T-28

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
T-28
T28 parola 1.jpg
Un T-28 en el Museo de Tanques de Parola, Finlandia.
Tipo Tanque medio
País de origen Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética
Historia de servicio
En servicio 1933-1944
Operadores Véase Usuarios
Guerras Guerra de Invierno
Segunda Guerra Mundial
Historia de producción
Diseñado 1931
Producido 1932-1941
Variantes T-28E, T-28 Modelo 1940, OT-28
Cantidad producida 503
Especificaciones
Peso 28 t
Longitud 7,44 m
Anchura 2,87 m
Altura 2,82 m
Tripulación 6

Blindaje 11-30 mm
Arma primaria Cañón de 76,2 mm
Arma secundaria 3 o 5 ametralladoras DT de 7,62 mm

Motor Mikulin M-17 V-12 diésel de 12 cilindros
500 CV
Velocidad máxima 37 km/h
Autonomía 220 km

El T-28 soviético fue uno de los primeros tanques medios del mundo. El prototipo fue completado en 1931 y la producción empezó a finales de 1932. Era un tanque de apoyo a la infantería, ideado para atravesar líneas fortificadas. El T-28 fue diseñado para complementar al tanque pesado T-35, con el cual compartía varios componentes. El modelo no tuvo mucho éxito en combate, pero jugó un importante papel como proyecto de desarrollo para los diseñadores soviéticos. Una serie de nuevas ideas y soluciones se probaron en el T-28 y fueron posteriomente incorporadas en futuros modelos.

Diseño[editar]

Producción del T-28.

El T-28 era muy similar al tanque británico Vickers A1E1 Independent. Este último tuvo una gran influencia en el diseño de tanques durante el período interbélico, aunque solamente se fabricó un prototipo en 1926. En 1932, la Fábrica Kirov de Leningrado empezó a fabricar un tanque basado en el Independent. El T-28 fue oficialmente aprobado el 11 de agosto de 1933. Este tenía una gran torreta armada con un cañón de 76,2 mm y dos torretas más pequeñas armadas con ametralladoras de 7,62 mm. Se produjo un total de 503 tanques T-28 durante 8 años, desde 1933 a 1941.

Descripción[editar]

Aunque el T-28 era ciertamente ineficaz hacia 1941, debe recordarse que cuando el Ejército Rojo puso en servicio los primeros T-28 en 1933, el Ejército francés todavía estaba equipado con grandes cantidades del FT-17 y el Reichswehr no tenía tanques. Por varios años, ningún ejército tuvo un tanque medio producido en serie comparable al T-28.[cita requerida]

El T-28 tenía una serie de características avanzadas para la época, inclusive una radio (en todos los tanques) y afustes antiaéreos para ametralladoras. Antes de la Segunda Guerra Mundial, varios recibieron mejoras del blindaje, poniéndolos a la par con los primeros PzKpfw IV, a pesar que su suspensión y diseño eran obsoletos.[1]

El T-28 tenía defectos significativos. La suspensión de muelles helicoidales tenía un pobre desempeño, pero aún no se habían desarrollado varios de los mejores diseños de suspensiones empleados en los tanques de la Segunda Guerra Mundial.[cita requerida] El motor y la transmisión eran problemáticos. Lo peor de todo era que el diseño no era flexible. Aunque el T-28 y el primer PzKpfw IV eran comparables en blindaje y poder de fuego, el diseño básico del PzKpfw IV le permitía ser mejorado sustancialmente mientras que el T-28 era una pobre base para mejorar.

Cuando el T-28 entró en combate en 1939, este fue sobrepasado por la situación. En la década de 1930 se desarrollaron las primeras suspensiones de gran velocidad fiables, los primeros cañones antitanque y un gradual aumento del poder de fuego de los tanques. La Guerra Civil Española demostró que unidades de infantería armadas con pequeños cañones antitanque remolcados podían derrotar a la mayoría de tanques contemporáneos, haciendo que los ligeramente blindados tanques de inicios de la década de 1930 sean especialmente vulnerables.

A pesar de las grandes bajas, en la Guerra de Invierno la 20ª Brigada de Tanques del Ejército Rojo, equipada con tanques T-28, cumplió su misión de atravesar la Línea Mannerheim. Como tanque de apoyo, diseñado para apoyar a la infantería durante operaciones de avance, el T-28 en general tuvo éxito aún siendo un diseño de inicio de la década de 1930.[cita requerida]

Historial de combate[editar]

El T-28 fue empleado durante la Invasión de Polonia y la Guerra de Invierno contra Finlandia. Durante las etapas iniciales de la Guerra de Invierno, el tanque fue empleado en misiones de elmininación de búnkeres finlandeses. En el transcurso de estas operaciones, se descubrió que el blindaje era insuficiente y se iniciaron programas para mejorarlo. Las planchas frontales fueron aumentadas de 50 mm a 80 mm, mientras que las laterales y posteriores alcanzaron los 40 mm de espesor. Con esta versión de blindaje mejorado, el Ejército Rojo atravesó la Línea Mannerheim, la fortificación defensiva finlandesa principal.

Según el libro T-28. El monstruo de tres cabezas de Stalin, del historiador ruso M. Kolomietz, más de 200 T-28 fueron puestos fuera de combate durante la Guerra de Invierno. Pero solamente 20 de ellos fueron totalmente destruidos (incluyendo a 2 capturados por el Ejército finlandés). Debido a la cercanía de la Fábrica Kirov, todos los demás tanques puestos fuera de combate fueron reparados, algunos de ellos más de cinco veces.[2]

Tanques T-28, con antenas de herradura.

Los finlandeses conocían al T-28 como Postivaunu ("vagón de correo" o diligencia), nombre que hacía alusión al descubrimiento de sacos de correo del Ejército Rojo dentro del primer T-28 destruido.[cita requerida] Otra explicación es que el alto perfil del tanque recordaba a las dilligencias del oeste estadounidense.[cita requerida] Los finlandeses capturaron dos T-28 durante la Guerra de Invierno y cinco en la Guerra de Continuación, totalizando 7 vehículos.

Los soviéticos tenían 411 tanques T-28 cuando Alemania invadió la Unión Soviética en junio de 1941.[3] La mayoría de los T-28 se perdieron durante los dos primeros meses de la invasión, muchos de ellos abandonados después de sufrir averías mecánicas. Algunos T-28 tomaron parte en el invierno de 1941 en la defensa de Leningrado y Moscú,[4] pero a finales de 1941 muy pocos continuaron en servicio del Ejército Rojo; unos cuantos fueron capturados y empleados por fuerzas enemigas.[5]

Hoy solamente quedan tres T-28, dos en Finlandia y uno en Moscú. Un T-28 restaurado está expuesto con camuflaje finlandés en el Museo de Tanques de Parola, Finlandia.

Variantes[editar]

  • T-28 Modelo 1934 o T-28A— Principal modelo de serie, con las mismas torretas de ametralladoras y torreta principal que el T-35, armada con el cañón Modelo 27/32 de 76,2 mm.
  • T-28 Modelo 1938 o T-28B— Versión armada con el mejorado cañón de 76,2 mm L-10 (con una caña de 26 calibres en lugar de 16,5 calibres), sistema estabilizador del cañón mejorado y un motor Modelo M-17L mejorado.
  • T-28E o T-28C — En 1940 se le agregó blindaje remachado debido al pobre desempeño en Finlandia. El blindaje frontal fue aumentado a 80 mm, su peso alcanzó 32 t y su velocidad bajó a 23 km/h.
  • T-28 Modelo 1940 — El lote final de unos doce tanques, que tenían las mismas torretas cónicas de los últimos T-35.

Modelos experimentales[editar]

Sobre el chasis del T-28 se probaron varios cañones autopropulsados, el tanque posapuentes IT-28 y un vehículo de ingenieros con rodillos barreminas, pero ninguno fue aprobado para su producción en serie. El T-29 fue un prototipo de tanque medio, un T-28 modernizado con suspensión Christie - una versión posterior de este vehículo fue considerada para participar en la competencia de prototipos que tuvo como resultado al T-34, pero para entonces ya estaba obsoleto (no debe confundirse con un proyecto de tanque de Grotte, llamado también T-29). El T-28 además sirvió como base para probar la suspensión del KV-1.

Usuarios[editar]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Zaloga 1997, p 7
  2. Fuentes finlandesas mencionan 92 T-28 destruidos durante la Guerra de Invierno y algunas decenas de T-28 destruidos durante la Guerra de Continuación (Kantakoski, pp. 107-108).
  3. Kantakoski p. 108
  4. Zaloga 1997, p
  5. Zaloga 1997, p 13.
  6. Medium tank T-28
  7. T-28 e-markings page 1
  8. Zaloga 1984, p 109.
  9. Zaloga 1997, p 11.
  10. Zaloga 1984, p 108.

Referencias[editar]

  • Kantakoski, Pekka: (1998). Punaiset panssarit - Puna-armeijan panssarijoukot 1918-1945, Hämeenlinna. ISBN 978-951-98057-0-2.
  • Zaloga, Steven J., James Grandsen (1984). Soviet Tanks and Combat Vehicles of World War Two, London: Arms and Armour Press. ISBN 978-0-85368-606-4.
  • Zaloga, Steven J., Jim Kinnear, Andrey Aksenov & Aleksandr Koshchavtsev (1997). Soviet Tanks in Combat 1941-45: The T-28, T-34, T-34-85, and T-44 Medium Tanks, Hong Kong: Concord Publication. ISBN 978-962-361-615-7.
  • Zaloga, Steven J. "Soviet Tank Operations in the Spanish Civil War", in Journal of Slavic Military Studies, vol 12, no 3, September 1999.

Enlaces externos[editar]