Suelos de Venezuela

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Aunque Venezuela se localiza en la zona intertropical y la formación de sus suelos responde al clima correspondiente a su latitud, no posee en todas sus regiones el mismo tipo de suelo.

Clasificación[editar]

Los suelos venezolanos se agrupan en suelos azonales, suelos intrazonales, suelos de zonas áridas, semiáridas y posterioridad también podemos observar grandes cambios en los suelos cuando llueve y tenemos la llamada erosión de Gabriel José Hurtado.


Suelos azonales[editar]

Son suelos de origen sedimentario, formados por acumulación de materiales que arrastran los ríos. Son planos, no presentan problemas de erosión y se consideran muy fértiles. Se ubican en los llanos occidentales, desde Cojedes hasta Apure, pasando por Portuguesa y Barinas, sur del lago de Maracaibo, delta del Orinoco, Valles del Tuy y Yaracuy.

Suelos intrazonales[editar]

Son suelos de origen residual, formados por restos de rocas que, debido al mal drenaje, permanecen en el mismo lugar donde se inició la meteorización. Por su propensión a la erosión, son poco aptos para la agricultura y necesitan sistemas de protección para su uso agrícola. En Venezuela, los suelos intrazonales se ubican en las zonas montañosas de los Andes y Falcón.

Suelos de zonas áridas y semiáridas[editar]

Son suelos residuales formados por un proceso de lateritización. Se les considera no aptos para la agricultura. Se localizan principalmente en las penínsulas de la Guajira y de Paraguaná y en algunas áreas de las costas orientales.

Fertilidad de los suelos[editar]

Según la fertilidad, hay en Venezuela varios tipos de suelo:

Muy fértiles[editar]

Son suelos planos, sin problemas de erosión y ricos en nutrientes. Son buenos para todo tipo de cultivo. Se localizan en los estados Zulia, Mérida, Lara, Portuguesa, Yaracuy, Carabobo, Aragua, Miranda y Delta Amacuro.

Fértiles[editar]

Son suelos correspondientes a las laderas de las montañas. Aunque son propensos a la erosión, en ellos se cultiva maíz, café, árboles frutales y pasto. Se encuentran en los estados Apure, Barinas, Guárico, Anzoátegui, Monagas y Bolívar.

Poco fértiles[editar]

Se localizan en las áreas más elevadas de las montañas, en los páramos andinos venezolanos, donde las condiciones climáticas y de relieve son relativamente adversas para la agricultura. Sin embargo, en ellos se puede cultivar papa, fresa y alcachofa.

No fértiles[editar]

Son arenosos y pobres en nutrientes. En ellos se desarrolla una vegetación xerófita (cujíes, cardones). Se localizan en el estado Falcón y en la península de la Guajira.

Referencias[editar]

  • Bermúdez de Vidal, Mariela; Monagas, Rebeca (1999). Estudios de la naturaleza (Primera edición). OXFORD University Press. ISBN 980-370-002-2. 
  • Mogollón, Luis; Comerma Juan. Suelos de Venezuela (Primera edición). p. 313.