Sungazing

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Sungazing (también conocido como sun gazing, curación solar, observación solar, Sun Yoga, Surya Yoga y Solar Yoga) es el nombre que recibe la práctica de mirar directamente al sol en su ocaso o salida durante unos minutos con la creencia de que ello permite recibir su luz, energía, y complementar, mejorar o reemplazar la alimentación con comida.

Es una práctica peligrosa, ya que mirar al sol puede causar retinopatía, produciendo daños permanentes en el ojo e incluso ceguera,[1] [2] mientras que no existe ninguna evidencia que avale ningún efecto beneficioso.[3] [4]

Propósito[editar]

Sus defensores argumentan que experimentan aumentos del nivel de energía y disminuciones del apetito.[5] Como en otras formas de inedia, esta afirmación es considerada carente de fundamento.

Mirar al sol también forma parte del Método Bates, un método alternativo para mejorar la vista considerado inútil por los oftalmólogos y con resultados desastrosos.[6] [7]

Peligros y eficacia[editar]

Las ideas de sobrevivir sin comida, o inedia, y mirar al sol está ampliamente desacreditada.[8] [9] [10] Estas prácticas se han tachado de curandería, pseudociencia y no científicas en muchas ocasiones. Médicos y profesionales de la salud desaconsejan la práctica de mirar al sol por sus peligros.

La práctica de mirar al sol es peligrosa, ya que mirar directamente al sol, incluso por períodos breves de tiempo, puede causar daños graves a los ojos como retinopatía solar e incluso ceguera.[11] [12] La retinopatía solar es una patología del ojo debida a la radiación solar[13] que se produce frecuentemente por mirar al sol durante los eclipses solares.[2] Aunque la pérdida de visión que resulta de este daño es generalmente reversible, se han producido informes de daño o pérdida de visión permanentes,[14] por lo que la mayoría de oftalmólogos aconsejan a sus pacientes no mirar directamente al sol[15] durante los eclipses solares. También hay evidencia de que la exposición al sol puede producir cáncer de piel.

El cuerpo humano no tiene ningún órgano para convertir la luz solar en una forma de energía que pueda utilizarse como combustible. Los animales normalmente utilizan amplios sistemas digestivos para desmenuzar la comida sólida en nutrientes y energía. Mientras que las plantas poseen clorofila para realizar la fotosíntesis, los seres humanos y todos los animales, hongos, arqueas y la mayor parte de las bacterias son organismos heterotrofos y no pueden sintetizar compuestos orgánicos a partir de carbono inorganico. Incluso si un ser humano pudiese de alguna manera aprovechar la energía del sol a través de sus ojos y convertirla en energía y nutrientes, los ojos proporcionan un área demasiado pequeña, especialmente en comparación con las hojas de las plantas verdes. Además, los humanos requieren una mayor cantidad de energía para su sustento que las plantas. Mirar al sol tendría que ser decenas o centenas de veces más eficiente que la fotosíntesis para producir suficiente energía como para mantener a un ser humano mínimamente funcional.

Además del daño a los ojos, una exposición prolongada al sol incrementa el riesgo de padecer cáncer de piel.

Referencias[editar]

  1. Liberatore, Paul (2009-09-30). «Mill Valley man's film on people who stare at the sun among featured at festival». Marin Independent Journal. Consultado el 2009-10-17. 
  2. a b Stokkermans TJ, Dunbar MT (Oct 1998). «Solar retinopathy in a hospital-based primary care clinic». J Am Optom Assoc 69 (10):  pp. 625–36. PMID 9805443. 
  3. Swift online newsletter of the JREF
  4. «Robert Todd Carroll». Skepdic.com (1 de diciembre de 2003). Consultado el 22 de septiembre de 2009.
  5. Living on Light Research
  6. «Exposing the Secrets of Fringe Eye Care». Review of Optometry 141 (9). 15 September 2004. http://www.revoptom.com/content/d/therapeutics/c/17353/. 
  7. Ridgway, A. E. (1967). «Solar retinopathy». BMJ 3 (5559):  pp. 212–4. doi:10.1136/bmj.3.5559.212. PMID 6028468. 
  8. [1]
  9. [2]
  10. [3]
  11. Yannuzzi LA, Fisher YL, Krueger A, Slakter J (13 Apr 1987). «Solar retinopathy: a photobiological and geophysical analysis». Trans Am Ophthalmol Soc 85:  pp. 120–58. PMID 3328915. PMC 1298770. http://www.pubmedcentral.nih.gov/pagerender.fcgi?artid=1298770&pageindex=1. 
  12. D van Norren (1991). «Photochemical Damage to the Eye». News Physiol Sci 6 (6):  pp. 232–234. 1548-9213/91. http://physiologyonline.physiology.org/cgi/content/abstract/6/5/232. 
  13. Chen JC, Lee LR (November 2004). «Solar retinopathy and associated optical coherence tomography findings» (Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).). Clin Exp Optom. 87 (6):  pp. 390–3. PMID 15575813. http://www.optometrists.asn.au/gui/files/ceo876390.pdf. 
  14. Krasniz I, Beiran I, Miller B (1999-11-01). «Retinal lesion due to excessive exposure to sunlight». Harefuah 137 (9):  pp. 378–80, 431, 430. PMID 11419039. 
  15. n/a. «Health Effects from Ultraviolet Radiation: Report of an Advisory Group on Non-Ionising Radiation» (Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).). Documents of the NRPB 13 (6). ISBN 0-85951-475-7. http://www.hpa.org.uk/radiation/publications/documents_of_nrpb/abstracts/absd13-1.htm. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]