T-70

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
T-70
T-70, technical museum, Togliatti-1.jpg
Un T-70 en el Museo Técnico de Toliatti.
Tipo Tanque ligero
País de origen Flag of the Soviet Union.svg Unión Soviética
Especificaciones (T-70 modelo 1942[1] )
Peso 9,2 t
Longitud 4,29 m
Anchura 2,32 m
Altura 2,04 m
Tripulación 2

Blindaje 60 mm
Armamento principal cañón de 45 mm
Armamento secundario ametralladora coaxial DT de 7,62 mm
Motor 2×GAZ-202
70+70 hp (52+52 kW)
Velocidad máxima 45 km/h

El T-70 era un tanque ligero empleado por el Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial, reemplazando tanto al T-60 en el papel de reconocimiento y al T-50 en el papel de apoyo a la infantería. El T-80 era una versión más avanzada del T-70 con una torreta de dos tripulantes y solo fue producido en cantidad muy limitada porque se canceló la producción de tanques ligeros. El cañón antiaéreo autopropulsado T-90 fue un prototipo armado con dos ametralladoras pesadas, basado en el chasis del T-70.

Características[editar]

El T-70 estaba armado con un cañón L/46 Modelo 38 de 45 mm, con 45 proyectiles, y una ametralladora coaxial DT de 7,62 mm. El tanque era operado por un chofer y un comandante que cargaba, apuntaba y disparaba el cañón. El blindaje del mantelete de la torreta tenía un espesor de 60 mm, 45 mm el del frente y los lados del casco, 35 mm en los lados de la torreta y la parte posterior del casco y 10 mm en el fondo del casco y su techo.

Producción[editar]

Un T-70 como monumento en Velikiy Novgorod.

Hacia 1942, los tanques ligeros eran considerados inadecuados por el Ejército Rojo, incapaces de seguir a los tanques medios T-34 y de penetrar el blindaje de la mayoría de tanques alemanes, pero podían ser producidos en pequeñas fábricas que no eran capaces de manipular las grandes piezas de los tanques medios y pesados. El T-70 fue un intento de remediar los defectos del tanque de exploración T-60, que tenía una pobre movilidad a campo través, blindaje delgado y un inadecuado cañón automático de 20 mm. Además reemplazó la muy reducida producción del tanque ligero de infantería T-50, que era más sofisticado pero también más complejo y costoso de producir.

El T-70 fue diseñado por el equipo de Nikolai Astrov en la Fábrica Número 38 de Kirov.

El primer lote de tanques T-70 fue construido con un motor de automóvil GAZ-202 a cada lado del casco, cada uno impulsando sus respectivas orugas. Este montaje fue visto como un serio problema, incluso antes que los primeros tanques fueran suministrados. Fue rápidamente rediseñado como el T-70M (a pesar que continuaba siendo denominado T-70), con ambos motores en fila al lado derecho del tanque y una transmisión y diferencial normales. La torreta cónica fue reemplazada por una soldada, situada en el lado izquierdo del casco.

Curiosamente, incluso después que la línea de producción del T-70 fue rediseñanda, el cañón autopropulsado SU-76 empezó a producirse con la misma disposición de dos motores asíncronos, por lo que todos fueron reenviados a la fábrica para ser reconstruidos como SU-76M.

El T-70 entró en producción en marzo de 1942 en la Fábrica Número 37, y junto al T-60 en las fábricas GAZ y Número 38. Reemplazó completamente la producción del T-60 en setiembre de 1942, a pesar que el tanque fue empleado hasta el final de la guerra. La producción terminó en octubre de 1943, con 8.226 unidades fabricadas.

En abril de 1942, las torretas cónicas de los primeros T-70 fueron reemplazadas con nuevas torretas soldadas. Los últimos T-70 producidos iban equipados con dos motores GAZ-203 de 85 hp y tenían un periscopio Mark 4 en lugar de una rendija de visión, entre otras mejoras.

El T-70 quedó en servicio hasta 1948.

Declive de los tanques ligeros[editar]

Un T-70 en el Museo de Tanques de Parola (este ejemplar perdió su cañón).
Otra vista del T-70, Museo de Tanques de Parola.

Los tanques ligeros soviéticos se hicieron obsoletos a través de la guerra debido a la pérdida de sus tres características como tanque: poder de fuego, movilidad y protección. Adicionalmente, la torreta con un solo tripulante del T-70 hacía casi imposible coordinar un pelotón de tanques, ya que los comandantes estaban ocupados en adquirir blancos, cargar y disparar el cañón principal y la ametralladora, además de dar órdenes al chofer.

El rol del tanque de infantería ya era considerado obsoleto. El cañón autopropulsado SU-76 era más apropiado para apoyar a la infantería, ya que su cañón de 76,2 mm disparaba un proyectil de alto poder explosivo más grande. Los recursos industriales fueron redireccionados de los tanques ligeros a construir más cañones autopropulsados SU-76.

En un intento de compensar, se diseñó el tanque ligero T-80. Este era una versión más robusta del T-70, equipada con una torreta de dos tripulantes. Pero habían suficientes vehículos disponibles obtenidos a través del Lend-Lease para cumplir el papel de reconocimiento de los tanques ligeros, mientras que los automóviles blindados eran más aptos para exploración y enlace. Toda la producción de tanques ligeros fue cancelada en octubre de 1943, luego de haberse construido solo 120 T-80. Durante la guerra no se fabricaron más tanques ligeros.

En noviembre de 1943 se reorganizaron las unidades de tanques del Ejército Rojo: los tanques ligeros fueron reemplazados por el T-34 y los nuevos T-34-85, que comenzaron a producirse al mes siguiente. Los tanques ligeros continuaron siendo usados en unidades de artillería autopropulsada y algunas otras.

Los soviéticos comenzaron a desarrollar un tanque ligero anfibio en 1945, resultando en el PT-76 de postguerra, introducido en 1954.

Cañón antiaéreo autopropulsado T-90[editar]

La Unión Soviética no tenía cañones antiaéreos autopropulsados al inicio de la Segunda Guerra Mundial. En 1942 apareció primer diseño de un vehículo antiaéreo, cuando se construyó una torreta armada con una batería de dos ametralladoras DShK y miras ópticas para montarse en el tanque T-60. Mientras tanto, el T-70 ya estaba disponible y fue adoptado como base para el cañón antiaéreo autopropulsado T-90. El programa fue cancelado en 1943, a favor del cañón antiaéreo autopropulsado ZSU-37 de 37 mm, construido a partir de un chasis de SU-76.[2] El ZSU-37 estaba armado con un cañón automático M1939.

Notas[editar]

  1. Zaloga 1984, p 184.
  2. Zaloga 1984, p 119

Referencias[editar]

  • Zaloga, Steven J.; James Grandsen (1984). Soviet Tanks and Combat Vehicles of World War Two. London: Arms and Armour Press. ISBN 0-85368-606-8. 

Enlaces externos[editar]