Suspensión de ballesta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La suspensión de ballesta es un sistema de amortiguación empleado en vehículos. En la actualidad es empleado eminentemente por vehículos pesados. Se podría resumir su función como la de un muelle plano que permite una gran variedad de formas de instalación.

Descripción[editar]

La ballesta es un conjunto elástico realizado con láminas de acero de la misma composición que el empleado para los muelles helicoidales en otros sistemas de suspensión, es decir, aleado con silicio y manganeso. Esta composición más su especial forjado y temple permiten a estas láminas doblarse bajo la acción de una fuerza, retornando a su posición inicial tras el cese de la misma.

Las láminas de acero que componen la ballesta reciben el nombre de hojas, y su longitud siempre es diferente respecto a las contiguas, de mayor a menor. Las hojas se mantienen unidas mediante un orificio central común a todas ellas, atravesado por un tornillo llamado tornillo capuchino. El conjunto de la ballesta se une al bastidor del vehículo mediante la hoja más larga, usualmente ubicada en la posición más alta. Esta hoja recibe el nombre de hoja maestra, y sus extremos están curvados tomando una forma cilíndrica para permitir su encaje en el bastidor. Estos extremos curvados se denominan ojos.

Para mantener la alineación de las hojas, además del tornillo capuchino central se dispone de varias bridas en U que impiden el desalineado durante el proceso de absorción de golpes del sistema de suspensión. Estas bridas se llaman abarcones.

Tipos[editar]

Referencias[editar]

de Castro, Miguel (2005). 4x4: manual del mecánico. Ediciones CEAC. pp. 123–124. ISBN 8432911666. 

Enlaces externos[editar]