucha energía física, pues debe pelear contra los combatientes armados que secuestran a mujeres en Francia, e incluso debe asesinar a varias personas. Finalmente, Bryan encuentra el escondite de los mafiosos albaneses y se infiltra haciéndose pasar por un agente de negocios. Logra reconocer al secuestrador de Kim al engañarle para que acabe diciendo "buena suerte". Bryan mata al resto de secuestradores y deja inconsciente a Marko, para después encontrar a Amanda, muerta por sobredosis. Bryan interroga y tortura a Marko hasta que éste le revela que Kim fue vendida a Patrice Sanclair, un traficante de mujeres vírgenes; entonces Bryan se marcha dejando a Marko morir electrocutado.

Ya en el edificio de Sanclair, Bryan consigue encontrar a Kim, que había sido vendida por 500.000 euros a Raman, un jeque árabe (Nabil Massad). Los hombres de Raman llevan a Kim al yate del jeque, tras la pelea con en el yate, Bryan mata a Raman y logra rescatarla antes de perderla para siempre. De regreso en Los Ángeles, Bryan presenta a Kim a Sheerah para ayudarla a conseguir su sueño de ser cantante.

Reparto[editar]

Recaudación[editar]

La película ha recaudado US$ 145.000.989 dólares en los Estados Unidos y Canadá, US$ 80.460.472 dólares en el resto del mundo y un total de US$ 225.461.461 dólares. Es considerada una película de alta taquilla y su secuela Taken 2 superó esta taquilla.

Recepción[editar]

El sitio web de la agrupación de reseñas Rotten Tomatoes le otorgó una calificación de «podrido» con un promedio de 58% bueno. Richard Corliss de Time Magazine's comentó: «La película no tiene nada más en su mente que docenas de chicos malos recibiendo una paliza».[4] Dan kois del Washington Post describió la película como «un thriller sombrío satisfactorio como profesional como su héroe eficiente», y compara la acción con la serie de Bourne.

Time dijo que la película "no tiene nada más en su mente que docenas de chicos malos recibiendo una paliza y otro tipo se convirtió al instante en roadkill."[5] El Washington Post describió la película como "una satisfacción tan sombrío como su héroe profesional eficiente" y comparó la acción de la serie de Jason Bourne.[6] Variety describe la película como patear el trasero ", pedal a la industria metal-película de acción [...] que sabiamente no le da al espectador un momento para reflexionar sobre el cadena de casualidades inverosímiles [...] la película tiene el delantero, devil-may-care impulso de una película de Bond con esteroides".[7]

El diario Los Angeles Times describió "la premisa de 'Taken', una acción enérgica y violenta programador que no puede dejar de ser tonto a veces sin intención [...] Obviamente, 'Taken' no es el tipo de película de acción que pasar mucho tiempo preocuparse por su guion de peatones o actuar en gran medida indiferente, por lo que es la suerte de tener Neeson en el papel protagónico. "Bryan Mills se caracteriza como "máquina de ataque implacable que es impermeable a los puños, las balas y los coches en movimiento rápido, se utiliza una variedad de técnicas marciales para eliminar a oponentes más que Mike Tyson y casualmente matar a aquellos que no KO".[8]

Sin embargo, el sitio web español SOS Moviers dio una valoración muy positiva del film, pero criticó su indiferencia por el resto de las víctimas y las fallas políticas de la CIA. Al respecto, en una opinión, el redactor escribió:"El secreto del film es que utilizó un problema del siglo XXI que concierne a todos: la trata de personas. Bajo este contexto, el guionista Luc Besson aprovechó sus inmaculadas habilidades para delinear un cuerpo inteligente de escritura, suficientemente pesada para que su contundencia perdure. Si uno intenta encontrar la explicación del por qué fue un éxito Venganza, deduce que lo menos interesante es la acción. Se puede apuntar su atractivo a las frases brillantes, las trampas ingeniosas y herramientas sofisticadas". Pero en el momento de señalar sus defectos, criticó: "El poco desarrollo de Liam Nesson impide humanizarlo en un 100%. Es el defecto que conlleva a más problemas: si uno lo analiza con lupa, se dará cuenta que Nesson no intenta hacer una apología en contra de la trata de personas. Este señor es un padre preocupado por su hija, y no muy interesado por saber qué ocurrirá con la decena de mujeres que han quedado dentro de los lugares donde se ha metido" y también señala: "El guion comete un “fallo” en la escena de torturas, Nesson hace alusión a su pasado, donde en el tercer mundo tenía que torturar al reo y no disponía de electricidad constante para ello, obligándose al uso de arrancar uñas o el ácido. Este detalle es un tanto perturbador cuando en cierta perspectiva histórico-política: uno podría comparar ese diálogo con las torturas de Abu Ghraib, o los detalles escabrosos actuales donde se confirman técnicas de tormento a prisioneros terroristas en Irak" y el crítico de cine pregunta "¿Qué hace un organismo estadounidense torturando personas en Oriente?. Aun cuando sean peligrosos ¿Qué hace operando de manera impía en un piso ajeno?"[9]

Referencias[editar]

  1. a b c «Taken (2009)». Box Office Mojo. Consultado el 19 de febrero de 2014. (en inglés)
  2. «Taken». Variety (4 de abril de 2010). Consultado el 19 de febrero de 2014. (en inglés)
  3. Buchanan, Jason. «Taken». Allrovi. Consultado el 19 de febrero de 2014. (en inglés)
  4. «Taken». Rotten Tomatoes. Consultado el 19 de febrero de 2014. (en inglés)
  5. «'Taken: The French Disconnection». Time. Consultado el 19 de febrero de 2014. (en inglés)
  6. Kois, Dan (30 de enero de 2009) «Movie Review: The Thriller 'Taken,' With Liam Neeson». Washington Post,. Consultado el 19 de febrero de 2014 (en inglés)
  7. «Taken». Variety. 13 de marzo de 2008. http://www.variety.com/review/VE1117936489/. Consultado el 19 de febrero de 2014.  (en inglés)
  8. Turan, Kenneth (30 de enero de 2009). «'Taken'». Los Angeles Times. Consultado el 19 de febrero de 2014.  (en inglés)
  9. «Taken». SOSMoviers.com. Consultado el 19 de febrero de 2014 (en inglés)

Enlaces externos[editar]