Spartan: Total Warrior

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Spartan: Total Warrior
Desarrolladora(s) The Creative Assembly
Distribuidora(s) Sega
Compositor(es) Jeff van Dyck
Plataforma(s) PlayStation 2, GameCube, Xbox
Fecha(s) de lanzamiento PlayStation 2
  • PAL 7 de octubre de 2005
  • NA 25 de octubre de 2005
  • JP 31 de agosto de 2006
GameCube
  • PAL 7 de octubre de 2005
  • NA 25 de octubre de 2005
Xbox
  • PAL 7 de octubre de 2005
  • NA 27 de octubre de 2005
Género(s) Acción
Serie Total War
Modos de juego Un solo jugador
Clasificación(es) BBFC: 15
CERO: D
ESRB: M
PEGI: 18+

Spartan: Total Warrior es un videojuego de acción épica en tercera persona para PlayStation 2, Xbox y GameCube Creado por la desarrolladora The Creative Assembly, se centra en batallas masivas, se remonta a los años 300 a.d. El personaje principal es espartano, a lo largo del juego se hace referencia a personajes importantes de la época como Arquímedes y Leónidas entre otros, el personaje es ayudado por los dioses y a lo largo del juego mejorará su equipamiento y habilidades como en un videojuego de rol; contiene toques épicos y se hace uso de la magia.

Historia[editar]

El juego se desarrolla en el reinado del emperador Tiberio, con el ejército romano invadiendo Grecia. Cada ciudad griega ha caído, con la única excepción de Esparta, que se prepara para la inminente llegada de las hordas romanas. El protagonista es un personaje conocido simplemente como "El Espartano", un huérfano criado desde la infancia para ser un soldado. Los amigos más cercanos del Espartano son los hermanos Cástor y Pólux, y juntos le sirven al rey espartano, Leónidas. Al comienzo del juego, El Espartano es contactado por Ares, dios de la guerra, que propone un trato: él ayudará al Espartano a derrotar a los romanos y revelar su verdadera identidad a cambio de que el Espartano envíe una venganza sin especificar la cual Ares anhela.

Los romanos atacan la ciudad, tratando de derribar las murallas, pero son repelidos. El general romano, Craso envía a Talos, un gigante de bronce animado, para atacar las murallas. Los espartanos son capaces de contener a los romanos el tiempo suficiente para que el Espartano destruir a Talos. Esa noche, Ares le ordena al Espartano que se infiltre en el campamento romano y recupere las Espadas de Atenea, que los romanos robaron del Partenón durante la conquista de Atenas. El Espartano tiene éxito, y en el proceso libera a Electra, líder de las Amazonas. Ella le advierte a los espartanos que los romanos han construido una nueva arma muy poderosa, capaz de exterminar toda la ciudad. Ella prueba tener razón cuando Craso revela un arma accionada por Medusa, con la capacidad de convertir falanges enteras en piedra. A medida que el ejército espartano hace su última defensa en las ruinas de la ciudad, El Espartano se abre camino hacia Craso, a quien mata y destruye el arma.

En las secuelas de la batalla, Ares una vez más le habla al Espartano, dándole instrucciones de ir a las ruinas de Troya y recuperar la Lanza de Aquiles, ya que sólo con esta arma él será lo suficientemente poderoso como para derrotar a los romanos. El Espartano viaja a través de las Badlands al norte de Grecia, con Cástor, Pólux y Electra, salvando una aldea de los guerreros bárbaros bajo el mando de Beowulf. A su llegada a la ciudad en ruinas, El Espartano entra en el inframundo de Troya, donde se encuentra con Sejano, el prefecto pretoriano que actúa como hombre de confianza de Tiberio. Sejano es también un poderoso nigromante, resucitando a muchos guerreros no muertos romanos, troyanos y griegos. El Espartano se abre camino a través de las ruinas de la ciudad, pasando por las tumbas de Príamo, Héctor e incluso el Caballo de Troya. Al llegar a la tumba de Aquiles, él es una vez más enfrentado por Sejano, que le hace luchar con una copia exacta de él mismo, con las mismas habilidades y conocimientos. El Espartano sobrevive otra vez, y recupera la Lanza de Aquiles. Él se abre una salida del inframundo, reincorporándose con sus aliados, e intenta salir de la ciudad. Sin embargo, los espartanos son informados por Sejano que Esparta ha caído en su ausencia. El Espartano es confrontado entonces por la Hidra, despertada de su letargo por Sejano para matarlo. Sin embargo, sale victorioso una vez más.

El Espartano ahora viaja a Atenas, donde conoce al científico Arquímedes, quien lidera la Resistencia Ateniense contra los romanos ocupantes. Él ayuda a la resistencia al proteger a Arquímedes de los asesinos romanos, salvando a varios miembros de la resistencia de la ejecución, y conduce al pueblo de Atenas en una revolución, asaltando la mansión ocupada por Sejano y la Guardia Pretoriana. La mansión es tomada, y los romanos asesinados, pero Sejano escapa. El Espartano re-activa uno de los inventos de Arquímedes, el Ojo de Apolo, para impulsar un arma de rayos, que usa para derribar al dragón Ladón, usado por Sejano como un corcel. Una vez desmontado, Pólux carga contra Sejano, pero el prefecto lo mata fácilmente, convirtiéndolo en un esbirro no-muerto con quien Cástor se ve obligado a luchar, mientras que El Espartano y Electra luchan con Sejano. Lo derrotan, y lloran a Pólux, pero celebran que los romanos son expulsados de Atenas.

Dejando Atenas, El Espartano y Cástor viaja a Roma, a través de las Puertas de Saturno, una fortaleza fuertemente custodiada en los Alpes. En el complejo, se encuentran con un Sejano no muerto, que ha regresado del Hades. El Espartano mata a las sacerdotisas de Sejano, de quienes recibe su poder, antes de finalmente derrotar a Sejano de una vez por todas, mientras que el ejército espartano masacra a la guarnición romana. Los espartanos continúan hacia Roma, donde planean matar a Tiberio. El Espartano utiliza las alcantarillas y catacumbas romanas para infiltrarse en la ciudad, mientras que los otros viajan sobre la superficie al Coliseo, donde Tiberio asiste a un torneo de gladiadores. El plan es matar a Tiberio colocando explosivos bajo su plataforma. El Espartano logra a navegar las alcantarillas, y llega a la superficie, después de matar al Minotauro, que se había soltado bajo tierra. Sin embargo, los otros son descubiertos y obligados a detonar la bomba antes de tiempo, sin matar a Tiberio. El Espartano salva a Electra y Cástor de la muerte, yse abre camino hasta Tiberio. Sin embargo, Tiberio comete suicidio por temor a un "maestro" desconocido. El Espartano se abre paso al ruedo, donde conoce al verdadero antagonista de la historia; Ares. Ares le dice al Espartano, que él es el hijo de una de las siervas de Afrodita. La sierva le reveló el romance de Ares con Afrodita a su marido, Hefesto. Ares mató a la sierva, pero fue desterrado por los otros dioses. Para salvar su vida de la ira de Ares, El Espartano perdió todo conocimiento de su pasado, y fue enviado a vivir con los espartanos, habiendo recibido poderes sobrehumanos y las habilidades para protegerse a sí mismo. Él fue ocultado de Ares, que había ayudado a los romanos a conquistar Grecia puramente a fin de localizar al Espartano y llevar a cabo su venganza final. Ares también revela que Leónidas murió pidiendo la ayuda del Espartano. Ares y El Espartano luchan, con El Espartano matando al dios. Al final del juego, Cástor, el nuevo rey de Esparta, dice,

"Había acabado. Nuestro viaje épico para detener a Tiberio y al Imperio Romano nos había atraído a este momento. El Espartano descubrió su verdadera identidad, derrotó al Imperio, y combatió a un dios vengativo para liberar a su pueblo. Un guerrero, un héroe, una leyenda."

Habilidades de las armas[editar]

Cada arma en el juego está preparada para un estilo de batalla contra el enemigo, algunas son más eficientes que otras contra ciertos enemigos.

Espadas de Atenea:

Son dos espadas que pertenecieron a Atenea (diosa de la guerra y la sabiduria), con estas dos armas, el Espartano tiene movimientos y ataques mas veloces, si bien estas no hacen tanto daños como otras armas, son especiales para mantener a los enemigos alejados, y hacer jugadas rápidas. Al levantarlas en alto, un conjunto de rayos mata a los enemigos cercanos o les provoca graves daños, o también se pueden usar para atravesar a un enemigo y que explote en relámpagos. Se obtienen al infiltrarse en el campamento romano y rescatarlas.

Escudo de Medusa:

Este escudo y espada, es el conjunto preferido del Espartano, en una mano posee la espada, con esta, es capaz de acabar con los enemigos en unos pocos golpes, en la otra mano, tiene el escudo que es la mejor defensa que el Espartano llegará a encontrar. La velocidad de ataque que uno posee con estas armas es veloz, no al nivel de las espadas de Atenea, pero con respecto a su velocidad y fuerza se encuentra en segundo lugar. Lanza varios rayos al cielo, que convierten a todos los enemigos del campo en piedra por unos instantes. Se obtiene al matar a Craso.

Mazo Mortal de Beowulf:

Esta arma de dos manos, esta en primer lugar respecto a su fuerza, con tan solo un golpe, el arma acaba rompiendo los escudos de los enemigos y con un segundo golpe termina con la vida del enemigo. Aunque esta arma represente gran fuerza, no es de gran velocidad, en el tiempo que el jugador ejecuta los golpes puede ser herido por algún enemigo que se encuentre cerca. Su habilidad magica hace sacudir la tierra, aturdiendo a los oponentes y proovocándoles algunos daños. Se obtiene al matar a Beowulf.

Lanza de Aquiles:

Esta arma de dos manos era la favorita de Aquiles, es la última que el Espartano logra adquirir, es un arma de fuertes golpes (no tanto como el Mazo de Beowulf o como el Escudo de Medusa) y de una velocidad promedio, el único detalle negativo del arma, es que es muy de uno contra uno, no es muy útil para pelear contra masas de enemigos. La habilidad magica provoca que el Espartano se envuelva en llamas, haciendo que cualquiera que lo ataque reciba daños también. Se obtiene al matar a Némesis.

Jugabilidad[editar]

STW contiene una jugabilidad diferente de los demás juegos, ya basta de ese sentimiento de "yo solo contra todo el universo" ahora las cosas serán mucho más realistas, tendremos aliados espartanos que trataran en lo más posible de ayudarnos, aunque así casi no sirven puesto que sino, el juego perdería su sentido, seremos capaces de atacar veloz y muy fuertemente contra los enemigos en comparación con nuestros aliados, podremos cubrirnos con nuestros escudos o golpear a los enemigos con este, atacar en el suelo, o rodar en este para esquivar ataques, hasta incluso podremos sacar rayos y truenos de tus armas, congelar a todos y unas cuantas cosas mas, tendremos un arco y flechas para atacar a distancia, si es que estamos débiles, podremos atacar en masa, (como 5 flechas por tiro.) todo esto para un solo propósito, sobrevivir y destruir.

Después de cada escenario, (muy bien detallados) podremos utilizar los "favores de los dioses" que son como monedas que podemos utilizar para mejorar nuestras habilidades, lamentablemente solo tenemos dos, DAÑO, (la cantidad de daño que le provocamos a los enemigos) y SALUD (la cantidad de vitalidad y de resistencia a todos los ataques,) pero espera, también, después de pasar unos cuantos niveles, se desbloqueara una nueva habilidad, la fuerza, lo malo es que si agregas al principio, no habra cambio alguno, pero si es completado, dará un GRAN resultado, el espartano pasara a ser un HEROE, y si llegas de nuevo a completarla, serás una LEYENDA, cada vez que aumentes el nivel, tu personaje dejara de ser un simple vagabundo, se convertira en un soldado con gran armadura dorada, el guerrero perfecto.

Y como siempre, habran distintos jefes que deberán ser derrotados por nuestro personaje, la mayoría son humanos, pero pueden ser barbaros, demonios, criaturas míticas, generales y demás.