Túnel romano de Furlo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Entrada norte del túnel romano de Furlo.

El túnel romano Furlo es una obra que data del reinado de Vespasiano en la Vía Flaminia, al nivel de la Gola del Furlo (Garganta de Furlo), al noreste de Acqualagna (provincia de Pesaro Urbino Marzo Italia).

El túnel romano[editar]

El túnel de Furlo está perforado en la roca, con una longitud de 38 m, una anchura de 5,5 metros y 6 metros de altura.[1] Comenzado hacia el -220 y acabado en el 76 bajo el reinado del emperador Vespasiano, para facilitar el movimiento entre Roma y el Adriático por la Vía Flaminia, que sigue el valle del Metauro hasta su desembocadura. Este túnel, al que se le dio el nombre de forulum después Furlo (es decir, el "agujero") es uno de los pocos túneles de calzada romana que han llegado hasta nosotros.

La garganta de Furlo[editar]

La Garganta de Furlo

La garganta de Furlo (Gola del Furlo) es un largo estrechamiento natural situado a lo largo de la antigua ruta de la Vía Flaminia, aguas abajo de la ciudad de Acqualagna, por cuyo fondo discurre el río Metauro, que recibe cerca de allí las aguas de su afluente el Candigliano. En los últimos años, el tráfico por carretera se desvía a través de un moderno túnel de más de 3 km (el «paso de Furlo»), excavado a través de los Apeninos.

La «garganta de Furlo» es una atracción turística, elevada en el 2001 a la categoría de «reserva natural naciona de la Garganta del Furlo.»

Imágenes[editar]

Notas[editar]

  1. [1] Túneles romanos, Terra Antiqua

Fuentes[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Coordenadas: 43°38′20″N 12°42′49″E / 43.638786, 12.713713