Supernumerario (Opus Dei)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se llaman supernumerarios a los miembros de la Prelatura del Opus Dei, de la Iglesia Católica. Son laicos que no viven el celibato apostólico (es decir, que pueden casarse, si lo desean). Además de cumplir diferentes prácticas piadosas, asisten a ciertos medios de formación (círculos, retiros, convivencias) y de dirección espiritual (confesión, charla fraterna) que ofrece la prelatura y colaboran, con su trabajo y su dinero, con ésta.

Vida y espiritualidad[editar]

Son la parte mayoritaria de la prelatura (70% de sus fieles en 2007). Las actividades formativas responden al criterio de separación en secciones (masculina y femenina), por lo que se dan de manera separada en la mayor parte de los casos. No obstante hombres y mujeres juntos acuden a charlas para matrimonios, triduos y ciertos medios de formación, así como a reuniones que fomentan la convivencia y enriquecen la vida de familia y la vida de piedad. Dado que su vocación es la santificación del trabajo ordinario en medio del mundo y, en concreto, dentro del matrimonio, los supernumerarios apuestan por el valor de la familia y si pueden, de una manera responsable, es frecuente que tengan familia numerosa.

Los supernumerarios viven de manera especial el carisma de santificación a través de su vida familiar, profesional y social. Se fomenta que difundan los valores cristianos con su vida, de tal manera que intenten cristianizar la sociedad, para mejorar la convivencia y que las leyes y costumbres se adapten a una visión cristiana del mundo: libertad religiosa, defensa de la familia y de la infancia, respeto a la vida humana, respeto a la persona, etc.

Algunos aspectos de la vida de los supernumerarios[editar]

  • Su apostolado es apostolado dirigido (es decir, se apoyan en la ayuda de un director espiritual).[cita requerida]
  • Participan en medios de formación específicos para supernumerarios y/o cooperadores(círculos, meditaciones, retiros, convivencias, clases de teología, etc.). En algunas ocasiones (convivencias, cursos de retiro) pueden compartir dichos medios con numerarios y agregados, aunque éstos tienen sus propios medios formativos.[cita requerida]

Prácticas de piedad[editar]

La vocación es la misma que la de numerarios y agregados; por ello las normas de piedad, en general, son las mismas, aunque puede variar el tiempo dedicado a las mismas. Dentro de lo posible se recomienda realizar las normas, especialmente la oración, en oratorios o Iglesias, delante del Sagrario. La Santa Misa es el centro de la vida interior tanto de los supernumerarios como agregados y numerarios.

Diarias[editar]

  • Ofrecimiento de obras al levantarse.
  • Oración mental (15 a 30 minutos). Puede ser incluso por la mañana y la tarde.
  • Asistencia a la Santa Misa.
  • Acción de gracias después de la Misa (10 minutos).
  • Visita al Santísimo.
  • Ángelus o Regina Coeli a las 12:00 cada día
  • Rezo del Santo Rosario (parte del día - cinco misterios).
  • Lectura del Evangelio y de un libro espiritual (15 minutos)
  • Preces
  • Examen de conciencia
  • Tres avemarías de la noche.
  • Agua bendita

Varias veces al día: rezo del Acordaos, oraciones jaculatorias, actos de desagravio, etc.

Siempre: Presencia de Dios

Semanales[editar]

  • Confesión con el sacerdote que cada uno elige (usualmente miembro de la Prelatura).
  • Círculo breve de estudios

Quincenales[editar]

  • Dirección espiritual con otro miembro laico del Opus Dei (a veces es semanal, pero suele ser quincenal).

Mensuales[editar]

  • Retiro mensual (2 ó 3 horas). Suele estar compuesto de dos meditaciones impartidas por un sacerdote, una lectura espiritual, un examen de conciencia, y siempre que sea posible una visita-exposición al Santísimo Sacramento.

Anuales[editar]

  • Convivencia (5 días)
  • Curso de retiro (3 días).
  • Consagración del Opus Dei al Espíritu Santo, el domingo de Pentecostés.
  • Consagración del Opus Dei al Corazón de Jesús, en la solemnidad de Jesucristo, Rey del universo.
  • Consagración del Opus Dei al Corazón Dulcísimo de María, en la solemnidad de la Asunción.
  • Consagración de las familias de sangre de todos los fieles de la Prelatura a la Sagrada Familia de Nazaret, en la fiesta de la Sagrada Familia.

Costumbres y tradiciones[editar]

  • Tener una imagen de la Virgen en su cuarto, para poder saludarla al entrar y al salir y rezarla las tres Avemarías de la noche.
  • Llevar el escapulario del Carmen.
  • Hacer una romería en el mes de mayo (rezo de tres rosarios visitando un santuario dedicado a la Virgen).
  • Novena en honor de la Inmaculada Concepción de la Virgen, en el mes de diciembre.
  • Los siete domingos de san José, en las 7 semanas anteriores al 19 de marzo.
  • Ofrecer oraciones diarias por el Papa, el Obispo y el Prelado del Opus Dei.
  • Escribir cartas al Prelado (el Padre)
  • Recibir la bendición de un sacerdote antes de salir de viaje.
  • Tener en el dormitorio agua bendita y, antes de acostarse, rociar con ella su cama, y persignarse con los dedos mojados.
  • Los martes recitar el Salmo II
  • Los Jueves recitar el Adorote Devote

Los centros de supernumerarios[editar]

Grupos[editar]

En cada centro los supernumerarios son distribuidos en grupos homogéneos (según el tiempo que llevan en la Obra, la edad, las circunstancias sociales y culturales, etc.). Estos grupos suelen estar formados por diez o doce personas, y están a cargo de un "encargado de grupo". En los grupos cuyo encargado es un supernumerario, un miembro del Consejo local debe dirigir el Círculo de Estudios por lo menos una vez al mes.[cita requerida]

Los encargados tienen como función el cuidado de las personas del grupo, y por ejemplo visitar a los enfermos del grupo y acompañar a los que sufren alguna desgracia familiar o de índole laboral.

Celadores[editar]

En cada Grupo, además de un Encargado, hay dos Celadores, que pueden actuar como directores espirituales de los demás del grupo.

Estos celadores pueden dirigir el Círculo de Estudios y ocuparse de la organización de los retiros.

Sobre la sede de los centros[editar]

Los retiros mensuales de los supernumerarios se suelen organizar en Obras corporativas o similares. Si no es posible, se puede recurrir a la utilización de iglesias, siempre que no sean de religiosos o de religiosas. Los supernumerarios no suelen asistir habitualmente a Misa en los oratorios de los centros de numerarios.

Atención espiritual de los supernumerarios[editar]

Pobreza[editar]

Los supernumerarios deben evitar la asistencia a juegos cuyo único atractivo sea ganar dinero (salvo que estén muy extendidos en la sociedad, como en España la lotería o las quinielas).

Además cada miembro de la Prelatura es invitado a ofrecer una aportación economica voluntaria para colaborar en el apostolado.

Los supernumerarios no deben enviar regalos o recuerdos personales al prelado: en su lugar deben entregar la cantidad que pensaban gastar, de forma que sean los vicarios de la prelatura los que decidan el uso de ese dinero. [cita requerida]

Viajes y traslados de país[editar]

Cuando un supernumerario realiza un viaje de duración larga, deben procurar que no pierda el contacto con la Obra (cartas, correo electrónico, etc.).

Cuando un supernumerario visita Roma no se les debe garantizar que serán recibidos por el prelado, porque no siempre es posible.

Cuidados durante la enfermedad y en el fallecimiento[editar]

Si un supernumerario está enfermo, el sacerdote del centro le llevará la comunión al menos una vez a la semana y le atenderá en todo lo que pueda necesitar.[cita requerida]

Cuando uno fallece, la prelatura recordará a su familia los sufragios que el Opus Dei ofrece por el alma del difunto.


Santificación del propio hogar[editar]

Se debe animar a los supernumerarios a ser generosos, para que reciban con sentido sobrenatural y valentía los hijos que Dios les mande, pues «las familias numerosas son un signo de la bendición divina y de la generosidad de los padres» (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2373).

Para la tarea de explicar la doctrina cristiana a sus hijos, utilizan catecismos y libros de absoluta confianza.

Si los dos cónyuges son supernumerarios, pueden rezar las Preces y hacer la visita al Santísimo juntos -también con otros miembros; pero otras normas de piedad, como la lectura espiritual, deben realizarlas por separado, como los demás miembros.

Los padres supernumerarios pueden organizar fiestas en sus casas para chicos y chicas. Pero no se deben organizar en la sede de los colegios que son obras corporativas o labores personales de apostolado.

Apostolado en el campo de la familia y la educación[editar]

A los supernumerarios no se les aconseja que envíen a sus hijos a colegios del Opus Dei (obras corporativas o similares), tienen absoluta libertad. Procuran promover cursos y actividades de formación familiar, basadas en las enseñanzas de san Josemaría Escrivá de Balaguer.

Medios tradicionales de apostolado[editar]

Los ejercicios espirituales duran tres días completos. No se organizan días de retiro mixtos, tampoco para matrimonios: sólo para hombres, o sólo para mujeres.