Suelos de Venezuela

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Río del Norte en el sector de Guatire.
Un bosque andino de montaña con una caída de agua.

Aunque Venezuela se localiza en la zona intertropical y la formación de sus suelos responde al clima correspondiente a su latitud, no posee en todas sus regiones el mismo tipo de suelo.

Clasificación[editar]

Los suelos venezolanos se agrupan en suelos azonales, suelos intrazonales, suelos de zonas áridas, semiáridas y posterioridad también podemos observar grandes cambios en los suelos cuando llueve y tenemos la llamada erosión de Gabriel José Hurtado.


Suelos azonales[editar]

Estos suelos, de origen rocas sedimentarias, que se forma por la acumulación de material en el extremo del río. Ellos, la erosión de no problema plana, se consideran muy fértil. Estos Lago de Maracaibo, el delta del Orinoco, Valles del Tuy y Yaracuy el sur, pasando Apure, ubicada en la parte occidental de la llanura de Cojedes a Barinas y Portuguesa.

Suelos intrazonales[editar]

Son suelos de origen residual, formados por restos de rocas que, debido al mal drenaje, permanecen en el mismo lugar donde se inició la meteorización. Por su propensión a la erosión, son poco aptos para la agricultura y necesitan sistemas de protección para su uso agrícola. En Venezuela, los suelos intrazonales se ubican en las zonas montañosas de los Andes y Falcón.

Suelos de zonas áridas y semiáridas[editar]

Son suelos residuales formados por un proceso de lateritización. Se les considera no aptos para la agricultura. Se localizan principalmente en las penínsulas de la Guajira y de Paraguaná y en algunas áreas de las costas orientales

Fertilidad de los suelos[editar]

Según la fertilidad, hay en Venezuela varios tipos de suelo:

Muy fértiles[editar]

Son suelos planos, sin problemas de erosión y ricos en nutrientes. Son buenos para todo tipo de cultivo. Se localizan en los estados Zulia, Mérida, Lara, Portuguesa, Yaracuy, Carabobo, Aragua, Miranda y Delta Amacuro.

Fértiles[editar]

Son suelos correspondientes a las laderas de las montañas. Aunque son propensos a la erosión, en ellos se cultiva maíz, café, árboles frutales y pasto. Se encuentran en los estados Apure, Barinas, Guárico, Anzoátegui, Monagas y Bolívar.

Poco fértiles[editar]

Se localizan en las áreas más elevadas de las montañas, en los páramos andinos venezolanos, donde las condiciones climáticas y de relieve son relativamente adversas para la agricultura. Sin embargo, en ellos se puede cultivar papa, fresa y alcachofa.

No fértiles[editar]

Son arenosos y pobres en nutrientes. En ellos se desarrolla una vegetación xerófita (cujíes, cardones). Se localizan en el estado Falcón y en la península de la Guajira.

Referencias[editar]

  • Bermúdez de Vidal, Mariela; Monagas, Rebeca (1999). Estudios de la naturaleza (Primera edición). OXFORD University Press. ISBN 980-370-002-2. 
  • Mogollón, Luis; Comerma Juan. Suelos de Venezuela (Primera edición). p. 313.