Tablas (ajedrez)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Tablas es el nombre que recibe un empate en ajedrez. En los torneos, este resultado otorga medio punto a cada jugador, expresado generalmente como "0.5-0.5" o "½-½".

Hasta 1867, las partidas de torneos que terminaban en tablas debían ser jugadas nuevamente. El torneo de París de 1867 tuvo muchas partidas terminadas en tablas que debieron repetirse, lo que causó problemas a los organizadores. En 1868 la Asociación Británica de Ajedrez estableció otorgar a cada jugador medio punto en lugar de repetir la partida.

En partidas de alto nivel (disputadas entre jugadores con Elo mayor a 2500), el porcentaje de tablas puede llegar al 35%.[1] En el caso de las partidas entre programas de ajedrez, dicho porcentaje puede ser aproximadamente del 36%.

¿Cuándo concluye una partida en tablas?[editar]

Chess zhor 26.png
Chess zver 26.png a8 b8 c8 d8 e8 f8 g8 h8 Chess zver 26.png
a7 b7 kl c7 d7 e7 f7 g7 h7
a6 b6 nl c6 d6 e6 f6 g6 h6
a5 b5 c5 kd d5 e5 f5 g5 h5
a4 b4 c4 d4 e4 f4 g4 h4
a3 b3 c3 d3 e3 f3 g3 h3
a2 b2 c2 d2 e2 f2 g2 h2
a1 b1 c1 d1 e1 f1 g1 h1
Chess zhor 26.png
Tablas por insuficiencia de material.

Según el reglamento del ajedrez, se dan las siguientes situaciones en las que una partida se declara terminada en tablas:

Jaque perpetuo[editar]

Cuando un jugador da jaque al rey enemigo continuamente sin que el otro pueda evitar ser objeto de jaques, se puede reclamar tablas. El jaque perpetuo es útil para un jugador con una mala posición que desea conseguir tablas evitando la pérdida de la partida, si el atacante reniega las denominadas se delibera que el jugador ahogado pierde la partida.

Insuficiencia de material[editar]

Se llega a esta situación cuando ninguno de los jugadores tiene material suficiente para dar mate al rey contrario. Por ejemplo, se presenta cuando en el tablero sólo quedan:

  • Rey contra rey.
  • Rey y caballo contra rey solo.
  • Rey y alfil contra rey solo.
  • Rey y alfil contra rey y alfil, con ambos alfiles en casillas del mismo color. Alfiles adicionales del mismo color creados por promoción no modifican las tablas.
  • Rey y caballo o rey y alfil contra rey y caballo.

También pueden presentarse casos en los cuales no existe la insuficiencia de material pero sí la imposibilidad de dar mate, como por ejemplo los siguientes finales:

  • Finales de alfiles opuestos en casillas de diferente color, en los cuales es imposible ganar aún con uno o dos peones de ventaja.[2]
  • Rey, alfil y peón lateral contra rey; si el peón corona en casilla de distinto color a las que controla el alfil.
  • Rey y torre contra rey y alfil.

Por ahogado[editar]

Se presenta cuando un jugador en su turno, sin estar en jaque, no puede realizar ningún movimiento legal. Esta situación se llama "ahogado" y la partida concluye automáticamente en tablas.

Triple repetición de posición[editar]

De acuerdo al reglamento de la FIDE, la partida es tablas si el jugador que está en juego reclama correctamente, cuando por lo menos por tercera vez la misma posición va a repetirse o acaba de producirse. En el primer caso el jugador anota su movimiento en la plantilla el cual no puede cambiarse o el árbitro declara su intención de realizarla, en el segundo caso cuando la jugada acaba de producirse y quien reclama está en juego. Para entender bien la regla hay que tener en cuenta lo que significa repetir una misma posición y no confundirlo con el caso particular de repetir la jugada 3 veces. Repetir una posición quiere decir que, visualmente, la posición que se presenta es idéntica, pero además que las condiciones son las mismas (turno de juego, posibilidad o no de enroque, y posibilidad o no de captura al paso); también hay que considerar que la posición repetida puede o no presentarse de manera secuencial. A continuación veremos algunos ejemplos:

Ejemplo A




Ejemplo A 1.Rb2 Dc3+ 2.Rc1 De1+ 3.Rb2 Dc3+ 4.Rb1 De1+ 5.Rb2 En esta partida, se ha producido un jaque continuo, con lo cual se provoca la repetición de la posición por 3 veces, aun cuando las jugadas intermedias no han sido las mismas, Rb2 completa la tercera posición, cumpliendo el hecho de que vuelve a ser el turno de las negras y no hay posibilidad de enroque ni de peón al paso.

Ejemplo B







Ejemplo B Pensemos en el siguiente caso posible, en el cual a pesar de que la posición se repite visualmente, el turno de enroque se ha perdido, por lo cual la regla no aplicaría 1.e4 e6 2.d4 d5 3.e5 c5 4.Cf3 Cc6 5.c3 Db6 6.Ad3 cxd4 7.cxd4 Ae7 8.Ac2 Ca5 9.Ad3 Cc6 10.Ac2 Ca5 11.Ad3 Ab4+ 12.Re2 Ae7 13.Re1 Cc6

Regla de los cincuenta movimientos[editar]

Si al cabo de 50 jugadas consecutivas no se decide la partida, y no se produce una captura o se avanza un peón, la partida termina en tablas si uno de los jugadores lo solicita.[3] [4] [5] Hay determinados finales (por ejemplo, rey, alfil y caballo contra rey) en los que no hay tablas por insuficiencia de material, pero el mate presenta cierta dificultad de ejecución, por lo que hay que conseguir hacerlo dentro de estas 50 jugadas. Esta es una norma introducida para evitar que las partidas se alarguen indefinidamente en situaciones donde un bando puede ganar pero no sabe cómo, o simplemente cree que puede ganar y no es cierto.

Existen posiciones reconocidas y documentadas que constituyen excepciones a la regla de las 50 jugadas. Sin embargo, la FIDE no ha modificado la regla de las 50 movimientos para partidas oficiales entre humanos o computadoras, aunque permite ignorar dicha ley en las composiciones de problemas de ajedrez.[6]

Tablas por acuerdo[editar]

Se producen cuando ambos jugadores están de acuerdo en declarar el empate. Un jugador puede ofrecer tablas a su oponente después de realizar su jugada, y si éste acepta dicha oferta la partida se declara tablas.

Las ofertas de tablas se presentan cuando ambos jugadores acuerdan que no es posible ganar la partida, pero también suelen acordarse al cabo de pocas jugadas en plena apertura, lo que es visto muchas veces como falta de espíritu competitivo. Por esta razón, los organizadores de torneos tienen la autonomía de prohibir las tablas por acuerdo, como en el caso del Torneo M-Tel de Sofía (Bulgaria), en el cual está prohibido ofrecer o acordar tablas. Cabe aclarar que ésta norma tiene solo aplicación local y que no tiene repercusión a nivel mundial, para lo cual sería necesario modificar el reglamento del ajedrez, avalado por la Federación Internacional de Ajedrez -FIDE-. Esta norma ha pasado a llamarse "regla de Sofía".[7]

Tablas por límite de tiempo en competiciones[editar]

En torneos oficiales se puede declarar una partida tablas por situaciones debidas al control de tiempo o la implementación del reloj de ajedrez. Por ejemplo, de acuerdo con el artículo 6.9 de las Leyes del Ajedrez, cuando un jugador excede el límite de tiempo establecido para la partida, pero su oponente no puede dar mate ni aún ante las peores respuestas, la partida es declarada tablas.

Igualmente, si se emplean relojes mecánicos y ambas banderas caen, sin que se pueda determinar cuál bandera cayó primero, la partida es declarada tablas, de acuerdo con el artículo 6.11.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. http://www.chessgames.com/chessstats.html
  2. http://www.todoajedrez.com.ar/cursobasico/alfilcontraalfil.php Alfil contra Alfil
  3. Manual de la FIDE, 2000.
  4. Christian Ewerhart (2002): "Backward Induction and the Game-Theoretic Analysis of Chess", Games and Economic Behavior 39, p. 206-214.
  5. Revista de Ajedrez de la UNED
  6. Nuevo récord de Ajedrez: mate en 290
  7. Ajedrez, fútbol y Regla de Bilbao

Enlaces externos[editar]