Té helado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Té helado Ice tea con una rodaja de limón.
Té helado vertido sobre un vaso.

El té helado (en inglés iced tea) se trata de una forma helada de , servida a menudo en un vaso con hielo. Cualquier variedad de té puede ser susceptible de ser empleado como té helado, depende de los gustos particulares. También se utiliza Rooibos para preparar té helado ya que está exento de cafeína y su sabor característico es una buena combinación con ingredientes típicos del té helado. El Rooibos es una infusión que proviene de un arbusto de origen sudafricano y no de la planta Camellia Sinensis. Hoy en día existen marcas comerciales que distribuyen el té en botella o en lata aunque el porcentaje de té que contienen es muy bajo, por tanto, es mejor preparar el té helado con cualquiera de las variedades puras o aromatizadas que se pueden encontrar en las tiendas especializadas.

Características[editar]

Es aconsejable permitir al té que se enfríe hasta temperatura ambiente antes de hacer té helado, ya que de lo contrario es muy posible que se formen condensados, lo que daría al té un aspecto lechoso así como un sabor ligeramente ácido. El té caliente puede ser vertido sobre un vaso con hielo (si se filtra el sabor no se ve afectado por esta operación). Se suele incluir en el vaso una especie de cucharilla de mango alargado para remover el granizado.

El té helado suele servirse con algunas hojas de menta y alguna que otra rodaja de limón, en EE. UU. suele ser dulce por la adición de azúcar. Todo ello mezclado con una cuchara de té helado que suele ser alargada para poder agitar el fondo.

Historia[editar]

Extracto de artículo en el Nevada Noticer del 1890.

Antes de mediados de 1800, el té cuando se servía frío se refería como a Ponche de té y generalmente se le añadía algo de alcohol. Estos ponches tenían nombres como Ponche del regente (Regent's Punch), Ponche de Charleston's Saint Cecilia y Ponche Chatham Artillery. Los tés helados se hacen famosos en el año 1904, durante la Exposición Mundial de Saint Louis (St. Luis World Fair) en la cual Richard Blechynden - dueño de una plantación de té -introduce el “Ice Tea” (té con hielo) para refrescar a los visitantes de la feria mundial de St. Louis. La leyenda cuenta que el señor Blechynden ofrecía su té a los visitante de la feria quienes se lo negaban dado la calor de ese año. Cómo último intento, Richard Blechynden añadió un cubito de hielo en el té caliente y lo convirtió en "Ice Tea" refrescando así a los visitantes de la feria y asociando así mismo esta bebida innovadora relacionada con este hecho.

Igualmente, hay que tener en cuenta que en el periódico Nevada Noticer[1] del año 1890 (el 28 de Septimber), describiendo las grandes cantidades de comida y bebida que se serví en un encuentro de más de 15 000 ex-veteranos de la confederación en Nevada, Missouri (EE.UU), se menciona el consumo de 880 gallons de té frío (equivalente a 3300 litros).[2] El artículos sobre "Camp Jackson", el nombre del encuentro que duró varios días, revela el consumo de carne que se prepararía en la barbacoa y el "Ice Tea" que acompañaría la comida, pero lo interesante es la forma de mencionarlo - como si el lector supiera lo que es "Ice Tea". Esto ha llevado a los experto a dudar, si la Exposición Mundial de Saint Louis realmente fue el sitio donde nació el "Ice Tea" o si ya se estaba consumiendo mucho antes. La prueba está tanto en el artículo publicado y en los comentarios de Pat Villmer de la asociación de la Exposición mundial de Saint Louis (St. Louis World's Fair Society) quien ha declarado "Ice Tea wasn't 'invented' at the World's Fair. The good people of the South were serving iced tea in their homes long before the Fair. It was just popularized at the Fair. It was called sweet tea served cool not hot in the summer in the South. Ice, when available, was used. Remember, ice was the premium in the early days before refrigeration, not tea.[3] que traducido sería "El té frío no se inventó en la feria mundial. Los ciudadanos del sur servían te frío en sus casas mucho antes de la feria. Simplemente se popularizó en la feria. Se le llamaba té dulce servido en frío y no en caliente durante los veranos en el sur. El hielo se le añadía si en la casa había. Hay que recordar que hielo era un lujo antes de que existiera el refigeradorr, no el té.

Cómo preparar un té helado casero[editar]

Rooibos es una infusión sin cafeína que se vende con y sin aromatizar y se utilizar entre otras cosas para preparar un té helado.

Hay varias formas de preparar un té casero dependiendo de costumbres, culturas e ingredientes. A continuación se sugieren dos de las preparaciones más comunes en Europa.

Preparar un té frío con agua fría[editar]

Para 1 litro de té frío se necesita:

  • Una jarra de 1 litro
  • 1 litro de agua mineral natural
  • media taza de fruta troceada o ingredientes que se le quiera agregar al gusto
  • Hielo
  • Azúcar si se cree que es necesario un endulzante

Preparación[editar]

  1. Llenar una jarra con agua mineral natural del tiempo. Se procura que sea una cuarta parte menos de agua que si se tratara de un té caliente
  2. Añadir el té a granel (las hojas del té) dejando macerar las hojas en agua durante toda la noche
  3. Filtrar el agua para eliminar las hojas
  4. Añadir los ingredientes al gusto
  5. Añadir hielo antes de servir

Preparar un té frío con agua caliente[editar]

Para 1 litro de té frío se necesita:

  • Una jarra de 1 litro
  • 1 litro de agua mineral natural
  • media taza de fruta troceada o ingredientes que se le quiera agregar al gusto
  • Hielo
  • Azúcar si se cree que es necesario un endulzante

Preparación[editar]

  1. Trocear la fruta y añadir a la jarra
  2. Preparar el té caliente
  3. Dejar enfriar o añadir directamente caliente a la jarra pero con hielo
  4. Dejar dos horas en la nevera
  5. Añadir hielo antes de servir
  6. Si del té quieres preparate un smoothie, batir el contenido con hielo y leche (si es un té negro) para que quede más consistente

Ingredientes para preparar un té frío[editar]

Al igual que para preparar cualquier refrescante casero se recomienda utilizar ingredientes que combinen bien entre sí o con el té que se ha seleccionado. Hay que evitar los picantes y los chocolates ya que al disolverse afectan el color y la consistencia del té y no atrae al consumidor. Los siguientes ingredientes se pueden combinar entre sí o ser añadidos por si sólo.

  • Toda fruta en trozos o rallada. Recomendadas son: manzana, fresa, albaricoque, papaya, melocotón, albaricoque, frambuesa, naranja, mora, cereza, arándanos, limón, mango, melón, kiwi, coco, higos, jengibre
  • Frutos secos así como almendra, pistacho, pasas, dátil
  • Flores y pétalos así como malva, rosa, girasol, Azahar, Saflor, manzanilla romana, aciano, hibisco, malva
  • Especies así como: vainilla cardamomo clavo, canela entera o en polvo (entera deja más sabor)
  • Hierbas así como: menta, caléndula, cilantro, manzanilla romana, escaramujo, valeriana, espliego

Referencias[editar]

  1. Nevada Noticer - periódico americando del 1980 http://www.rootsweb.ancestry.com/~movernon/papers/nn1890.pdf
  2. Lyndon Irwing website con historia de la zona http://www.lyndonirwin.com/1904%20Tea.htm
  3. Lyndon Irwin. «Pat Villmer de la asociación de la Exposición Mndial de Saint Louis» (en inglés). Consultado el 9 de agosto de 2013. «Ice Tea wasn't 'invented' at the World's Fair. The good people of the South were serving iced tea in their homes long before the Fair. It was just popularized at the Fair. It was called sweet tea served cool not hot in the summer in the South. Ice, when available, was used. Remember, ice was the premium in the early days before refrigeration, not tea".».