Subcutánea

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La vía subcutánea es una de las cuatro vías parenterales que existen para la inyección de medicamentos. Clásicamente, esta vía estaba representada por la administración de insulina, heparina y vacunas. Sin embargo, con la incorporación del cuidado del enfermo terminal, las utilidades del acceso subcutáneo se han ampliado considerablemente en la atención primaria. A la hora de administrar una medicación se debe de actuar sistemáticamente, cumpliendo una serie de pasos:

Preparar el material necesario. Preparar el medicamento. Elegir el lugar de inyección. Administrar el medicamento

Se debe aplicar casi de forma horizontal respecto a la piel, así queda entre sus capas o en el tejido conectivo entre la piel y los músculos.

El procedimiento puede hacerse de forma ambulatoria por un médico. A veces puede explicarse como "una astilla", ya que no penetra en los músculos y es superficial.


Véase también[editar]