Sueños de un seductor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Sueños de un seductor (Play It Again, Sam) es una película basada en la obra de teatro homónima de Woody Allen y llevada a la pantalla por el cineasta Herbert Ross, a petición de Allen quien, en sus palabras, "aún no sabía dirigir". La pieza teatral, también conocida como Aspirina para dos y que se había representado con éxito en Broadway, sería también uno de los primeros éxitos de Allen en el cine.

Foto de reparto de la comedia de Broadway (1969): en el centro, Tony Roberts (n. 1939) y Woody Allen; en el extremo de la derecha, Diane Keaton.

La historia, que es la de un cinéfilo que, afectado por su reciente divorcio, comienza a buscar una chica con quien estar y acaba enredándose en un triángulo amoroso con la esposa de su mejor amigo, fue adaptada para la pantalla de una manera pulcra y divertida. En un tono de comedia y con buen ritmo, el espectador se adentra en la vida de este sujeto, que imagina a Humphrey Bogart dándole consejos para ser un seductor.

Contiene referencias a muchas de las películas favoritas de Woody Allen. Fundamentalmente, cine europeo o El sueño eterno (1946) de Howard Hawks, pero sobre todo, Casablanca (Michael Curtiz, 1942), cuyo final parodia y de la que toma el título original (Tócala otra vez, Sam). La película es un primer esbozo del mundo del cineasta neoyorquino, que a partir de esta cinta dirigiría sus propias ideas, llegando a filmar una película por año hasta la fecha.

En Sueños de un seductor, el cine se confunde con la realidad, además de evidenciar la fortaleza en pantalla del dúo Allen-Keaton, que después realizarían otras películas juntos como Annie Hall y Manhattan

Otros datos[editar]

  • Guion original: Woody Allen (basado en su obra teatral)
  • Producción ejecutiva: Charles H. Joffe
  • Diseño de producción: Ed Wittstein
  • Escenografías: Doug von Koss
  • Color: Color (Technicolor)